«La pintura de Guayasamín está cada vez más vigente»

En el espacio cultural Nuestos Hijos, el ex predio de la ESMA que reconvirtió la Fundación Madres de Plaza de Mayo, está abierta una retrospectiva del gran maestro del realismo y la denuncia social, el ecuatoriano Oswaldo Guayasamín (1919-1999). La muestra, que permanecerá abierta hasta el 30 de abril, recorre algunas de las series que compuso el artista a lo largo de su vida: La Madre, Los Mártires, Mujeres Llorando, Muerte del Che, como también un retrato de Atahualpa Yupanqui y un autorretrato.

Además de las obras de gran tamaño, se pueden encontrar dibujos, bocetos, fotos de las Madres y un video con la voz en off de Fidel Castro, en ocasión de la inauguración en 2002 de la Capilla del hombre, la obra que Guayasamín no pudo ver finalizada en su totalidad por su muerte, a los 80 años.

La exposición fue declarada de interés nacional, y una vez finalizada seguirá su itinerario por Ecuador, Cuba y los Estados Unidos, donde también estará presente el recordatorio a los 90 años del nacimiento del pintor y de los 32 años de lucha de las Madres de Plaza de Mayo.

Uno de los hijos del artista, Pablo Guayasamín, director ejecutivo de la Fundación Guayasamín, dialogó con Clarín sobre la obra de su padre.

– ¿Cuál es su sensación sobre la inauguración de la muestras?

– Este es un sitio ideal. Es un sitio que fue un hueco oscuro y ahora está naciendo un árbol que es la vida y un árbol que va a abrazar y dar sombra a todo nuestro continente. Creo que es un momento muy emotivo porque el cariño, el respeto que nos dan las Madres es impresionante. También la serenidad, la tranquilidad y una fe en que los hijos nuestros no han muerto en vano. Los 32 años de la vida de las Madres, los 80 años de pintura de mi padre es lo que aquí está representado; ninguno de los dos se equivocó al buscar un nuevo horizonte de paz, de serenidad, de un no a la guerra, un no a la muerte. Y ahora estamos celebrando ese triunfo.

– ¿Cuál es la vigencia de la pintura de su padre en este nuevo siglo?

– Yo creo que la pintura de Guayasamín está cada vez más vigente. Es decir, no se equivocó en lo que él quiso pintar y lo que quiso denunciar al planeta tierra.

– En la serie "Mujeres llorando" que pertenecen a la Guerra Civil española, podemos ver un paralelo con las madres palestinas.

– Y con las Madres de la Plaza de Mayo. Mira, son siete cuadros como los siete días de la semana, donde la madre está como muerta en vida, está enterrada, en el fondo es un féretro. Quiere decir siete días a la semana que es un dolor permanente, infinito. Y solamente rostros y manos en imploración, en llanto, en dolor. Pero pese a esos dolores y llantos está presente la madre y está luchando por sus hijos y está luchando por este mundo mejor y ese es el mensaje maravilloso.

– ¿Cómo fue el vínculo entre Madres de Plaza de Mayo y Oswaldo Guayasamín?

– Mira, hay un imán que sin lugar a duda es la Revolución Cubana. Quién no ha pasado por la Revolución Cubana, quién no ha estado allá, que políticos honestos no han llegado, y entonces ese fue el camino por medio del cual Guayasamín conoció a las Madres de Plaza de Mayo. En 1983 él hace un afiche, un cartel en homenaje a las Madres de Plaza de Mayo, en solidaridad con ellas. Eso quiere decir que estamos hablando de 26 años de una identificación de la obra de Guayasamín con las Madres.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS