La Inspección de Trabajo de Almería sanciona a Michelin en su Centro de Experiencias de Níjar (CEMA)

Tras desatender la solicitud de CGT de paralización de la actividad por considerar la existencia de riesgo grave e inminente, ahora responde con sanción y recargo de prestaciones.

Tras desatender la solicitud de CGT de paralización de la actividad por considerar la existencia de riesgo grave e inminente, ahora responde con sanción y recargo de prestaciones.

 El CEMA de Michelín de Almería, situado en el término municipal de Níjar, fue escenario de un terrible accidente laboral que costó la vida a un afiliado a CGT y graves heridas a otro compañero, algo que entendemos puede volver a repetirse en cualquier momento, ante la relajación empresarial y lo que consideramos falta de adopción de medidas para evitarlo. CGT además de solicitar la paralización de la producción, algo que ni se produjo ni tuvo el respaldo de la Inspección de Trabajo, formuló denuncia por los graves incumplimientos en materia preventiva.

Ahora la Inspección de Trabajo resuelve que se ha estimado probado que el accidente mortal que también causó graves daños a otro compañero, se ha debido a deficiencias en materia de prevención de Riesgos Laborales imputables a Michelín y a la subcontrata MAPER, en materia de formación y evaluación de riesgos laborales.

 Ello ha provocado que la inspectora actuante haya extendido Acta de Infracción y se proponga a la Seguridad Social el recargo de las prestaciones derivadas del accidente de los dos compañeros afectados.

 Desde CGT, lamentamos el poco valor que se da a la perdida de una vida en el trabajo y las laxas y tardías actuaciones de la Inspección de Trabajo en una empresa donde, previamente al accidente, CGT había denunciado graves carencias en materia de Prevención de Riesgos.

 

 

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS