La PAH denuncia la actitud de Ibercaja Banco

Publicidad

Caja de Ahorros de la Inmaculada (CAI), como caja de ahorros que era, debía tener como único objetivo el beneficio de la sociedad aragonesa, sin embargo, y tal y como lo expresa la Plataforma de Afectados de la Hipoteca (PAH), especuló con el dinero de los y las aragonesas durante el boom inmobiliario.

La Comisión de Investigación en las Cortes de Aragón sobre CAI concluyó que esta realizó un “desmedido negocio inmobiliario”. Dicha comisión advertía de una “expansión inmobiliaria desordenada” que llevó a la CAI a tener casi la mitad de su inversión crediticia en el sector inmobiliario.

Desde 1999 hasta 2007, creó 79 sociedades ligadas al ladrillo. Estos productos que se convirtieron en tóxicos tras el estallido de la burbuja inmobiliaria y le crearon un agujero de 1.500 millones de euros. Esta forma de especular desmedida provocó que en 2013 la CAI recibiera 407 millones de euros del FROB, es decir, del dinero de todos.

Con fecha 1 de octubre de 2014 culminó el proceso de fusión de Ibercaja Banco y Banco Grupo Cajatres, S.A.U. Como consecuencia de la fusión por absorción, Ibercaja Banco, S.A. asumió todas las obligaciones y quedó subrogado en el ejercicio de todos los derechos y acciones de Banco Grupo Cajatres, S.A.U. La entidad ultima su mayor desinversión, con la que traspasa 900 millones en crédito promotor, un tercio de su cartera, a un fondo de Estados Unidos y lo hace antes de salir a Bolsa o fusionarse.

La entidad presidida por Amado Franco tiene otro proyecto en marcha con el que busca vender la mayor parte de sus activos adjudicados: 6.900 unidades residenciales, 1.300 locales y naves industriales y 600 terrenos, valorados en 800 millones. Sin embargo, tal y como denuncia la PAH, continúan sin dar soluciones reales, ni factibles a las personas y familias que han pagado durante años.

“Ahora sólo quieren ganancias y sobreendeudar más a las familias mostrando un absoluto desprecio hacia éstas” denuncian desde la plataforma, quienes además advierten que “a raíz de la fusión y creación de Ibercaja Banco, se está intentado que los afectados firmen un acuerdo de rebaja de cláusulas suelo, nunca se eliminan y además renunciar a realizar cualquier tipo de reclamación posterior”.

Ibercaja Banco ejecuta desahucios para quedarse con las casas de la gente

“Habiéndose quedado ya con el dinero que las personas han pagado durante los años que tuvieron trabajo, reclama también deudas por valor de miles de euros que inflaron sus propias tasadoras, y que además de perder la vivienda familiar, la gente quede endeudada de por vida, lo que lleva a vivir en la exclusión social y en la vulnerabilidad”, advierten desde la PAH, y muestran algunos ejemplos de estas prácticas:

Elisabeth y José con tres hijos. Les concedieron un préstamo hipotecario en 2006, sin ingresos fijos y poniendo como garantía hipotecaria la vivienda de sus padres. A partir del 2009 y a pesar de la situación límite de la familia, le vuelven a formalizar dos novaciones del préstamo, y en 2013 un nuevo contrato de novación modificando la clausula abusiva del 4,25% al 2,5%, a pesar de haber pagado hasta hace poco tiempo ahora están en riesgo dos viviendas por que la deuda en este momento es similar a la del 2006.

Guadalupe y Eduardo. Reciben un préstamo de CAI. en 2009 empezaron los problemas económicos, pidieron anulación de cláusulas abusivas y no tuvieron contestación. en 2011 la situación se agrava por un accidente y a Eduardo le dan la invalidez total. Presentaron hasta seis solicitudes de dación en pago y les subastan, dejándoles una deuda de 65.000 euros. Han recibido del juzgado la orden de lanzamiento de su vivienda para en este mes noviembre aún sabiendo que no pueden echarle de su casa estando acogido a la moratoria hasta el 2017.

Cecilia y Luis. Solo cobran el subsidio de 426 euros al mes. Ibercaja, no solo les quiere quitar la casa, sino que les pregunta cuánto podrían pagar al mes de hipoteca para así calcular cuánto dinero dejarles de deuda.

Fany. Sus ingresos son de 450 euros al mes, con una discapacidad reconocida del 35%, madre de dos hijos, uno de ellos con discapacidad del 37%. Su situación es límite. Ha solicitado dación en pago y alquiler social, tiene avalistas que a su vez están pagando sus hipotecas. La contestación verbal de Ibercaja, que no la quiere dar por escrito es “concedida dación en pago pero le queda un resto de 25.000 euros a negociar la forma de pago”.

Desde la PAH denuncian que “es una vergüenza que Ibercaja-CAI se quede con el dinero pagado por las personas durante años y con las casas, habiendo recibido cientos de millones de dinero público, y además, pretende dejar una deuda que condena de por vida a las familias”. Por ello, anuncian que no dejarán de protestar ante Ibercaja Banco, hasta que “se comporte como anuncia en su Obra Social, y se ponga al servicio de los ciudadanos”.

http://arainfo.org/2015/12/la-pah-denuncia-la-actitud-de-ibercaja-banco/

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More