La fiscalía pide 6 años de prisión para Dani Gallardo, detenido en Madrid por protestar contra la setencia del 1 de octubre

Publicidad

La Fiscalía mantiene la acusación contra Dani Gallardo, que lleva siete meses en prisión provisional

Dani Gallardo es un joven madrileño de 22 años que fue detenido el 16 de octubre durante una manifestación en Madrid contra la sentencia del 1-O. Desde entonces está en prisión provisional y ahora está a la espera de juicio. La Fiscalía pide para él una condena de seis años de prisión por atentado contra la autoridad, desórdenes públicos y un delito de lesiones leves.

La detención se produjo en la calle del Rollo y, en su informe, la policía nacional española lo acusa de haber agredido a un agente con una barra con clavos extraída previamente de un palé.

Gallardo no militaba en ninguna organización en el momento de ser detenido y el Movimiento Antirepresivo de Madrid ha ejercido de grupo de apoyo desde que entró en el centro penitenciario de Alcalá-Meco. Durante el periodo de instrucción el juez ha denegado su liberación argumentando que la gravedad de los hechos imputados desaconsejan que Gallardo quede en libertad. Desde el grupo de apoyo, sin embargo, son críticos con el talante judicial. «Al final nos queda la sensación de que cuando ven un recurso a nombre de Daniel Gallardo, directamente no se lo leen», lamentan.

El colectivo y el abogado de joven también cuestionan el relato policial, que es por ahora la única base sobre la cual se sustenta la acusación. «En el informe la policía adjunta una foto del casco de un agente con la barra clavada y la imagen está hecha en comisaría. La barra estuvo colgando del casco del agente durante una hora por el centro de la ciudad?«, se preguntan desde el Movimiento Antirepresivo de Madrid. El colectivo también explica que el policía presuntamente agredido por Gallardo no pudo demostrar tener secuelas cuando declaró ante el juez.

Imagen de la manifestación en que fue detenido Dani Gallardo en Madrid

El colectivo hace una lectura política del caso e interpretan el encarcelamiento de Gallardo como un «mensaje» del Estado a los movimientos sociales de Madrid. «En Cataluña el estado español da por perdida la batalla en la calle pero a Madrid no quieren ceder ni un centímetro de terreno», dicen.

Durante la fase de instrucción dos agentes de la policía nacional española declararon ante el juez pero ahora la Fiscalía cita a declarar a siete efectivos del cuerpo. Por parte de la defensa, ya se ha activado la búsqueda de testigos. La única persona que puede citar la defensa como testigo es, por ahora, una amiga del joven que también fue detenida el 16 de octubre mientras estaba con él, pero que a diferencia de Gallardo quedó en libertad a la espera de juicio. «No sería un testigo válido para el juez», explican desde el Movimiento Antirrepresivo de Madrid.

Desde el colectivo explican que el cierre de la instrucción ha supuesto un «golpe duro» para Gallardo pero confían que la posibilidad de recibir visitas en prisión este fin de semana -después de la prohibición a causa de la epidemia- le ayude emocionalmente. La liberación de varios jóvenes encarcelados en Cataluña después de ser detenidos en las protestas contra la sentencia transmitió optimismo al joven y  a su grupo de apoyo, que ahora ven como Gallardo ya lleva siete meses en prisión.

Mientras tanto en Cataluña, dos de los jóvenes detenidos durante las protestas por la sentencia también están a la espera de juicio. Se trata de Charaf Fadlaoui e Ibrahim Afkir, de 18 años y detenidos durante los disturbios en Girona, que tendrán que sentarse en el banquillo de los acusados de la Audiencia de Girona el 30 de junio y el 1 de julio.

 

Fuente

 

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More