La esencia del Socialismo

Hace muchos años, un día, como en un cuento del Hadas, oí decir a mi padre, citando a Lenin: QUE EL SOCIALISMO SERIA UN SISTEMA SUPERIOR SIEMPRE Y CUANDO ELEVARA LA PRODUCTIVIDAD DEL TRABAJO SOBRE LA CAPITALISTA.

Hoy sé que Lenin no lo dijo así textualmente, aunque ese es el espíritu. Es un recuerdo y a él voy a ser fiel. Y como digo que es recuerdo me salvo de cualquier discrepancia inútil e irrespetuosa con mi padre y &nbsp en particular con ese señor Vladimir Ilich, que encabezó una revolución repleta de ideales y utopías. Y a muchos les &nbsp pareció una esperanza y hasta la salvación de la humanidad.

Años más tarde, el derrumbe del “socialismo” en la patria de Lenin y la aparente victoria del capitalismo, luego de cruentas guerras calientes y frías, obliga a repensar todo. Desde los Cuentos de Hadas de Perrault, pasando por la Caperucita Roja, Hegel, Kant, Marx, Martí, Whitman, Spielberg, César Vallejo, que veía en España al obrero siempre irredento remontando sus ruinas venideras, hasta el mismo día de hoy.

Incluye desde Brasil, Argentina, Chile, Venezuela o Cuba o&nbsp Bolivia, los EE.UU, hasta China o Irak o las utopías de Tomás Moro o los Viajes de Marco Polo. Y hasta las próximas y &nbsp posibles vacaciones eternas que significarían el Cielo y Gloria, de existir y si al fin y al cabo tuvimos una existencia lo suficientemente virtuosa.

EL MUNDO DE HOY

El mundo de hoy camina por el borde de un derrisco: es una metáfora en la que creo en los momentos de mayores escepticismos, al leer la prensa y mirar los noticiarios. Y en la que descreo en los momentos pasionales o tiernos, cuando amo a mi mujer y mis hijos y veo que de nuevo amanece, con sol entre los edificios de la ciudad. En paisajes rurales, contemplé al astro resurgir entre montañas y anunciar un paisaje innombrable e incomparable, más hermoso que lo que tiempo y la evolución,&nbsp con su poder, o Dios, con su poder, podrían prometer en una prodigiosa mañana de verano.

Creo, creo yo, no me apoyo en nadie, solo en lecturas e intuiciones, que el Capitalismo, como sistema, conversó ya lo último que tenía que parlamentar con las civilizaciones actuales. Muchos ponen la oreja y hasta creen, y se asombran de esta o aquella curiosidad. Pero ya no es un diálogo cierto ni auténtico

Bill Gate o Rockefeller son las grandes ofertas. Una vida muelle, con autos, lavadoras, TV y fascinantes oportunidades de comprar ahora y pagar después. No piense en nada malo y sea requete feliz. Si se endeuda, ya pensaremos en una agradable solución.

Ah, y adicionalmente, no queda otro remedio: defender lo conquistado. Sí, guerra como con los nativos de estas tierras, antiguos propietarios, guerras con la metrópoli colonial, guerra con países vecinos y una pinta desagradable. Guerras mundiales por grandes botines geográficos o de influencias. Y guerras, ahora, si: como una filosofía preventiva y de defensa en un mundo atroz y sorpresivo.

O sea, guerras para mantener las riquezas de las naciones grandes y fuertes, desarrolladas, como nosotros y nosotros. Y nosotros, en particular bajo este gobierno.

Para convencer y rechazar y poner en su sitio a &nbsp esos enemigos terribles, terroristas, barbudos, tomadores de tequila, feos, bigotudos, monos oscuros, buitres, comunistas, con turbantes ridículos, socialistas y cretinos, debemos utiliza cualquier método, incluyendo bombas. Incluyendo balas y chalecos antibalas. Incluyendo alguna que otra violación, porque el soldado en guerra tiene sus necesidades bien justificadas

¿Por qué? ¿Parece ordalía? NOS SOBRAN LAS RAZONES: “Ellos tienen armas químicas y nucleares, ahí tienen el ejemplo de Irak.” “Envidian nuestra prosperidad y quieren destruirnos y aterrorizarnos.”

Oigan esto: “¿Creen que porque disponen de yacimientos petrolíferos, ya pueden alternar en las mismas mesas con nosotros?.”¿Y QUE SU COMBUSTIBLE VALE TANTO COMO NUESTROS AUTOS Y EQUIPOS ELECTRODOMESTICOS, NUESTROS ALIMENTOS EMBELLECIDOS POR LA PUBLICIDAD, NUESTROS FILMES, GALARDONADOS CON TANTOS OSCARES, ETCETERA?”

Otros argumentos, PERO DECISIVOS: “Son razas inferiores, culturas incomprensible y torvas, se comunican en lenguas vernáculas, que es como decir groseras, creen en dioses imposibles y malvados.”

Podríamos dar toneladas de explicaciones más de todo tipo y sutileza, aunque considero que la prensa los mantienen bien informados.”

De algo si podemos estar absolutamente seguros: “Solo hay un medio para preservar la paz: cada vez mayores presupuestos bélicos.”


Si alguien considera que nosotros,&nbsp capitalistas, nos convertimos e en un arsenal de armamentos in crescendo y abandonamos aquellas promesas y visiones y sueños sublimes, democráticos y americanos, de Lincoln y Whitman y Emerson, comenzaría a ser un enemigo en potencia que posiblemente mañana irá a engrosar las filas del adversario. Pero en aras de la democracia, usted es libre de hacerlo y pregonarlo, o de mantenerlo muy en secreto, y nosotros de encontrar los medios para impedir su impunidad.

MIREN ESTO. Quieren que los ricos sean otros. U otra variante, aspiran a repartir “mejor” las riquezas del planeta para que todos tengan lo suficiente. Afirman que las riquezas del planeta son finitas, como las agujas. Juran y perjuran que la felicidad o dicha o lujo o comodidad o cualquier otras tonterías, de las que no tienen la menor noción y experiencia, debe, ser disfrutada por la totalidad de la especie humana.

Son simplezas ya varias refutadas por nuestros tanques pensantes, con argumentos irrefutables. Queda bien dilucidado, aunque se desgariten y nos llamen egoístas, usureros, imperialistas, manipuladores, mentirosos, torturadores, politiqueros, tramposos. O nos&nbsp acusen de ser un país que se convierte en un lujoso e inmenso portaviones global emperifollado para intervenir donde se nos vengan las ganas o nuestros intereses corran algún peligro mínimo. Ignoran que prevenir es mejor que tener que lamentar.

En realidad,&nbsp estamos dotados por una potente industria bélica y la providencia para cumplir con ese destino manifiesto.

HASTA CUANDO EL CAPITALISMO

Es posible que duremos siglos y milenios así, aunque la deuda externa se abulte lo que se abulte. ¿No somos los que imprimimos los dólares?

¿Dicen los pesimistas que el dólar baja y seguirá bajando? Será por las escaleras, en los países pobres,&nbsp y por los ascensores, en los más prósperos como el nuestros. Pero es bueno ejercitarse subiendo y bajando: mata el sedentarismo antes de que el sedentarismo nos engorde a nosotros

¿El déficit en la balanza comercial con todo el mundo, incluidos aliados y no aliados cada día es mayor? Bien, nos acostumbramos nosotros y que se acostumbren ellos, el mundo, a vender sus mercaderías más baratas si desean mantener sus mercados y a nosotros como clientes privilegiados.

En cualquier contingencia de crisis eventual, se hacen algunos despidos, se cierran algunas industrias, se levantan algunas barreras proteccionistas y, zas, todo resuelto. Nuestros economistas duermen a pierna suelta. Los que hacen ruido, solo reclaman nuevos aumentos de sueldo.

El cambio climático no nos quita el sueño, pues ya se inventaron aires acondicionados y calefacción. En día de calor, aire acondicionado, en días fríos, calefacción. Bien sencillo. Que otros se las arreglen como puedan.

¿Se eleva el nivel de los mares? Bien,&nbsp pues algunos viviremos más cerca de costas y playas. A disfrutar entonces. Y Kyoto queda bien lejos, allá en el Asia lejana, a 40 mil kilómetros de aquí.

¿Problemas con la vivienda? Subimos o bajamos las tasas de intereses. Es fascinantes lo que hacen los bancos con esta ansiedad de los futuros propietario y ya está al&nbsp salir al mercado un nuevo juego digital: el héroe virtual se las juega a cada momento comprando y vendiendo inmuebles.

Se destruyen los bosques del mundo, para mantener en pie, entre otras cosas nuestra industria de hamburguesas. Sí. Son bosques ajenos, repletos de alimañas. Los de aquí los preservamos para ver hermosos y espectaculares incendios en época de sequías y aburrimientos.&nbsp

Las especies animales son diezmadas y&nbsp cienmadas por las extinciones. Todos saben: disponemos de excelentes zoológicos. Y el resto de los animales y plantas ya ha sido fotografiado hasta la sociedad y en TV se pueden admirar sin peligro hasta las especies extinguidas, incluyendo dinosaurios. ¿No vieron Parque Jurásico, I y II Parte?

Si se extingue los lobos, ahí nos queda el cuento de la Caperucita, a la que solo falta suprimirle el color de la capucha.

¿Se agotan los yacimientos petrolíferos mientras nosotros consumimos cada año el 25 por ciento de todo lo que se extrae en el planeta, cuando apenas somos el 5 por ciento de la población mundial? ¿Qué esperaban que dejáramos el auto en casa y nos fuéramos en&nbsp autobús o metro? No somos ningunos muertos de hambre.

Que en 50 años más se agota el combustible fósil. Se agotaron&nbsp los dinosaurios y ahora como fósiles son mejor negocio que cuando vagabundeaban vivos y coleteando al duro. El cinematógrafo hace mucho dinero en taquilla con ese atractivo tema.

¿Que cada día la población de nuestros países aumenta el peso, aunque se exagera mucho, mientras en África, los niños no hacen más que padecer de distrofia, enfermedades y hambre? ¿Quién los manda a parir? Además para la obesidad de nuestros muchachos y muchachas, disponemos de técnicas de liposucción formidables. Y como hay que mantener una imagen ante el mundo, priorizamos a los más flacos cuando filmamos algún drama amoroso o un viaje a otro planeta. Sería grotesco ver a un gordo invadiendo Venus, diosa mitológica de la belleza, o en duelo espectacular con un musculoso aliens de origen desconocido.

DESPUES QUE SIGUE: ¿EL SOCIALISMO ES UNA OPCION?

Retomo la palabra. La locura es temporal y no tiene fin. Todo ocurre al mismo tiempo, según cierta lógica humana y terrenal, recién propagandizada por la teoría de los mundos paralelos y la teoría de la complejidad. AMBAS cada vez más y más&nbsp tomadas en cuenta. &nbsp

Tenemos una vida limitada, pero disponemos de perpetuidad suficiente en los almacenes. Dicen unos, otros lo niegan tajantes. Nos morimos hoy y mañana resucitamos en otros soles o galaxias o en criaturas de aquí mismo: solo bajando la cuesta de hueco negro. El cielo y la gloria, a pesar del desgaste de la no nunca comprobación y bajas persistentes en las acciones del dogma y la fe, persiste como opción&nbsp posible. Hay tardes en que creo y tardes en que no creo. Pero ¿qué bonito si fuera cierto? Solo tiene el inconveniente de que hay que merecerlo.

¿La criatura humana NO puede ni debe renunciar al sueño de la perpetuidad, para reducir el consumo de somníferos en&nbsp noches de desvelo?

¿Así que se argumenta que la historia sigue su curso, que no se queda maravillosamente trabada en el magnífico recodo capitalista? Ay, ¿y qué nos hacemos entonces?

¿Después del capitalismo viene el Armagedón o el Socialismo?

LA ESENCIA DEL SOCIALISMO

Volvemos a los recuerdos. Ya hoy no es 1917 ni un año después. Sino casi un siglo más tarde. El socialismo, luego de algunos intentos fallidos, vuelve a aparecer en escena. Hay una decantación y una acumulación originaria de experiencias. Continúa siendo un fantasma que cabalga, pero ahora un más curtido y mejor jinete recorre praderas americanas.

¿Sigue vigente el apotegma de que el socialismo debe obtener una mayor productividad que el capitalismo? ¿Dependen do de quien sea el dueño de los medios de producción&nbsp y quién de la fuerza de trabajo? ¿El objetivo es más y más de cualquier cosa, &nbsp para satisfacer las demandas creciente de la población?

NO VAMOS A VOLVERNOS LOCOS. Intentemos, entre todos,&nbsp desenrollar esta madeja sin alterarnos demasiado. Usemos la imaginación, extensión de la inteligencia, y la inteligencia, extensión de la naturaleza. A ver si sacamos algo en claro.

Voy a hablar por mí. Y con mis intuiciones, repito, porque aquí la lógica y la razón agotaron bastante fósforo sin grandes resultados indiscutibles. La intuición, aclaro, tampoco garantiza nada, es decir resultados definitivos o simplemente resultados.

Tengo la impresión de que el desarrollo de la productividad hoy es alto, muy alto, es decir, la productividad de los países más desarrollados, como EE.UU., Inglaterra o Alemania o Japón. Pero es relativo, según Einstein y algunos economistas. Y hay más: dentro de diez años la productividad habrás crecido más y en &nbsp 20 todavía más.

¿Sería ese crecimiento la solución para&nbsp problemas del capitalismo o la humanidad? ¿Porque el rico comprendería alguna vez que todo tiene límites, hasta su egoísmo, y resulta ético permitir que otros se beneficien de igual manera?¿O solo habría entonces más bocas que alimentar, muchísimos más pobres arracimados en&nbsp ghettos y muchos menos millonarios, aunque &nbsp con muchos más millones o billones &nbsp que ahora?

YO, ES DECIR, YO, NO LO CREO.

EL CAPITALISMO TOCO FONDO, AUNQUE NO LE QUEDEN 3 AFEITADAS. &nbsp &nbsp Y TAL VEZ PUEDA SER PORQUE SU PRODUCTIVIDAD CONSUME PETROLEO AL RITMO GALOPANTE DE DIEZ YACIMIENTOS POR &nbsp DIA Y DEVORA BOSQUE A LA VELOCIDAD DEL JINETE DESBOCADO QUE LE PISA LOS TALONES A LA DESTRUCCION AMBIENTAL. LA VELOCIDAD PRODUCTIVA QUIZAS REBASA YA EN PROPORCION A LOS RECURSOS NATURALES DISPONIBLE. ¿EN REALIDAD, LOS RECURSOS SON FINITOS, COMO UNA AGUJA? ¿O ES PROPAGANDA CATASTROFISTAS, ESTIMULADA POR ECOLOGISTA Y ACTIVISTA SOCIALES INTERESADOS EN AGUAR LA SOPA?

¿NO SE AFIRMA QUE SE NECESITAN YA EN ESTE INSTANTE DOS, TRES, VARIOS VIETNAMS, DIGO, PLANETAS TIERRAS, PARA SATISFACER LAS DEMANDA HUMANAS SI LA HUMANIDAD &nbsp CONSUMIERA AL RITMO DE NORTEAMERICANOS O INGLESES.

Por ejemplo, Evo Morales y los bolivianos, para hacer socialismo en Bolivia, según aquel viejo apotegma, necesitaría mil años y el apoyo de unas once mil vírgenes indias muy productivas y milagrosas que no descansaran día ni noche. Correa y Ecuador, a pesar de los conocimientos en economía mundial de uno, y los aguerridos sentimientos populares, se verían obligado a delegar la tarea del socialismo a sus tataranietos y a los tataranietos de los ecuatorianos vivos en la actualidad.

Chávez y sus coterráneo, que ya no disponen ni de tiempo para comerse la uñas o dormir, tendrían que interrumpir sus sueños y el sueño nocturno, y comenzar a inventar tretas o a invocar dioses, para lograr lo imposible de momento, una productividad mayor que la norteamericana. Los brasileños tendrían que comenzar a salir de sus favelas o edificios, unos a tocar tambores y&nbsp candombes y otros a desvelarse en las universidades, inventando el agua tibia, el hielo y otros progresos. Tal vez la tarea del hielo sería para colombianos, más expertos en este tema y más resistentes a la soledad.

En Cuba habría que postergar por siglos y dedicarnos DE SOL A SOL a la investigación tecnológica y científica, SI EL SOCIALISMO EFECTIVAMENTE SIGNIFICARA SOLO O UNICAMENTE O SOBRE TODO MAYOR PRODUCTIVIDAD DEL TRABAJO. Aunque las universidades se centuplicaron en las décadas más recientes, habría que centuplicar de nuevo el número de centros de altos estudios, siempre expuestos al robo de cerebros.

Vuelvo a decir yo, a lo Whitman: estimo que SI hay que aumentar la productividad y mucho.

Y en particular en Cuba, que conozco más, es donde vivo y me toca de cerca.

Aquí, en esta locación, &nbsp industria y agricultura sufrieron o sufren embates combinados de bloques económicos y mentales, periodos especiales, burocracia, corrupción, inmovilismo, voluntarismo, estatalización de los medios de producción, centralismo de la inteligencia y el poder, zigzagueos erráticos en la conducción del país. Agregar pobre utilización de los recursos humanos, politización excesiva, ideologismos innecesarios, no estímulos salariales a la producción, &nbsp no compensación al conocimiento intelectual, técnico, científico, profesional, innovador, etcétera.

Pero si las hadas existieran y sus varas mágicas, que nos trasladaran de golpe a un imposible paraíso productivo, yo no creería que ya se logró el propósito.

Lenin hablaba en una URSS retoñando y en lucha frontal contra el capitalismo y el cerco de las potencias adversarias: debía incentivar a los trabajadores a producir y a producir más. Era una definición en contexto histórico. Rusia en l917 constituía un enorme complejo de territorios feudales. Del entusiasmo surgieron muchas ideas, incluyendo el stajanovismo, algo similar al taylorismo norteamericano, &nbsp movimientos para acelerar la producción. Tuvo un éxito muy discreto y temporal.&nbsp

La subsistencia de la URSS dependía de hacerse fuertes y rechazar las múltiples confrontaciones técnicas, científicas, militares, etcétera, y el acecho perenne del zarpazo bélico y &nbsp coaligado contra un estado de obreros y campesino inaugurando otra historia.

Lenin murió incluso antes de implementar sus ideas y la URSS cayó en la manos menos aptas y más ásperas para dirigir una incipiente revolución. El camino al socialismo se desvió por un atajo hacia el desarrollo y así compitió en muchos renglones, con éxito, incluido la carrera armamentista y la espacial.

Pero un día, como en un cuento de Hadas, pero al revés, se desmoronó la URSS.

Nadie podía ni quería creerlo, desinformados como transitábamos por los caminos del socialismo. Lenin momificado nada podía hacer, sino removerse en su ataúd público. Y aquel Partido que se fundó en guerra con el Zar, servicios de espionaje zarista y mundial, adversarios de clases e ideológico y las grandes potencias occidentales, ya no era ese partido. Sino otro.

Hacía mucho tiempo que &nbsp No era vanguardia de nada, aunque todavía se proclamaba como tal. Era una asociación de&nbsp corruptos y burócratas, apegados a sus cargos y privilegios y ausentes de principios e ideales.&nbsp

ENTONCES ¿COMO TERMINA LA HISTORIA?

Acomodé el subtitulo anterior para darme la oportunidad, una vez más de sacarle la lengua al filosofo FUKUYAMA, quien pretendió&nbsp ya hace algún tiempo EL FIN DE LA HISTORIA. El capitalismo triunfante, contra la URSS DERROTADA,&nbsp era lo último y más refinado que podían ofrecer a la humanidad los poderosos de siempre.

PERO NO. El&nbsp socialismo, hasta que aparezca algo nuevo, es la penúltima y más lógica opción.

APOYADOS EN LA DIALECTICA Y VUELTAS QUE DA LA VIDA, hay sin embargo al menos dos exigencia o leyes imprescindibles que entran al ruedo. SOCIALISMOS PARTICIPATIVOS, en serio, sin trucos televisivos ni manipulaciones. Y DEMOCRATICOS, con la productividad POSIBLE alcanzada hasta hoy en la mañana, pero con propiedad cooperativa, autogestión, cooperativa de ideas, descentralización de la inteligencia, del poder, talento y&nbsp vocación y conocimiento al mando donde hace falta, que es siempre, dirigentes electos y revocables.

Y LA &nbsp CAMARA ALTA DEL PUEBLO, QUE ES QUIEN PRONUNCIA LA ULTIMA PALABRA. LOS VECINOS DEL BARRIO&nbsp COMPROBARON HASTA LA EMPACHO QUE EL SOCIALISMO ES DEMOCRATICO O NO ES NADA

La productividad, NO ESA QUE DEVORA MAS PECES QUE LOS EL MAR PUEDE CRIAR, &nbsp llega de manos no solo del desarrollo técnico, sino de una propiedad realmente social. Se acaba el truco de la propiedad estatal disfraza de social.

La propiedad social legítima, Incluye todas las formas de propiedad, INCLUSO LA PRIVADA, INCLUSO LA ESTATAL, INCLUSO LA PERSONAL. Y MUCHAS COOPERATIVAS, MUCHA AUTOGESTION, GENTE E INDIVIDUOS, MUJERES Y HOMBRES, HASTA EL GATO, INTERESADOS EN LA PRODUCCION Y LA PRODUCTIVIDAD, PORQUE NI EL DUEÑO NI EL ESTADO NI PUEDE NI DESA BIRLAR ESA PROPIEDAD SOCIAL.

Y una distribución justa, con los imprescindibles deberes para con las arcas de la Nación.

Y con tribunas EN PERMANENTE MOLIENDA, &nbsp para que el pueblo y sus paladines temporales, exentos de ínfulas, privilegios o poderes que nadie les otorgó, debatan los decretos de una DEMOCRACIA &nbsp constantemente inclusiva, SIN DISTINGOS. Un socialismo como lo soñarían los niños, con lobos en abundancia y Caperucitas como florecillas rojas en bosques encantados.

UN SOCIALISMO FRESCO BROTANDO DE LOS MANANTIALES DE LA CREACION HUMANA.

INEDITA EN LOS ANALES DE LA HISTORIA.

Félix Guerra

POEMAS DE LA SANGRE COTIDIANA.

Febrero 14 de 2008. Ciudad de La Habana.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS