La evolución del fracaso

Publicidad

Por Carlos Rodríguez

Hace ya 10 días, los taxistas madrileños desconvocaron la huelga por votación y los que estamos todavía en la trinchera, seguimos observando como pese al aumento de apoyos de muchos sectores también de trabajadoras y trabajadores en lucha ( lo cual, es para sentirse orgulloso ) , para los medios y para parte de la sociedad ,  nada ha cambiado .

Y es que, esta huelga podría haber supuesto un punto de inflexión para un cambio en una porción de la sociedad que a día de hoy, todavía tiene una imagen irreal de la situación , pero que los medios de desinformación, una vez más, han vuelto a ponerse de perfil y distorsionar la realidad en beneficio del que manda desde arriba .

No voy caer en volver a exponer en un artículo en defensa de mi sector las mentiras o las medias verdades que muchos periodistas autodenominados » especialistas » se afanan en repetir día tras día, como un mantra más, diría que confiando en la falta de criterio del público.

Y me parece preocupante porque si bien , informaciones interesadas va haber siempre por parte de quien mueve los hilos, a veces la falta de criterio de muchas personas en la época en la que vivimos,  no debería ser tan evidente.

Una de las principales lecciones que se suele aprender en la mayoria de formaciones sobre marketing es que , para vender un producto, no es indispensable que sea especialmente bueno o especialmente barato…. la clave está en que el usuaro se crea que lo necesita.

Y digo bien, crea, porque tampoco es una necesidad real , es algo ficticio de lo que se le debe convencer .

Nadie necesita una botella de agua cuando lo que necesita es llegar seguro a un sitio. Del mismo modo, nadie necesita que le abra la puerta un señor con traje cuando lo que se necesita es que le lleven por el camino mas corto, o nadie necesita descargarse  una aplicación para que vendan tus datos a un tercero cuando puedes levantar la mano o llamar por teléfono .

Ellos lo llaman servicio » premium» cuando la única clave de todo es la comodidad y eso no tiene nada que ver con la innovación .

La buena noticia es que la única mejora que se debe transmitir al público es que somos mejores y mas honrados y sobre todo, que somos como ellos, trabadoras y trajadores de a pie. No nos mueve un algoritmo de un ordenador ubicado en un paraíso fiscal . Pedir un taxi es un procedimiento sencillo, rápido e inmediato y el sector dispone de las herramientas para atender la necesitad del usuario , pero es cierto que hay que potenciarlas más para contrarrestar la información tóxica que llega por otro sitio con hechos .

Esa es la verdadera evolución y el taxi no está fuera, sino que es partícipe de ella . Que no os engañen

El cliente que se gana hoy no es el que hoy solicita nuestro servicio. Es el que cuando le dejamos en su destino piensa en volver a utilizarlo . Y eso, está en nosotros mismos.

Solucionado este punto y para terminar , el problema que realmente me preocupa , es esa fracción de la sociedad que está deshumanizando nuestro sector.

El que trabaja en una multinacional , tiene un puesto de trabajo hasta que se le acaba el horario , el taxista es taxista desde que se levanta hasta que se acuerta . Es una forma de vida , no sólo se trata de poder disponer de tu propio medio de producción para ejercer tu fuerza de trabajo sino que es también una seña de identidad para la sociedad por su vocación de servicio tanto para los demás ciudadanos como para el resto de trabajadoras y trabajadores .

Y es ahí donde radica el problema que debemos solucionar entre todas y todos, si no somos trabajadoras y trabajadores con nuestra propia identidad , somos números , números como nos quieren las multinacionales extrativas contra las que luchamos, números como nos quiere el capitalismo salvaje que ha venido a aplastarnos ..

Y los números pierden derechos , los números son explotados impunemente y del mismo modo, el consumidor acaba también siendo un número más del que se vulnera simplemente para ser una parte mas de la suma para los beneficios del buitre .

En resumidas cuentas, esto es contra lo que luchamos los taxistas y que la sociedad , como mínimo  , debería en su gran mayoría entender, apoyar y fomentar porque si no, cuando ellos hablan de evolución la evolución real es la del fracaso.

Carlos Rodríguez

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More