La indolencia enfermiza de la «Loba Feroz»

La «Loba Feroz», como ya se conoce mundialmente a la ultraconservadora congresista estadounidense (R), Ileana Ros-Lehtinen, hizo gala ayer de su odio enfermizo e irracional hacia Cuba, redirigiendolo hacia la persona de  René González Sehwerert, nuestro hermano  secuestrado en La Florida, asumiendo la posición de que no se le permita visitar en La Habana, para visitar a su hermano Roberto, quien padece un cáncer terminal. Indolente, y haciendo gala de una insensibilidad sin parangón, declaró al respecto:  “de ninguna manera, de ninguna forma, de ningún modo”. Esa fue su posición, luego de conocerse que el Departamento de Justicia se opusiera a la solicitud de permiso de René  para viajar a su Patria, por razones humanitarias, arguyendo  “preocupaciones de seguridad” por parte del FBI.

Criticando, empero, al Departamento de Justicia, la recalcitrante senadora continuó su perorata: “Aunque el Departamento de Justicia se ha opuesto a la petición de González de viajar a Cuba, ha dado un paso en la dirección errónea al especificar las condiciones bajo las que podría permitírsele hacerlo” (…) “Urjo al Departamento de Justicia a proteger la seguridad de EE.UU., y también a honrar a las víctimas de (la organización de exiliados cubanos en Miami) Hermanos al Rescate, al declarar explícitamente que no se permitirá a René González viajar a Cuba. De ninguna manera, de ninguna forma, de ningún modo”.

De esta forma, la Lehtinen salió al paso, casi rayana en la  histeria, a una solicitud hecha por los abogados de René, bajo el falso argumento de que el Héroe cubano pudiera contactar en La Habana, según la fiscal Caroline Heck Miller, con sus jefes de la Inteligencia cubana.

De esta manera La Loba Feroz trata de cerrar una brecha legal, a decisión de la jueza Lenard, de permitir la visita de René bajo condiciones que le impedirían tener el más mínimo contacto con oficiales o representantes del gobierno cubano, cumplir restricciones de movimiento y mantener informadas a las autoridades norteamericanas sobre sus desplazamientos, así como otras medidas legales restrictivas.

No sabemos con certeza si la jueza Joan Lenard actuará esta vez con consecuencia y humanismo ante el delicado caso que se le presenta por decidir. Los antecedentes de su dudoso desempeño en el amañado juicio contra los Cinco, así como las presiones que empiezan a levantarse para impedir el viaje de René a Cuba, no hacen levantar el menor optimismo al respecto. Otra injusticia se está cocinando por los mafiosos de Miami y otra vez la misma se ceba en el dolor de una familia cubana.

Percy Francisco Alvarado Godoy

http://percy-francisco.blogspot.com/2012/03/la-indolencia-enfermiza-de-la-loba.html 

Recordamos llamamiento del Comité Internacional: “Llamamos a los amigos de los Cinco en el mundo a estar alertas ante la respuesta de la Jueza Jean Lenard, y en caso de ser negativa movilizarnos de inmediato ante las sedes de las embajadas de EEUU”.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS