La filtración de la contabilidad del PP desata la ira en la red contra los gastos superfluos

Prensa

La revelación de los libros de contabilidad del Partido Popular en el periodo comprendido entre 1990 y 2011 sacudió la red en la tarde de ayer lunes. La filtración, atribuida a uno de los brazos de la asociación de hacktivismoAnonymous, puso a disposición de cualquier internauta una variada recopilación de libros y apuntes que forman parte de la contabilidad oficial del PP remitida al Tribunal de Cuentas. 

Al tratarse la de ‘contabilidad A’, no hay evidentemente rastros de ilegalidad, pero sí muchos pequeños asientos de discutible ética si se tiene en cuenta que, como recordaban muchos tuiteros, cerca del 90% de los ingresos del PP salen de subvenciones públicas. De la misma manera, no faltaban quienes reclamaban que este tipo de acciones no se circunscriban sólo al PP, sino que se han de filtrar también las cuentas del PSOE, los sindicatos o distintos organismos oficiales que se nutren igualmente de dinero público. 

En la red convivían quienes trataban de organizar un grupo de trabajo para convertir la enorme cantidad de datos a un formato más accesible (reunidos en el hashtag #WeNeedMoreHackers) y quienes, utilizando la etiqueta #CuentasDelPP (trending topic durante toda la tarde), iban desgranando las anotaciones más llamativas con una mezcla de asombro, indignación y resignado sentido del humor.

Se ha comprobado la existencia en los papeles de muchas de las anotaciones que circulaban por la red. La gran mayoría de ellas se componen de cantidades muy pequeñas, pero la reacción que provocaron en pocas horas es un reflejo del estado de extrema sensibilidad en el que se encuentran muchos ciudadanos en lo que se refiere al manejo de dinero por parte de sus representantes políticos. Esta es una pequeña selección de los principales asientos contables que desataron la ira de los internautas:

800 euros en Lacasitos

El Partido Popular de Teruel registró el 1 de junio de 2011 una partida de 808,11 euros en Lacasitos, los conocidos caramelos con relleno de chocolate. A tenor del precio de un kilogramo, 11,5 euros, la delegación presidida por Luisa Fernanda Rudi compró nada menos que 70 kilos del producto. Si tomamos como referencia la forma en la que Lacasitos vende sus caramelos, en botecitos de 20 gramos, en Teruel tuvieron para satisfacer a 3.500 golosos comensales.

Completan la factura una entrada por «quincallería varia» valorada en 5.890 euros, una de piruletas por valor de 66,08 euros y otra de lápices y pins, que entre ambas suman más de 840 euros.

¿Dónde está la anotación? En los libros del año 2011, apartado ‘Aragón’, en el extracto de las cuentas de Teruel.

Hasta el tabaco para las reuniones

Corrían otros tiempos, y en el Alicante de 1990 se podía fumar en sitios cerrados. Quizá por este motivo el PP valenciano cargó 800 pesetas –en el apartado «gatos» (sic)- a la cuenta del partido en concepto de «tabaco reunión», equiparando su consumo a una herramienta de trabajo más. Si tenemos en cuenta que el tabaco rubio a principios de la década de los 90 costaba en torno a las 200 pesetas y el negro sobre 125, podemos inferir que la reunión del último de octubre se alargó más de la cuenta.

¿Dónde está la anotación? En el tomo 02 de los libros del año 1990.

250.000 pesetas en sellos

El Partido Popular de Ciudad Real no escatimó en gastos postales en el año 1990. En lo que probablemente fue un acopio de material para la campaña de las elecciones autonómicas de 1991, el PP de la provincia manchega gastó 250.000 pesetas (1.500 euros) sólo en sellos, lo que aproximadamente debió servir para enviar unas 10.000 cartas a los hogares ciudadrealeños. La desproporción de esta partida es tal que con poco más del doble de esa cantidad, el partido pagaba el alquiler de la sede durante todo un año.  

¿Dónde está la anotación? En el tomo 02 de los libros del año 1990.

Otra web de oro

Se está convirtiendo en un clásico esto de que los políticos paguen precios fuera de mercado por sus páginas web. Y si en su día alertamos de lo cara que nos salía la relación del Senado con internet, en esta ocasión es el presidente del Gobierno quien demuestra no tener la más remota idea de las cifras que maneja el sector del desarrollo web, pagando casi 80.000 euros por un sitio simplísimo, que apenas alberga un puñado de archivos y se vale de YouTube como plataforma de vídeo. El pago, además, aparece duplicado en la contabilidad de Bárcenas.

¿Dónde está la anotación? En el tomo 01 de los libros de 2007, página 41.

Aquellas locas Navidades de 2010

La fiesta de fin de año de 2010 en las sedes populares de la región de Madrid tuvo que ser memorable. A una opulenta cena por valor de 3.598,5 euros se le suma otra de 2.594,88 euros. Ambas vinieron precedidas de una misteriosa actividad denominada «Mus 013» que le costó al partido 1.668 euros. 

Posteriormente, siempre según los apuntes contables, un supuesto robo en la sede forzó el desembolso de 1.100 euros más. Revisando más a fondo se detecta que el montaje de la carpa y la caseta para las celebraciones excedió los 10.000 euros.

¿Dónde está la anotación? En las cuentas de 2010, documento 243, referente a los pueblos de Madrid.

Relojes y Ralph Lauren

Entre las anotaciones más recientes del PP madrileño se pueden encontrar pequeños gastos dedicados a ropa y complementos. Entre los pagos por conceptos relacionados con la imagen personal se encuentran 330 euros de “Relojes Nuevas Generaciones” y 119 euros en un “Polo Ralph Lauren”. 

¿Dónde están las anotaciones? En las cuentas de 2010, apartados 243 (Pueblos Madrid) y 240 (Grupo Parlamentario de Madrid)

La élite de las cestas de bebé

“Canastillas y regalos para bebés, papás y mamás”. Eso es lo que vende ‘La cigüeña del bebé’, una empresa que se define en su página web como “pionera en España” y que desde 1995 se dedica a la producción y distribución de canastillas de regalo. En este comercio gastó el Partido Popular un total de 401, 85 eurosen tres compras diferentes a lo largo del año 2011.

‘La cigüeña del bebé’ es una empresa de alta gama en su sector, no en vano presume de que la infanta Leonor de Borbón y sus primos Felipe Juan Froilán y Victoria Federica recibieron cestas de esta compañía en el día de su nacimiento, todas ellas entregadas en el hospital por “botones perfectamente uniformados” 

¿Dónde está la anotación? En las cuentas de 2010, documento 240 (3), referente al Grupo Parlamentario de Madrid.

¿Lencería de lujo?

El Partido Popular de Alicante no es el único que destaca por extraños apuntes en la costa levantina. En el apartado del PP de Castellón, y junto a anotaciones como un “préstamo puente” a Carlos Fabra, aparece detallado en 1990 un gasto de 17.000 pesetas (102 euros) en lencería, concretamente de la tienda Artal, situada en el centro de Castellón de la Plana. 

¿Dónde está la anotación? En el tomo 02 de los libros del año 1990.

Pagos a medios de comunicación

Los asientos del Partido Popular también incluyen pagos a medios de comunicación. Existe uno más de 11.000 euros a Europa Press a cargo de la sede del partido en Madrid, que podría justificarse con el abono al chorro de teletipos de la agencia con el fin de mantener la sede al filo de la actualidad. Mucho más difícil de explicar resulta el gasto de 47.000 euros enIntereconomía Corporación, que no dispone de ningún servicio de pago más allá del periódico La Gaceta, cuya suscripción nunca alcanzaría las cifras citadas.

¿Dónde está la anotación? En los libros de 2011, apartado «Cataluña», documento «Barcelona – Sumas y saldos».

¿Y el poni?

Sin duda el centro de las chanzas en Twitter es la existencia de un supuesto asiento de 1995 por valor de 500.000 pesetas que se habrían destinado… a la compra de un poni. No obstante, Teknautas no ha encontrado rastro del hipotético registro en los diez tomos que componen el año contable.

Con todo, la falta de prueba documental del supuesto poni no ha impedido la difusión de numerosos fotomontajes en los que se recrea las aventuras de tan simpático animal en Génova 13.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS