La fiscalía de Milán abre una investigación. La ultraderecha italiana comienza a patrullar las calles

De las rondas padanas a las rondas negras. Primero fue la xenófoba Liga Norte de Umberto Bossi, ahora el racista Movimiento Social Italiano-Derecha Nacional (MSI-DN). Ambas formaciones ultraderechistas ya cuentan con patrullas callejeras para limpiar los pueblos y ciudades. Los primeros usan gorras verdes y visten ropa convencional, pero la estética paramilitar de la llamada Guardia Nacional Italiana impone con su marchamo fascista.

Son patrullas callejeras de voluntarios que, bajo el nombre de "Guardia Nacional Italiana", pretenden colaborar con las autoridades del país en virtud de la nueva Ley de Seguridad.

Según informan hoy los diarios La Repubblica y Corriere della Sera en sus páginas web, estas patrullas, cuyo uniforme se compone de camisa caqui, gorra negra con un águila imperial romana y pantalón gris, fueron presentadas hoy en Milán durante el congreso nacional de la formación.

Las patrullas de voluntarios, que son ya más de 2.000 en toda Italia, según los promotores de la iniciativa, están dispuestas a colaborar con la Policía en las tareas de vigilancia callejera gracias a la nueva ley que permite la formación de rondas ciudadanas.

Rondas negras

En su página web, la Guardia Nacional Italiana, que opera "con el fin de salvaguardar la integridad nacional", explica que estos voluntarios, que formarán las ya conocidas como "rondas negras", están esperando a que la ley sea publicada en el Boletín Oficial del Estado de Italia para empezar a operar.

Entre los promotores del proyecto figura también el político Gaetano Saya, líder del ultraderechista Partido Nacionalista Italiano (PNI), enviado a juicio en 2004, según los medios de comunicación del país, por difundir a través de una página web "ideas fundadas en la superioridad y el odio racial". Desde la "Guardia Nacional Italiana" se asegura que estas rondas son "apolíticas" y que se limitarán a ir a los lugares con fama de ser inseguros, donde controlarán y darán parte a las autoridades de lo que suceda.

El responsable de Seguridad del opositor Partido Demócrata (PD), de centroizquierda, Marco Minniti, ya ha expresado su queja y ha pedido que "se detenga este desconcertante delirio". "Es un golpe al corazón y a los principios de toda democracia liberal", ha dicho Minniti, en declaraciones que recoge "La Repubblica" en su página web.


La ultraderecha italiana, lista para patrullar las calles
&nbsp
Las patrullas callejeras están formadas por voluntarios ultras con ropa paramilitar dispuestos a "salvaguardar la integridad nacional"
&nbsp

HENRIQUE MARIÑO en PUBLICO.ES

De las rondas padanas a las rondas negras. Primero fue la xenófoba Liga Norte de Umberto Bossi, ahora el racista MSI-Derecha Nacional.

Ambas formaciones ultraderechistas ya cuentan con patrullas callejeras para limpiar las ciudades y pueblos trasalpinos. Los primeros usan gorras verdes y visten ropa convencional, pero la estética paramilitar de la llamada Guardia Nacional Italiana impone por su marchamo fascista.

Las camisas negras, ahora, son de color caqui. Llevan corbata, brazalete, escudo del aguila imperial romana y una aparatosa gorra de plato. De esta guisa, unos 2.000 voluntarios de Derecha Nacional patrullarán las calles, aunque no les estará permitido el uso de armas.

La Fiscalía de Milán —la ciudad donde fue presentado el nuevo cuerpo paramilitar— ya ha iniciado una investigación, aunque las rondas negras no podrán comenzar hasta la entrada en vigor de la nueva Ley de Seguridad.

Objetivo: proteger la "integridad nacional"

Precisamente, el objetivo de esta guardia es colaborar con las fuerzas de seguridad del Estado y salvaguardar la "integridad nacional", según los responsables de la iniciativa. Para ello, harán rondas por zonas inseguras y darán cuenta de los delitos que se puedan cometer.

"Hay que expulsar a los inmigrantes, un peligro para la pureza de nuestra raza. Los maricas pueden trabajar, pero escondidos"

Detrás de la Guardia Nacional Italiana se encuentra Gaetano Saya, un ultraderechista que se hizo con las históricas siglas del Movimiento Social Italiano cuando el posfascista Gianfranco Fini (ahora en El Pueblo de la Libertad, dirigido por Silvio Berlusconi) montó Alianza Nacional. Líder también del Partido Nacionalista Italiano, Saya ha tenido problemas con la Justicia por sus ideas racistas.

Así, no dudó en ilustrar su programa político de 2006 con proclamas como ésta: "Hay que expulsar a todos los inmigrantes, porque son un peligro para la pureza de nuestra raza. Los maricas, en cambio, pueden trabajar tranquilamente, pero deben permanecer lo más escondidos posible".


Líderes italianos dan su visto bueno a las patrullas ciudadanos a pesar de su posible relación con el fascismo

&nbsp &nbsp ROMA, 15 Jun. (Reuters/EP) –

&nbsp &nbsp El ministro de Interior italiano, Roberto Maroni, prometió ayer seguir adelante con las patrullas ciudadanas para luchar contra el crimen, a pesar de mostrar su preocupación sobre las posibles relaciones fascistas de uno de estos grupos interesado en participar.

&nbsp &nbsp Por su parte, el primer ministro Silvio Berlusconi, elegido el año pasado con la promesa de tomar duras medidas contra el crimen y poner freno a la inmigración ilegal, ha dado su visto bueno con el plan de sus aliados de la Liga Norte de realizar patrullas para ayudar a la Policía y a los soldados en las calles.

&nbsp &nbsp La propuesta, que todavía necesita la aprobación parlamentaria, se ha encontrado con la oposición de la izquierda italiana y los grupos de derechos humanos, quienes temen que la medida podría llevar a la discriminación racial y la violencia.

&nbsp &nbsp Algunos críticos han comparado este plan con grupos paramilitares voluntarios, conocidos como ‘camisas negras’, utilizadas por Benito Mussolini como el brazo ejecutor de su Gobierno.

&nbsp &nbsp "Ellos las llaman patrullas. Bien, nosotros queremos las patrullas", dijo el ministro de Interior Maroni en un mitin de la Liga Norte. "Nos han acusado de querer traer de nuevo los ‘camisas negras’, pero nosotros queremos permitir a los ciudadanos que participen", añadió.

&nbsp &nbsp Uno de los grupos voluntarios, la Guardia Nacional Italiana, reveló su intención de participar en las patrullas por Milán ayer, vestidos con uniformes beige y sombreros negros de estilo militar.&nbsp &nbsp

&nbsp &nbsp Fuentes judiciales han informado de que la fiscalía ha abierto una investigación sobre este grupo, ya que tiene relaciones con el neofascista Movimiento Social Italiano (MSI) formado por seguidores de Mussolini. Estas fuentes han declarado que el fiscal podría presentar cargos en los próximos días por intentar resucitar el partido fascista.
NOTICIAS ANTICAPITALISTAS