La infodemia en Honduras es provocada por el mismo Estado

Publicidad

Honduras enfrenta además de la pandemia del COVID-19, la infodemia. En el contexto actual la población es saturada con información poco fiable por el exceso y el uso mal intencionado de la misma, generando un ambiente hostil  en la ciudadanía, situación que pueda estar influyendo en el aumento de los contagios del virus por la falta de confianza en los datos brindados por las autoridades, según profesionales de la comunicación.

Para la  UNESCO la infodemia es la pandemia de desinformación que atraviesa a las sociedades de todo el mundo, en el contexto de la pandemia del Covid-19.

«La infodemia es un gran desafío para todos los que trabajamos en protección a los derechos humanos a nivel nacional, regional e internacional», señaló el Juez Ricardo Pérez Manrique, de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Corte IDH, a través de un twit, el pasado 22 de mayo en el Webina «Desafíos legales para la protección de la libertad de expresión».

Por otra parte Edison Lanza, Relator Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, mostró su intranquilidad acerca del tema por medio de un ‘Twitt’ en el cual expresó su preocupación ante el problema de desinformación deliberada por tendencia en la región por establecer normas para criminalizar y habilita la persecución de personas críticas, polarizadas o replica desinformación sin ser parte del fenómeno.

Las voces en Honduras

Con respecto a este tema, tres representantes de la Colectiva de Mujeres Periodistas de Tegucigalpa, concedieron una entrevista a pasosdeanimalgrande.com en la cual mencionaron que lastimosamente los espacios de difusión muchas veces no constatan este tipo de contenido, y la desinformación en tiempos de pandemia es sumamente peligrosa y crítica por el hecho que la población más humilde cree ciegamente al ver o escuchar estas noticias, sin olvidar que son estrategias de las que casi siempre los grandes sectores se pueden ver beneficiados.

Asimismo dijeron que la infodemia vino a cegar la mente, la coherencia y además ha venido también a dañar la salud mental, tanto es así que ha convertido a las personas en seres aún más individualistas de lo que ya éramos, personas a las que no les interesa el bienestar colectivo. Es preocupante el nivel de paranoia que ha creado en la mentalidad de las personas toda esta situación.

Para las entrevistadas la pregunta sería ¿Quiénes son las y los verdaderos culpables de haber creado este caos de desinformación?, y se contestaron diciendo que desde la perspectiva de ese espacio la responsabilidad la tiene el Gobierno y los medios de comunicación en conjunto.

Agregaron que puede ser una estrategia de la empresa privada que están siendo más beneficiada con esta crisis, “la banca por ejemplo, no está perdiendo nada, de hecho siguen recibiendo ganancias y en cuanto a los medios de comunicación también siguen funcionando y divulgando información emitida del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos, SINAGER, que no cuenta con la suficiente confianza de la población porque han mostrado cifras erróneas cuestionados por la ciudadanía.

La periodista Nadia Mendoza expresó a este medio que la infodemia tiene que ver con un exceso de desinformación que circula en los diferentes medios auditivos y visuales,  “en gran parte Información no verificada y a la que todos estamos expuestos generando miedo y confusión en las poblaciones”.

Para  Mendoza, esta situación trae aspectos nefastos para las personas como el miedo, incertidumbre, estigmatización social, estrés, pánico y ataques de ansiedad en personas de tercera edad porque en el país se maneja poco cuestionamiento ante la información que se divulga en los distintos medios.

También se complica esta crisis porque la falta de credibilidad en las autoridades de gobierno provoca que las personas no sigan las medidas de precaución debido a que no creen en la información brindada, lo que genera que el virus se multiplique, convirtiéndose en una pandemia sobre otra por causa del mal manejo comunicacional entre entes de gobernanza y población.

El periodista David Villa dijo que es interesante analizar la información del SINAGER, conforme a los cuestionables datos que presenta sobre las pruebas al azar y el mal manejo de la población   por causa de la infodemia que se genera desde las fuentes oficiales del Estado.

Según el criterio del profesional por culpa del gobierno, y no saber manejar las masas aunque se escuche como una medida difícil, ya se hubiera salido del confinamiento, pero la falta de confianza en los datos manejados y dados a conocer a la población, ha creado desobediencia debido a la difusión de noticias con contenido que aumenta el estado de desinformación en algunos sectores.

Según ha declarado la OMS, el brote de COVID-19 y la respuesta correspondiente han estado acompañados de una infodemia masiva, es decir, de una cantidad excesiva de información ‒en algunos casos correcta, en otros no‒ que dificulta que las personas encuentren fuentes confiables y orientación fidedigna cuando las necesitan.

El término infodemia se refiere a un gran aumento del volumen de información relacionada con un tema particular, que puede volverse exponencial en un período corto debido a un incidente concreto como la pandemia actual. En esta situación aparecen en escena la desinformación y los rumores, junto con la manipulación de la información con intenciones dudosas. En la era de la información, este fenómeno se amplifica mediante las redes sociales, propagándose más lejos y más rápido, como un virus, se publicó en el sitio web de la OMS/OPS.

Más información de la OMS/OPS sobre la infodemia Aquí

.

pasosdeanimalgrande.com/index.php/es/contexto/item/2854-informacion-cuestionada-la-infodemia-en-honduras-es-provocada-por-el-mismo-estado

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More