Publicado en: 17 octubre, 2015

La Izquierda es posible

Por Lois Pérez Leira

A pocos días del cierre de las últimas candidaturas, la izquierda intenta crear una nueva alternativa electoral.

Mientras Podemos oculta su origen de Izquierda, casi coincidiendo con las tesis del neoliberalismo de los años 80, que señalaba el fin de las ideologías. No la de ellos. ¡Por supuesto!. Mientras tanto  otras organizaciones y pensadores, se han convertido en los abanderados del ciudadanismo “enfermedad infantil del posibilismo”, otra cara de la misma moneda. En esta crisis de representatividad de la izquierda, nos encontramos que esta definición tan clara y con tanto historia, que se define con la palabra “izquierda”, ha sido abandonada por estos iluminados y nuevos izquierdistas avergonzarte. Hasta el PCE y su coalición Izquierda Unida, ahora disfrazada de Ahora en Común, se han mimetizado en estas corrientes individualistas, que cuestionan las distintas culturas de las izquierdas y el papel de la tradición de lucha y de los propios protagonistas de los cambios, realizados por los mismos, en tantas décadas de militancia, sacrificios , persecuciones… Estos encantadores de serpientes son los mismos que han dejado  en el camino el concepto República, socialismo, capitalismo, antiimperialismo. Son los que ya no hablan más de la solidaria con los procesos revolucionarios de Venezuela, Bolivia o Ecuador. Ni hablar de Cuba socialista. A pesar de  estos mamarrachos de la nuevas políticas “Proges”, dirigentes sensatos, -que no se caracterizaron en su militancia anterior por ser los más radicales exponentes de la izquierda-  han entendido con sensatez, que esta denominación, su referencia política está vigente y es necesaria. Por ello figuras como Cristina Almeida, Gaspar Llamazares, Beatriz Talegón, Javier Madrazo, Almudena Grandes, Mayor Zaragoza, el poeta Luis García Montero, el ex Fiscal Jefe anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo, la dirigente critica de Podemos Carolina Huelmo, han tomado la iniciativa de defender este concepto y dar los pasos necesarios para que las distintas culturales de la izquierda, puedan confluir en una alternativa política y electoral. Donde las organizaciones políticas puedan darle una opción a los trabajadores/as y a los sectores afectados por la crisis capitalista,  para que voten claramente por la Izquierda, sin vergüenza y sin travestimos ideológicos. En estos días muchas organizaciones políticas, organizaciones sociales y activistas, darán un paso trascendental, al margen de lo posibles resultados electorales. Iniciar un proceso de reconstrucción de la izquierda como herramienta política, trasformadora, movilizadora y también electoral. Decía el otro día si pudiéramos tener en el parlamente a un Sagaseta a un solo Sagaseta, otro gallo cantaría. Necesitamos que una vos clara y contundente de la izquierda como la de Beatriz Talegón -por ejemplo- en otras, que utilice al Parlamento para llevar los reclamos del conjunto de la sociedad, que no se siente representada por esta democracia dantesca y corrupta. Por ello somos muchos y muchas los que creemos que la Izquierda es Posible. Que Debemos de abrir un proceso constituyente que declara la Tercera República.

La Izquierda es posible y necesaria.

Lois Pérez Leira

Coordinador General de La Izquierda.

-->
COLABORA CON KAOS