La era está pariendo un corazón. Repensar el juego latinoamericano

Tambores de Guerra
El 24 de marzo de este año, en «La nueva estrategia de la era Obama para debilitar la unidad de América Latina» escribía 'Ante esta consolidación del Cambio en América Latina y al fracasar en la ruptura interna de esos estados; la Administración Norteamericana apuesta a algo más grave: La Confrontación entre Países, que no es nuevo. Los encargados de llevar adelante esta opción fraticida Latinoamericana son los virreyes Uribe en Colombia y Alan García en Perú, quienes gustosos ofrecen sus países como Porta-aviones de los Estados Unidos de América…

Los últimos meses de la Administración Bush cambió la estrategia. Fracasada la Táctica de fomentar separatismos en América Latina, se volcó a sentar las bases para el Enfrentamiento entre los Países. Dos son las Guerras que son fomentadas en Sudamérica: La de Colombia contra Venezuela y Ecuador; y la de Perú contra Bolivia y Chile. En el primer caso, la excusa serán los guerrilleros de las FARC que se les cuelan por la frontera buscando refugio en suelo ecuatoriano y venezolano. Los prolegómenos de esta Guerra ya han comenzado con el bombardeo colombiano a un campamento de las FARC en territorio ecuatoriano, y con las invasiones periódicas del Ejército Colombiano en la frontera venezolana…'
………
'Dos o tres guerras cruzadas en la América del Sur, sería el escenario ideal para una Administración Obama cuya economía se derrumba presa de la Avaricia sin límites de sus Banqueros y del Silencio Cómplice de sus Políticos. «Si no podemos cosechar, robaremos las cosechas de otros», será el lema secreto de la Administración Norteamericana de la Presidenta Hillary Clinton. «Si no hay Economía, tendremos Guerra». Una Nueva Era de Conquistas; pero para eso, es necesario que la Amenaza Latinoamericana colapse en algunas Guerras. Que se rompa lo que empezó a unirse…'

Este sábado 8 de agosto, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, afirmó 'que Estados Unidos intenta instigar una guerra entre su país y Colombia e indicó que de llegar el gobierno colombiano a aceptar nuevos acuerdos de seguridad con Washington se va a quedar aislado en la región.
«No tengo la menor duda de que el imperio yanqui (estadounidense) quiere una guerra entre Colombia y Venezuela», declaró Chávez durante un acto realizado desde las riberas del río Orinoco, en el sureste del país sudamericano.'

La dictadura empresario-militar-eclesiástica
El trípode del Poder tradicional de la historia latinoamericana se ha puesto en evidencia, en Honduras: Un triunvirato ha tomado el descontrol nacional: el empresario Roberto Micheletti representante de las 10 familias que parasitan el País, el general Romeo Vásquez, representando a los militares de la Escuela de las Américas, subordinados al Pentágono, y el Carde-Mal Madariaga, representado a la Perrarquía Católica, aliada y miembro de la Oligarquía.

Poder Económico, Poder Militar y Poder Eclesiástico, unidos para frenar las reformas sociales impulsadas por los sectores obreros, campesinos, de mujeres e indígenas, por más tenues que estas sean. La Iglesia Católica que responde a Roma y las Iglesias Electroevangélicas que responden a Miami, son la médula de la Reacción en Honduras y en el Continente, su sustento ideológico, su pañuelo con cloroformo para la Boca del Pueblo. Hemos visto claramente como las Perrarquías de la Iglesia Católica en Bolivia, Nicaragua, Honduras y El Salvador (solo por nombrar las más recalcitrantes) se han opuesto decididamente a los Procesos de Cambio Social y se muestran aliadas con las Oligarquías, que sus antecesores contribuyeron a crear, a bendecir y a enquistar.

La OEA y EEUU
Claro quedó también la inservibilidad de la OEA, que no puede retrotraer un Golpe de Estado, aunque todos sus Países miembros condenen al mismo. Sí quedó clara la capacidad de Veto o Aval encubierto de EEUU para mantener con respirador artificial la Asonada de Micheletti & Romeo Vásquez & Madariaga. Zelaya lo sabe y se lo exige a Obama. Obama, con cara de «yo no fuí», silba apara arriba y dice «no puedo apretar un boto y reistalar a Zelaya». Apenas puede cazar moscas en el aire, por televisión. Nadie le cree. Sobre todo cuando su gobierno tiene la cánula sanguínea conectada a la Base Militar de Soto Cano en Honduras y se resiste a sancionar «agobiantemente» la economía de la Dictadura. Ésta solo se mantiene en pie, por Obama; ya que la rebelión popular, después de 4o días, no solo sigue intacta sino creciendo. Por menos de la cuarta parte de las manifestaciones, bloqueos y sanciones que atraviesa Honduras, cualquier otro gobierno de América Latina, hace rato que se hubiese caído.

Honduras nos trajo Claridad
-Los Enemigos
El Golpe inacabado de Honduras (la única batalla que se pierde es la que se abandona), más allá de su lamentable presente e indeseables consecuencias, ha traído un sacudimiento necesario al sopor en que se quedaron a soñar, quienes creyeron cándidamente que el Movimiento de Cambio de Avanzada Social se seguiría comiendo países, por ósmosis, mientras nuestro «Amigo» Obama (que por ser negro era «bueno») se quedaría mirando adormilado como los Pueblos de América Latina se sacuden del lomo, las Oligarquías socias de Estados Unidos.

Claro quedó, que Obama está subordinado a los intereses de sus Capangas, los cuales nunca permitirán que cierren las Venas de América Latina, por que son las que transfieren la Sangre necesaria de la que se alimentan los Privilegiados del Continente. Para el Imperio, ser «Bueno» y «fraterno» es suicidio. Si no, no sería Imperio. No. no se puede enseñar a tomar Leche a una Garrapata ni Jugo de Naranja a un Vampiro. Pero está buena la lección. Había que aprenderla a Golpe y a Sangre. El libro de Galeano, regalado a Obama por el Comandante Hugo, junta polvo en algún anaquel de la Biblioteca presidencial. Nunca será leído.

Honduras puso claridad, porque obligó a TODOS, a pronunciarse, a balbucear o a enmudecer sobre la Cosa. Quedó claro que el Golpe, fue organizado desde adentro de Honduras, apañado por el gobierno de Obama y conocido de antemano por el presidente Oscar Arias de Costa Rica. ¿O será casualidad que el mismo presidente del país que recibió a Zelaya en su destierro forzoso, fue el mismo que se «ofreció» a mediar tras el Golpe? los Militares golpistas sabían perfectamente a que país llevaban a Zelaya, y sabían que lo recibirían. Esto está claro, y también está claro el tamaño de la perversidad de Arias, quien luego de avalar el Golpe permitiendo el exilio de Zelaya, volvió a avalarlo al mediar legitimando a la dictadura de Micheletti.

Otro hipócrita de igual calaña es el presidente de Panamá, Martinelli. A estos se suman Uribe de Colombia (a quien le simpatizan los golpistas) y Alan García de Perú, el Monstruo de Bagua. De la boca para afuera «repudiaron el Golpe», pero para adentro suspiraron aliviados, porque había caído un aliado de su enemigo Hugo Chávez (el Enemigo de mi Enemigo, es mi Amigo). Así que, en AL tenemos 4 gobiernos que apoyan el Golpe contra Zelaya en Honduras: Costa Rica, Panamá, Colombia y Perú. A éstos debemos sumar Estados Unidos y Canadá.

-Los Neutrales
Ahí tenemos una serie de gobiernos «neutrales» en serio. Algunos pueden llamarse «socialistas» si quieren (hoy cualquiera se llama así); pero solo están dejando transcurrir el tiempo, y a la larga, aceptarán lo que los hechos vayan consumando o consumiendo, habiendo aprendido la lección de ser «socialistas», sin tocarle un centavo a los Acaparadores del Bienestar. Ahí están el presidente de Uruguay, Tabaré Vásquez; la de Chile, Michelle Bachellet; el de México, Felipe Calderón. Pueden realizar fuertes gestos en contra del Golpe, pueden recibir con honores al presidente «legítimo», pero más por temor a que les pase a ellos, que por idelalismo. Felipe Calderón (ahora Bueno, porque apoya a Zelaya; ayer era Malo, porque acosa a los zapatistas), tiene la sombra del gobierno «Paralelo» de López Obrador que desconoce la legalidad de Calderón y durante un buen tiempo lo puso en jaque. Con esa experiencia, era lógico que el presidente de México repudiara duramente el Golpe en Honduras (Hoy por Mí, mañana por Tí, una mano lava la otra, y ambas lavan lo que ya sabemos).

-Los Simpatizantes
Hay toda una serie de Gobiernos, que no son parte, pero simpatizan con el «Socialismo del Siglo 21» promovido por Chávez. No son Socialistas ni quieren serlo; pero han encarado algunas reformas sociales (algunas muy superficiales), y están atados, al menos románticamente, al «ideario socialista o de Justicia Social». Además, algunos de ellos están en una etapa de fragilidad política, por lo que temen que el Golpe «profesional» de Honduras tenga efecto dominó y los afecte a ellos. Así que, por romanticismo ideológico y/o por fragilidad política, este grupo de Gobiernos apoya decididamente el retorno de Zelaya al poder. Sostienen, además, por conveniencia, la «Buena voluntad de Obama para restaurar al presidente legítimo de Honduras en el Poder». Tratan de hacer equilibrio entre su simpatía por el ALBA y su membresía de «Amigos de Obama». Aquí militan Cristina Kirchner de Argentina, Fernando Lugo de Paraguay, Ignacio Lula de Brasil y Álvaro Colom de Guatemala. El único gobierno fuerte es el de Lula; porque los otros tres se sienten amenazados por la sombra de un «Golpe republicano a la hondureña». Tanto Cristina Kirchner como Fernando Lugo, sienten el aliento desestabilizante en la nuca de sus vicepresidentes opositores; y la hipótesis que una fuerte presión de clases medias pudiera obligarlos a renunciar (sus «sucesores» serían, precisamente esos vices díscolos). El caso de Álvaro Colom es más tétrico, después que un abogado asesinado dejó un video donde acusa al Presidente guatemalteco de su muerte.

-Los Aliados
Los gobiernos aliados de Zelaya, son los del ALBA (Hugo Chávez de Venezuela, Rafael Correa de Ecuador, Evo Morales de Bolivia, Daniel Ortega de Nicaragua y Raúl Castro de Cuba). Aquí, y no por desmerecer no cuentan esas pequeñas y maravillosas islas-estados como San Vicente y las Granadinas, Antigua y Barbuda, y Dominica (también en el ALBA); en primer lugar por su escaso peso específico y en segundo lugar porque su alianza con Chávez puede obedecer más a intereses petrolíferos que ideológicos.

-Ni Fú, ni Fá
De Belice, Jamaica, Haití, República Dominicana, Guyana y Surinam, no tengo ni idea. Sé que (como todos) repudiaron el Golpe. Sus gobiernos están manejados por tipos de gran poder económico y por multinacionales europeas o norteamericanas. Son países con situaciones de injusticia social y desigualdad económica tristísimas, cuyos dirigentes miran hacia afuera de América Latina, algunos por necesidad y otros por desvínculo cultural.

Llevar la Guerra al interior de los EEUU
Un grave error estratégico de los movimientos afines al ALBA, es haber apostado tontamente a un gobierno «comprensivo» de EEUU, encarnado por Obama. En vez de aprovechar la debilidad económica del gigante del Norte, nos hemos dedicado a tirarle flores a Obama, deseándole una pronta recuperación al enfermito. Nosotros, en esto, debemos aprender del Maestro. Así como ellos nos hacen la guerra aprovechando nuestras contradicciones interiores; nosotros debemos resaltar las de ellos, señalando sus fisuras, difundiendo sus protestas y buscando aliados.

Ahí tenemos a ese inmenso País, California, por sí sola la 7ma. potencia económica del Mundo, el estado más poblado de los Estados Unidos, con un 35% de población hispanohablante. Un País dentro del País, muy afectado por los Salvatajes de Obama, con una desocupación real del 20% de sus trabajadores. En estos momentos, 100.000 empleados públicos se disponen a realizar una huelga general contra el gobernador Terminator, debido a su Plan de Recortes. Tanto en California como en otro puñado de Estados, mientras Obama se dedica a salvar a los Banqueros que prendieron fuego a la Economía del país, los gobiernos locales deben recortar «gastos» en Educación y Salud. Esos son nuestros Aliados Naturales, los norteamericanos afectados por el desempleo e indignados por los «premios» de Obama al Poder Financiero Basura.

Sin Conciencia no hay Revolución
Otro grave error es dormirse en los laureles. ¡Qué ingenuidad pensar que los Lobos del Norte se iban a quedar tan tranquilos, mientras el ALBA va sumando países! No solo debemos afianzar lo conseguido (Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua); sino ir por más, ir por todo. Hemos abandonado al Movimiento Zapatista (el inaugurador de la Nueva Era) y estamos perdiendo valiosas oportunidades en Guatemala, El Salvador, Argentina, Brasil y Paraguay, donde al menos los gobiernos no son enemigos y hasta simpatizan con nosotros. Sin Conciencia no hay Revolución; porque la Conciencia, el «darse cuenta» es el Alimento de los movimientos sociales revolucionarios. Nos hemos quedado muy tranquilos, cuando en varios países han subido cabezones y cabezonas llenos de reivindicaciones setenta-ochentistas y cargados de simbologías de izquierda; pero que están lejos de provocar un despertar en sus Pueblos. Nos hemos conformados con su «Relato», sus gobiernos de Papel Rosado.

El Zapatismo, movimiento socialista regional armado, acosado por el Ejército Mexicano, ha logrado resistir por más 15 años en las montañas en el sur de Chiapas; pero las incipientes reformas liberales de Zelaya (protección de los bosques tropicales, condonación de 1.400 millones de dólares de deuda externa, rebaja del precio de los combustibles, suba del salario mínimo), con todo el peso de un Gobierno en las manos, no llegó todavía a cristalizar sus reformas iniciadas o proyectadas.

Hay que estudiar más como se produce esta permanencia resistente del zapatismo en más de 15 años de acoso o el crecimiento del apoyo a Evo en Bolivia, el cual será nuevamente presidente en Bolivia, por cerca del 70% de los votos. Hay que mirar ahí, ¿cómo hicieron para resistir, esos procesos, sin tener el formidable recurso de exportación petrolera que tiene Venezuela? ¿Cómo desarrollaron su «Conciencia del Pueblo»?, sin la cual no hay Revolución profunda ni Reforma liberal que se sostenga.

El tibio Funes
El presidente Mauricio Funes, de El Salvador, que llevó al gobierno a la ex-guerrilla FMLN ( lógicamente, previo paso por lavandina ideológica) se parece a esos políticos que hacen de su socialismo una leyenda épica, pero que no es más que eso, una leyenda épica. Del mismo modo que el PRI mexicano habla de su «Revolución» de principios de Siglo 20, o el peronismo argentino lagrimea con la suya del 45', el FMLN de Funes parece conformarse con «haber llegado», después de 20 años de gobiernos ultraderechistas. En las páginas «bolivarianas» de otros movimentos hermanos, es posible ver las imágenes de Chávez, de Ortega, de Correa, de Evo, de Lula, de Lugo, de los hermanos Castro y de Cristina; pero NUNCA de Funes. No olvidemos que Mauricio Funes, ex periodista de la CNN, es «respetado por TODOS» (sobre todo en EEUU), y no es más que la «cara» que el FMLN necesitaba para ganar las elecciones. Un moderado, pero tan moderado que no mezquinó elogios para los EEUU y Obama cuando asumió. Creo que se puede esperar más solidaridad a Zelaya de Lugo, que de Funes. No me gusta Funes. En primer lugar porque desconfío de quien es «amigo de Todos» y de quien sirvió a la CNN. Funes duerme al lado de Honduras, pero a la que ví dispuesta a arriesgarse por Zelaya, fue a Cristina Kirchner junto a Rafael Correa. Que Chávez no vaya, lo entendí. Es la cabeza del ALBA. Ir a Honduras era ofrecerse en Holocausto y poner en peligro a todo el Proceso. La tibieza de Funes es injustificable.

Las Lagañas.
Honduras es un Balde de Agua Fría, y el Final sigue abierto. «La Era está pariendo un corazón»; pero «el Destino baraja las Cartas y nosotros jugamos». Ojalá sirva todo ese doloroso proceso para sacudirse la modorra, arrancarse las lagañas, lavarse los ojos y despertar a los demás. Si no hacemos esto, corremos el riesgo de caer nuevamente en las Pesadillas de Nuestro Pasado, a las que jamás deberíamos volver.

Ahora es Cuando.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS