La Ertzaintza irrumpe en herrikos para arrancar las fotografías de presos

Si el miércoles la Policía autonómica se personó en la herriko taberna de Alde Zaharra de Donostia, Herria Taberna, amenazando con querellarse contra sus trabajadores -una de las cuales fue identificada- por un delito de «enaltecimiento del terrorismo» en caso de que no retiren las fotografías de los presos políticos del barrio, ayer los policías bajo mando de Rodolfo Ares irrumpieron en al menos tres herrikos de Bizkaia, registrándolas, golpeando a quienes protestaron y retirando las fotografías de los presos políticos.

Una de esas localidades fue Galdakao, donde la Ertzaintza actuó por tercera vez en menos de una semana, tras las cargas en Ibilaldia y el despliegue policial para impedir la rueda de prensa del miércoles del movimiento pro-amnistía que, finalmente, ayer sí pudieron realizar, aunque también con el hostigamiento y las presiones de la Ertzaintza.

Imputaciones a los camareros

Tres dotaciones de la Policía autonómica se personaron al mediodía ante la herriko taberna de Galdakao. Entraron al interior del establecimiento y, tras registrarlo, se llevaron consigo las fotografías de los represaliados políticos.

Asimismo, arremetieron a golpes contra los que se encontraban en el interior del bar, causando al menos cinco heridos. El trabajador del establecimiento también fue identificado y advertido de que sería im- putado por «enaltecimiento del terrorismo».

Desde Galdakao, los ertzainas se dirigieron a Usansolo y Ugao. Según pudo saber GARA, irrumpieron en las dos herriko tabernas, apropiándose de las fotografías de los presos políticos vascos y realizando las mismas amenazas de imputación a sus respectivos trabajadores.

El movimiento pro-amnistía realizó un llamamiento a «defender» las fotografías.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS