La Falsa Democracia

Como el pueblo ha sido estafado

Publicidad

Siempre se nos ha dado el discurso, de «Vivimos en democracia, el poder lo tiene el pueblo.» Este discurso no se acerca nada a la realidad, ya que si analizamos y resumimos el real poder del pueblo, este solo tiene el poder en las elecciones, para poder elegir a un representante. Una vez sea elegido ese representante, el poder del pueblo se desvanece, por lo que si no estamos de acuerdo con alguna medida de ese mismo, tenemos que salir a la calle en masa a mostrar nuestro desacuerdo. Algunas manifestaciones son respondidas con violencia por parte de la Policía, pues claro, es un medio mas que utiliza la burguesía para tener controlado al pueblo, a parte de los medios de comunicación.

La democracia es una promesa que nunca se ha cumplido, ni se va a cumplir. Esta supone la conciliación entre la clase obrera y la burguesía, o lo que es lo mismo, la conciliación entre explotados y explotadores. La democracia no es mas que un manto que cubre las intenciones y necesidades egoístas de la burguesía, para poder tenernos controlados bajo el lema de «el poder lo tiene el pueblo». No son tan necios como para ceder un poder real a quienes explotan.

Lo que realmente hay en España, así en muchos países del mundo, esta muy lejos de ser una verdadera democracia. Estamos condenados en vivir en una mentira impuesta por la burguesía, una mentira bastante bonita en ojos del pueblo ignorante, por que así es y será, porque es como ellos quieren que sea, quieren un pueblo ignorante y fácil de manipular. Vivimos bajo la «Dictadura de la Burguesía»

Si de verdad el pueblo quiere una «democracia», si realmente desean tener un poder que puedan palpar con sus propias manos, entonces existe una alternativa a toda esta mugre burguesa, y es «La Dictadura Del Proletariado«. Que el nombre no engañe a aquellos que no son conocedores del tema, pero esto ultimo solo significa enaltecimiento del proletariado, el fin de la explotación, el principio de la verdadera libertad para el hombre.

Los trabajadores hemos sido siempre engañados, explotados, asesinados y despreciados por la clase burguesa, aquella clase que históricamente, a protagonizado las mayores matanzas. No puede haber nunca, una conciliación entre los trabajadores y la burguesía, ceder nuestra confianza mediante su sistema «democrático» significa condenarnos a nosotros mismos, condenar a la clase obrera.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More