La jueza deja en libertad a cuatro de los siete encarcelados por la pelea de Altsasu

Publicidad

La jueza Carmen Lamela de la Audiencia Nacional ha dejado en libertad con cargos a  Aratz Urrizola, Iñaki Abad, Julen Goikoetxea y Jon Ander Cob. Mantiene para los 7 acusados la imputación por terrorismo en concurso ideal con delitos de atentado, incitación al odio y lesiones.
_________________________________________
La Audiencia Nacional ha acordado la libertad de cuatro de los siete detenidos por la agresión de los guardias civiles de Alsasua (Navarra). Así lo ha decidido la juez Carmen Lamela tras tomarles declaración y comunicarles los delitos de los que se les acusa:  terrorismo en concurso ideal con delitos de atentado, incitación al odio y lesiones.

Los siete detenidos fueron enviados a la cárcel a finales del mes de noviembre tras ser identificados por los agredidos como participantes en la acción contra los agentes y sus parejas, ocurrida en la madrugada del 15 de octubre en un establecimiento de la localidad navarra.

Los acusados que quedan en libertad son Aratz Urrizola, Iñaki Abad, Julen Goikoetxea y Jon Ander Cob, mientras que Jokin Unamuno, Adur Ramírez y Oihan Arnanz seguirán en prisión incondicional.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional había solicitado este lunes mantener en prisión a los siete acusados. Durante la celebración de las vistas de apelación para estudiar los argumentos de las defensas, que recurrieron el encarcelamiento, el fiscal José Perals alegó que la juventud de los acusados, de edades comprendidas entre los 19 y los 24, incrementa el riesgo de fuga ya que su arraigo es menor.

La liberación de los detenidos coincide con la visita a Madrid de sus familias, que este martes tenían previsto reunirse en el Congreso con representantes de varios partidos.

Las familias creen que traslado de los hechos al tribunal que enjuicia casos de terrorismo «alimenta la tesis» de que se busca «una tipificación penal ejemplarizante». Aseguran que los informes policiales no apuntaron a un delito de terrorismo y, en contra de lo que piensa la juez instructora, Carmen Lamela, no se trató de una paliza organizada.

Así, para estas familias se trata de  «unos hechos acontecidos en un bar a altas horas de la madrugada, no premeditados y con resultado de lesiones leves». «Desde el convencimiento de que nunca debieron suceder, creemos que el caso debe juzgarse en Navarra», defienden.

http://www.eldiario.es/politica/Libertad-detenidos-agresion-Alsasua_0_592841339.html

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More