La extrema derecha celebra el primer congreso «antiislamización» en Berlín

3

Desde Bélgica viajaron Hilde de Lobel y Barbara Bonte del ultra "Vlaams Belang", de Austria llegó invitada Susanne Winter, del FPÖ, y de los EE UU Tylor Rose, del grupo estudiantil „Youth for Western Civilization“,&nbsp que se autodescribe como “activista del Tea Party“.

Varios centenares de personas se manifestaron en diferentes acciones este fin de semana&nbsp en contra de lo que consideran una provocación. El domingo una marcha partió de la plaza de Postdam hasta la Puerta de Brandenburgo en contra del congreso y de las tesis esgrimidas por los tres mayores partidos alemanes de ultraderecha, PRO-Deutschland, NPD y Die Freiheit. En varias callestrataron de construir cadenas humanas&nbsp para tratar de bloquear el paso a la marcha de la extrema derecha. La policía separó ambos grupos evitando la confrontación directa durante todo el trayecto.

A pesar de que los votantes de la extrema derecha aún no han conseguido colarse en el Parlamento alemán, este tipo de actos políticos y pseudo científicos, así como el best seller del ex-dirigente del Deutsche Bank,&nbsp Thilo Sarrazin, en el que esgrimía tesis racistas basadas en argumentos genéticos, resultan preocupantes para los analistas alemanes. Por otro lado, en la extrema derecha alemanaaún no hay un líder carismático que aglutine a los seguidores de dichas teorías, divididos en tres partidos diferentes.

La política flamenca De Lobel aseguró el domingo que aunque “Pro Deutschland“ tenga pocos adeptos, también en Bélgica su partido vivió esta situación en el pasado hasta que consiguieron entrar en el parlamento, donde son la segunda fuerza política, según la revistaStern.