La izquierda abertzale de Anoeta denuncia la actitud de la Ertzaintza y el PNV

&nbsp que busca «asustar a la juventud vasca» y «silenciar el mensaje favorable a la independencia y a un cambio real».

El pasado sábado, la Ertzaintza arrestó en Anoeta a tres jóvenes de Tolosaldea que se encontraban pegando carteles firmados por Segi. Ante la negativa de los jóvenes a declarar, la Ertzaintza les dejó libres, aunque están a la espera de la citación judicial, ya que se les acusa de «colaboración con organización ilegal».

Desde la izquierda abertzale denunciaron ayer, a través de un comunicado, que «no es la primera vez que sufrimos la represión de la Ertzaintza y de otros cuerpos policiales en Anoeta» y afirmaron que «este tipo de sucesos dejan a la vista el estado de excepción que se vive en Euskal Herria».

En ese sentido, remarcaron que «las detenciones y encarcelamientos que se dan por trabajar a favor de la independencia y el socialismo dejan a la vista la falta de democracia que sufrimos en Euskal Herria».

En la nota, aseguraron que estas acciones policiales «tienen el objetivo de asustar a la juventud vasca para desactivar su lucha y convertirla en el modelo de jóvenes que ellos buscan». Por ello, les echaron en cara el buscar una juventud «pasiva, que no luche por sus objetivos y que no se levante ante el sistema que nos oprime».

Silenciar el mensaje

Por otro lado, la izquierda abertzale de Anoeta cargó duramente contra el papel del PNV, «porque es quien ordena a sus ertzainas detener, castigar y, en multitud de ocasiones, llevar ante los jueces españoles a los jóvenes vascos».

Añadieron que los jeltzales buscan «silenciar el mensaje a favor de la independencia y el socialismo que la juventud está consiguiendo con su trabajo» para «demostrar al PSOE que será un buen compañero de camino a la hora de defender los intereses de España».

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS