La nueva estrategia de VOX: provocar, fotografiar y criminalizar

La formación ultraderechista pone en marcha una nueva estrategia criminalizadora tras sus mitins en Euskal Herria

Publicidad

Estos días nos han dejado unas imágenes que, por desgracia se están haciendo habituales en los últimos años en Euskal Herria. Mitin de la ultraderecha, protección absoluta de estos por parte de la zipaiada, protestas antifascistas, cargas policiales, detenciones…

Pero, la novedad en estos días en las protestas antifascistas transcurridas en Bilbo, Sestao, e Irún ha sido el intento por parte de la ultraderecha y su aparato mediático de victimizarse y criminalizar a militantes antifascistas concretos desde sus cuentas en las redes sociales.

La estrategia a seguir ha sido la siguiente: caras visibles de la prensa ultra española vinculados con Vox han acudido a los mítines utilizando la provocación contra lxs antifascistas para, una vez calentado el ambiente, fotografiar y grabar en video a quienes protestan contra la provocación y el discurso de odio ultraderechista.

Estas fotos y videos han sido difundidas desde cuentas oficiales de Vox, por cuentas afines, y retuiteadas desde los miles de cuentas bot creadas por este partido fascista con la intención de generar un falso relato donde Vox serían las víctimas.

A esto se suman episodios como el de la dudosa agresión con una piedra a la diputada de Vox Rocío de Meer, que no requirió atención médica, no tiene parte de lesiones alguno, ni herida, ni hinchazón, dan una idea de cuál está siendo la nueva estrategia de los del partido de Abascal.

Es una vieja estrategia del fascismo el victimizarse para, con el efecto en la opinión pública conseguida por esta victimización, criminalizar a personas concretas. En este caso, a lxs vecinos de las distintas ciudades vascas que acudieron a protestar contra las consignas xenófobas, homófobas, patriarcales, autoritarias y abiertamente fascistas de esta formación.

En este nuevo intento de fake news precocinadas el partido ultra ha contado con la colaboración de “periodistas” como Alvise Pérez que denunció haber sido agredido por varios antifascistas, subiendo un video imparcial, donde los hechos ya han comenzado con anterioridad y además en una imagen se le ve entendiendo el dedo corazón en gesto despectivo hacia las personas que protestaban contra su presencia en Irún.

Otros medios fascistas como “Diario Patriota” directamente han elevado los tuits de Vox a la categoría de noticia, sacando caras de antifascistas y acusándolos de tirar piedras, sin probarlo en ningún momento, pura y dura criminalización gratuita del antifascismo.

Esta estrategia supone subir el termómetro de la provocación que, atada a la criminalización de personas concretas, trata de convertir en víctimas a lxs provocadorxs y de conseguir que antifascistas participantes en las manifestaciones sean imputados, ya que el partido ultraderechista siempre cuenta con la entusiasmada colaboración de los distintos cuerpos policiales. Y obviamente la Ertzaintza no es ninguna excepción.

Desde el antifascismo debemos estar atentxs y denunciar publicamente esta nueva estrategia de bulos criinalizadores que, por desgracia, les da sus réditos políticos en el Estado español, mientras que aquí en Euskal Herria sólo trae más miseria y represión.

Fuente: La Haine

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More