La FESIM-CGT rechaza que los dirigentes sindicales estén a sueldo de las empresas

La federación del metal de la CGT exige una aclaración a los sindicatos mayoritarios sobre el cobro de salarios desde grandes empresas, a dirigentes que luego negocian convenios y reformas laborales en las que se empeoran los derechos de todos.

El caso destapado por la Sección Sindical de CGT en GM España, por el que el actual Secretario de Acción Sindical Confederal de CCOO, Ramón Górriz, y el Secretario General de la Federación del Metal de UGT-Aragón, Luis Tejedor, se encuentran desde hace 17 y 8 años respectivamente "de permiso retribuido, por libre disposición" es denunciado por la CGT como un hecho inaceptable.

La independencia de los sindicatos del poder económico, al que pretenden oponerse, está en cuestión si quienes negocian acuerdos salariales estatales en los que se acepta que los trabajadores se aprieten más el cinturón, aparecen pagados por empresas de las que hace 17 años salieron para ser liberados de su sindicato.

La CGT ha denunciado siempre que una cosa son los derechos sindicales exigibles en las empresas y otra bien distinta que los cargos de máxima representación de un sindicato estén pagados por "el enemigo".

Para la FESIM-CGT el caso de OPEL-GM, por el que presentará Demanda en los juzgados por discriminación hacia el resto de trabajadores, es un ejemplo de la degeneración de la vida sindical, que pone en cuestión la oposición de los grandes sindicatos ante las agresiones actuales en materia de jubilaciones o reforma laboral. Según este sindicato la respuesta a dichas agresiones y a la situación actual de paro y de crisis es la Huelga General y llaman a los sindicatos mayoritarios a romper esos lazos de dependencia con la patronal y el Gobierno.

FESIM-CGT

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS