La era del Kraken

El Kraken es una criatura marina de la mitología escandinava y finlandesa descrita comúnmente como un tipo de pulpo o calamar gigante que, emergiendo de las profundidades, atacaba barcos y devoraba a los marinos. (…)

Kraken es la forma en artículo definitivo de krake, una palabra escandinava que designa un animal enfermizo, o algo retorcido. (Énfasis agregado) En el alemán moderno, Krake (plural y declinado en singular: Kraken) significa pulpo, pero puede también referirse al legendario Kraken. (Wikipedia)

Arielev
Sleepwalkings

La descripción de la palabra Kraken, como se puede apreciar en la cita de Wikipedia, hace referencia a un animal enfermizo, o algo retorcido; bien sabemos que el ser humano es un animal que, a diferencia de las bestias (sic) posee la capacidad de razonar, de tener voluntad y eso nos separa del resto de los seres vivos; he aquí, entonces, la perfecta descripción para todo aquel que aboga por guerras, muertes y violaciones de derechos humanos, entre otras atrocidades, para lograr sus objetivos imperialistas: un Kraken, un animal enfermizo.

Imagen del mitológico Kraken. Wikimedia Commons.

La concepción del Novus Ordo Mundialis (Nuevo Orden Mundial) es muy similar a otro tipo de intentos de imperialismo por parte de las élites dominantes; ya sea el III Reich de Adolf Hitler, las conquistas del masón Napoleón Bonaparte o el antiguo Imperio Romano del César, estos movimientos siempre han sido controlados por krakens, animales despiadados con un intelecto enfermizo, incapaces de diferenciar lo bueno de lo malo.

Actualmente, la humanidad está siendo testigo del primer proceso nombrado, el infame Nuevo Orden Mundial, hijo de los anteriores intentos de conquistar el mundo; poseedor de un inmenso apetito en lo que a sangre, invasiones e injusticias se refiere; es el Nuevo Orden de los Tiempos.

Una tras otra, las injusticias suceden frente a nuestras narices; muchos desean evitarlas tapándose los ojos, otros directamente no son conscientes de ellas. A pesar de eso, las problemáticas en el mundo actual son varias, muchas de ellas peligrosas, muchas de ellas similares a una pesadilla kafkiana

 

El Kraken se posó sobre Medio Oriente

Bien se sabe que cuando un animal encuentra un entorno en el que se siente cómodo, difícilmente lo deje sin antes haber consumido todos los recursos de los que pueda valerse, así como dejarle claro al resto de su especie que él es quien manda. El Kraken Americano-Europeo-Sionista en este caso, se ha posado sobre Medio Oriente, sintiéndose cómodo allí y consumiendo todos los recursos naturales de la zona (Léase petróleo, léase seres humanos, léase infraestructura…)

Cuenta la mitología nórdica que este monstruo, al posarse sobre su objetivo (en el caso mitológico es un barco) lo llevaba hacia un trágico final…

(…) cuyo verdadero peligro para los marineros no es la criatura misma, sino el remolino que crea después de sumergirse rápidamente en el océano. Sin embargo, Pontoppidan también describe el potencial destructivo de la gran bestia: “Se dice que si se aferra al mayor buque de guerra, podría tirar de él hasta el fondo del océano” (Sjögren, 1980) (Wikipedia)

En la actualidad la bestia se ha posado sobre un objetivo en concreto, pero no se ha fijado en un barco, sino en varias naciones, a las que va consumiendo una a una hasta dejarlas en las ruinas; en el camino se pierden vidas, y se pierde el concepto de libertad por el que muchos lucharon hasta las últimas consecuencias.

Un ataque a la infraestructura de Irán y Siria, por parte del Kraken del Siglo XXI, desataría un sangriento conflicto en Medio Oriente, que luego se extendería por todo el mundo, al tener la nación Persa «aliados» tan fuertes como Rusia o China, que no dudarán en responder a un ataque sin sentido por parte del pulpo que todo lo quiere.

No confunda el lector esta “amenaza” de grave conflicto con la farsa del arsenal nuclear (sic) de Irán, ya que este aún no fue probado por la infame OIEA, ni mucho menos por imágenes concretas; sólo se habla de las tan famosas “fuentes de inteligencia”, “agentes de seguridad nuclear” y falacias de esa índole.

Es importante estar despiertos ante el intento constante de lavado de cerebro por parte de los medios de comunicación, crías de este Kraken, que harán todo lo posible para que usted y yo creamos en ellos; para que usted y yo consumamos las mentiras que dicta el Tío Sam.

 

Sea una bestia o un imperio, todo tiene un final.

Es fácil darse cuenta que Estados Unidos ya no es lo que era, y todo esto gracias a la crisis económica mundial. Como bien se sabe, toda debacle económica afecta a cada sector del país, y el ejército, así como las misiones del César/Kraken Barack Obama, no quedan exentas de este efecto dominó.

¿Cómo se llega a esta conclusión de debilitamiento? Por el hecho de que ahora EE.UU. busca países “satélites” como aliados, tanto en la zona, como en Europa. Países como Qatar, Francia, Alemania e Israel, son las naciones en las que Norteamérica deposita su confianza; el caso de la nación judía es emblemático, ya que en este caso no es como en el resto, sino que Israel y Estados Unidos viven en una puja constante de poderes, esto puede apreciarse en la influencia del Pentágono para con el país de  Benjamin “Bibi” Netanyahu, y con la presión del AIPAC en la nación que actualmente dirige el peculiar premio Nobel de la Paz, Barry “Invador de Países” Obama.

Cuando una nación tiene por religión vivir de los recursos del resto (sin pagar por ellos) es difícil que siquiera intente modificar esa política delincuente que han adoptado con tanto cariño. Lo que hacen, en contraposición, es continuar invadiendo países con el slogan del como sea, donde sea y con quien sea, con tal de satisfacer las necesidades de los votantes, que, al final de cuentas, son los que le dan este poder maquiavélico a los políticos de turno.

Sería interesante ver esa inevitable transición de poder que sufrirá tarde o temprano Estados Unidos cuando deba entregarle sus beneficios a otra nación, que en ese momento cuente con mejor poder invasor y, por ende, adquisitivo. Sería interesante ver qué ocurre con todo el gasto armamentístico, con las bases que tiene desplegadas Norteamérica por todo el mundo, con la tecnología que intentan desarrollar, con los submarinos nucleares que se pasean por los océanos del mundo, con los soldados títeres desplegados en lugares exóticos… Lo que no sería interesante es que esto ocurra luego de un escenario de III Guerra Mundial/Nuclear.

Arielev



 

 

 

 

 

 

 

 



NOTICIAS ANTICAPITALISTAS