La flota de arrastre quiere colar un gol a la Ministra

Para la Coordinadora Verde, la propuesta de los arrastreros al Ministerio supondría el fin de la flota artesanal y someter la pesca a la especulación en los mercados financieros

Según Florent Marcellesi, coportavoz de la Coordinadora Verde, aprovechando la llegada “de nuevas” de la Ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, «los pesqueros industriales, poco más de 100 barcos en toda España, pretenden colarle un gol y dejar fuera de juego a la flota artesanal (4.000 barcos). Es decir, primar lo insostenible y dejar fuera lo sostenible mediante la instauración de cuotas transmisibles y sometidas a especulación financiera, y tanto mayor la cuota cuanto mayor potencia y consumo energético tenga el barco. O sea primar la ineficiencia y el transporte a larga distancia.»
Asociaciones de Arrastre del litoral Cantábrico y Noroeste han presentado al Ministerio una propuesta de reparto, entre los distintos segmentos de la flota, de las cuotas de TODAS las especies sujetas a Cuotas y TAC (Totales Admisibles de Capturas), que son la mayoría de las especies de importancia comercial en nuestras aguas: Atún, Bonito, Merluza, Bacaladilla, Rapes, Gallos, Cigala, Anchoa, Caballa, Chicharro, Tiburones, Rayas, etc.
Proponen un modelo de plan de gestión para el arrastre basado principalmente en la concesión de Derechos Individuales y Transmisibles de Pesca, ITQs, sobre dichas especies.

Para Marcellesi, “en el Cantábrico y Noroeste, con caladeros cercanos y muy cercanos, de entrada al día, con un sector pesquero atomizado, multiarte y multiespecífico, de capacidad extractiva escasa o reducida y modalidades de pesca artesanales, la concesión de ITQs (Individual Transferable Quota) sería nefasta salvo para la parte más industrial y minoritaria de la pesquería, y dejará el sector en manos de la economía especulativa. Las cuotas nunca deben estar sujetas a especulación, no deben ser transmisibles”.

Por su parte Sonia Ortiga, coportavoz de la Coordinadora señala la importancia social y económica de la flota artesanal en toda España, junto con la ambiental: “De aceptar este plan serían imposibles tanto la disminución del esfuerzo de pesca demandado por la UE, urgente para merluza y caballa, como la protección y viabilidad de las pesquerías artesanales de bajura, de gran importancia social, cultural y económica para las pequeñas comunidades pesqueras no sólo del norte, sino de toda España”. Ortiga afirma que “se pasaría por encima de los derechos tradicionales de flotas y comunidades costeras que tienen la pesca como sustento, para poner los bancos de peces en manos de inversores especulativos y ajenos al sector. El Derecho de Cuota Individual y Transmisible, ITQ, es equiparable a la privatización de una propiedad pública, los ecosistemas marinos. El Ministerio proponía hasta ahora que en ningún caso podrían efectuarse transmisiones de cuota entre particulares. Y dar más cuota pesquera a quien más combustible gasta es una aberración y un monumento a la insostenibilidad. Los mares no soportan incrementos del esfuerzo, ni siquiera pueden con el esfuerzo actual. Es una medida impensable e inadmisible para el sector pesquero actual que faena en el caladero Cantábrico y Noroeste y para toda la flota artesanal española”.

La Coordinadora Verde, Berdeak-Los Verdes de Euskadi y Los Verdes de Asturias organizaron las jornadas “Océanos: por un compromiso verde” en Bilbao el 30 de octubre pasado, con la participación de Juantxo López de Uralde, de Equo, Raül Romeva, eurodiputado verde, representantes de colectivos ecologistas como Ocean2012, CEPESMA, ARCA, Mutriku Natur Taldea, del gobierno de Asturias y de la flota artesanal, y en ellas se plantearon las bases de la sostenibilidad de la nueva Política Pesquera Común.

Las conclusiones de esta jornada se trasladarán al parlamento europeo por el eurodiputado Romeva de Los Verdes: debe permitirse pescar a quienes tengan pocos descartes, empleen artes selectivas, pesquen en las cercanías de las poblaciones a las que se destinan los peces, tengan raigambre social y sean energéticamente eficientes, y esa es la flota artesanal, de proximidad y sostenible. Además, a quien no cumpla los criterios anteriores no se le debe dar dinero público y tampoco derechos o cuotas y mucho menos que se puedan vender una vez obtenidas.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS