La ertzaintza entorpece la visita del preso político Unai Bilbao a su familia

Publicidad

ETXERAT. Familiares del preso político Unai Bilbao, encarcelado a 860 kilómetros en la prisión de Albolote (Granada), han notificado a Etxerat que la Ertzaintza entorpeció la visita del preso a su localidad el pasado fin de semana.

Concretamente, lo mantuvieron fuertemente esposado durante toda la visita a sus familiares, una medida degradante e inhumana, y el trato fue agresivo, tanto verbalmente como físicamente, llegando a dar un empujón a Bilbao cuando descendía por las escaleras del portal del domicilio familiar. La familia denunciará estos hechos, mientras que Bilbao hará lo mismo ante Instituciones Penitenciarias.

Por otra parte, queremos recordar que no es la primera vez Unai Bilbao y su familia ven vulnerado su derecho a la vida familiar. La prisión de Granada retrasó durante más de dos meses el permiso extraordinario solicitado por Bilbao para poder ver a su madre – quien finalmente falleció en Diciembre pasado sin poder ver al preso -, impedida para realizar los más de 1700 kilómetros que la separaban de su hijo.

La asociación quiere denunciar a su vez, otro ejemplo más que ofrece la actual política penitenciaria, sumando obstáculos y vulnerando el derecho a la comunicación familiar de diferentes formas, imprimiendo así un sufrimiento añadido a los familiares y allegados de presos políticos vascos. Una práctica que se ha repetido en casos significativos como el del preso político de la Txantrea Mikel Izpura, encarcelado en Murcia (830 Km), a quien mantuvieron esposado durante la visita que realizó en 2015 a su hermano, convaleciente por el cáncer terminal que sufría e impedido para viajar más de 1600 Kilometros.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More