La OEA en apuros

Desde que en 1962 Cuba fue resueltamente expulsada de la OEA por sus medidas revolucionarias contrarias a las directrices del gobierno de los Estados Unidos,&nbsp ningún Secretario General de esta organización ha estado en tantos apuros como el actual José Miguel Insulza.

Ha declarado:&nbsp "Creo que [el aislamiento] fue una mala idea. . . . Cuba es miembro de la OEA. Su bandera está aquí».

Esta expresión fue casi a punto de iniciarse en Puerto España, en Trinidad y Tobago, la V Cumbre de las Américas,&nbsp este viernes, sábado y domingo, que patrocinadas desde 1994 por el gobierno de los Estados Unidos y asumida como “suya” por la Organización de Estados Americanos tiene en su agenda los temas de la energía, la seguridad y el cambio climático.

En un reporte de EFE del 12 de abril, publicado en Telecinco, se recoge:” El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, descartó hoy que los mandatarios aprueben durante la V Cumbre de las Américas una resolución sobre Cuba, ni que tampoco sea incluida una mención específica a La Habana en la declaración”.

Y puntualizaba que “no ve espacio para una resolución dado que el embargo impuesto por Washington a La Habana en 1962 "es materia de Estados Unidos" y una posible reintegración de Cuba al Sistema Interamericano "supone decisiones por parte de la Asamblea General de la OEA".

&nbsp (http://www.telecinco.es/informativos/internacional/noticia/886205/886205

Es decir, el señor Inzulsa está ante una disyuntiva ética y de decisión política. Pero el chileno, Secretario General de la OEA, no puede pasar por alto que la correlación de fuerzas en América Latina es muy diferente a 1962 cuando la Isla&nbsp fue expulsada de la OEA y de cuando en 1994 por iniciativa de William Clinton, Presidente de los Estados Unidos, se convocó en Miami a la primera Cumbre de las América en momentos donde se hablaba “del fin de la historia” y de la imposibilidad de que la Revolución cubana pudiera resistir la caída del campo socialista y a la profunda crisis económica que se provocó, agudizada, además,&nbsp por un recrudecimiento del bloqueo económico, financiero y comercial que hoy acumula pérdidas por más de 100 mil millones de dólares.&nbsp

La correlación de fuerzas también es diferente a noviembre de 2005 cuando en Mar de Plata, Argentina, tuvo lugar&nbsp la IV Cumbre de las Américas. En un breve resumen podemos afirmar que estas cumbres no salvaron a los países de América Latina y del Caribe del hambre, la miseria, la agudización de las diferencias sociales, del desempleo, y el narcotráfico entre otros males, pues uno de sus engendros, el ALCA (Área de Libre Comercio de las Américas) condujo a un neoliberalismo salvaje.

Hoy son más los países de Latinoamérica y el Caribe con una visión diferente del presente y del futuro, y en particular d e la posición a asumir ante el nuevo gobierno de los Estados Unidos, que está obligado a rediseñar su política hacia esta área.

En su mensaje a la V Cumbre, el Presidente Barak Obama, el pasado día 16, &nbsp expresó&nbsp que “su &nbsp gobierno tiene el compromiso de renovar y mantener relaciones más amplias entre Estados Unidos y el resto del continente americano por el bien de la prosperidad y la seguridad comunes”.

Agregó:” Finalmente, la cumbre ofrece a todos los líderes democráticamente electos la oportunidad de reiterar los valores que compartimos. Nuestros países han emprendido sus propios caminos democráticos, pero debemos estar unidos en el compromiso con la libertad, la igualdad y los derechos humanos. Por eso anhelo que llegue el día en que todos los países de las Américas puedan ocupar su lugar en la mesa conforme a la Carta Democrática Interamericana. Y así como Estados Unidos persigue ese objetivo en su acercamiento al pueblo cubano, esperamos que todos nuestros amigos en las Américas se nos unan para apoyar la libertad, la igualdad y los derechos humanos de todos los cubanos”. (www.elnuevoherald.com/ Mensaje del presidente Barack Obama a propósito de la Cumbre de las Américas)

Obama quizás no contara en ese momento con la suficiente información para prever que al día siguiente en Cumaná, Venezuela , en la V Cumbre Extraordinaria&nbsp del&nbsp ALBA, nacería una manifestación unánime de sus miembros de rechazo a la Declaración Final de la V Cumbre de las Américas que este viernes, sábado y domingo sesiona en Trinidad y Tobago. Dos causas esenciales llevaron a esa decisión: No incluir&nbsp en su agenda un análisis profundo que lleve a propuestas concretas para enfrentar la crisis estructural del capitalismo que afecta al área y la exclusión de Cuba de este foro y no condenarse enérgicamente el bloqueo de Estados Unidos sobre la Isla.

El tema Cuba ya ha sido abordado por presidentes latinoamericanos en esta V Cumbre de las Américas que han exigido&nbsp el fin del bloqueo, no su flexibilización,&nbsp en correspondencia incluso con reiteradas decisiones de los países miembros d e la ONU, lo que siempre ha sido rechazado por el gobierno de los Estados Unidos.

El Presidente cubano Raúl Castro, en sus intervenciones en la cumbre extraordinaria del ALBA insistió en que Cuba no tenía el más mínimo interés de regresar a la OEA, expuso las causas de&nbsp esa disposición recurriendo a la oscura y criminal&nbsp historia de esa organización, y&nbsp reiteró la decisión&nbsp de negociar sobre cualquier&nbsp tema con el Gobierno de los Estados Unidos sin imposiciones, en igualdad de condiciones y sin ceder en lo &nbsp más mínimo en la soberanía y en el proyecto social socialista de la Revolución.

Proféticamente en julio de 1884, desde Nueva York, el Apóstol de América, nuestro José Martí, sentenció:&nbsp Por Cuba va a cuajar la emancipación de la América””.

Y así es. Esta V Cumbre de las Américas, convocada desde los Estados Unidos, va siendo ya&nbsp &nbsp muy diferente a todas las anteriores, la próxima no podrá ser igual y la OEA, si existe, estará obligada a marchar por otro carril.

El señor Miguel Inzulsa no tiene la Cumbre que deseo, ni Barak Obama tampoco.

Cuba, en cambio, sigue su camino.

&nbsp

&nbsp

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS