La educación: “los deberes sin hacer” de todas las administraciones

La Junta de Portavoces de Directores de Colegios Públicos de Educación Infantil, Primaria y Especial de la Comunidad de Madrid denuncian la actual situación de la educación pública en Madrid.

En una carta los Directores de los Colegios Públicos de la Comunidad de Madrid señalan que la educación es “un derecho fundamental que los estados civilizados garantizan a través de la Enseñanza Pública, que debe ser gratuita y

universal. Su nivel de calidad es el indicador de futuro más importante de cada sociedad. El porcentaje del PIB que cada administración invierte en ella (infraestructuras, profesorado, becas y ayudas, inclusión social y compensación de desigualdades), marca la diferencia entre países y ciudadanos, acercándonos o alejándonos de una igualdad de oportunidades real”.

“Como responsables de los Centros públicos garantes de dichos principios, no sujetos a intereses económicos, empresariales, ideológicos o políticos, debemos manifestar:

1. Nuestra gran preocupación por la situación educativa que vive nuestra región.

2. Lejos de la reducción de profesorado sufrida en los colegios en los últimos cursos, requerimos incremento presupuestario para mantener el alto nivel de calidad en los servicios educativos que ofrecemos, sin que se reduzcan ni desvíen fondos públicos a otros centros.

3. Reclamamos puntualidad en los pagos y en el libramiento de las cantidades presupuestadas destinadas a los centros, para poder seguir gestionando de manera eficiente y no perjudicar con prolongadas demoras a centros, empresas y proveedores.

4. Requerimos reforzar las plantillas para posibilitar la realización de los refuerzos educativos, vitales para apoyar y reparar las lagunas de los alumnos que lo necesiten. “Los recursos que no se inviertan a tiempo en Primaria, deberán multiplicarse a destiempo en Secundaria”.

5. Exigimos recuperar las ratios de Atención a la Diversidad, restableciendo las adecuadas proporciones de profesorado para atención a los alumnos que así lo requieren por su edad (ed. infantil), discapacidad (integración) o necesidad específica (logopedia, compensatoria…).

6. Perseguimos la estabilidad de las plantillas, para nosotros referente básico de calidad de la Educación, con convocatorias de oposiciones ajustadas a las necesidades reales de profesorado, en tiempo y forma, y ajenas a la coyuntura política.

7. Cuando las necesidades familiares crecen tanto como en el momento actual, requerimos incremento equivalente en becas y ayudas de libros, comedor, actividades escolares y extraescolares por parte del Ayuntamiento, Comunidad y Estado para los alumnos más necesitados, en contra de la actual tendencia en todas las Administraciones.

8. Trabajamos cada día por una Educación Pública que responda a criterios de calidad y equidad, con una escolarización equilibrada, dotada con los mejores recursos posibles para seguir respondiendo a las necesidades de nuestro alumnado en esta “Sociedad del Conocimiento”.

9. Contamos con los mejores profesionales del sistema educativo español, docentes y no docentes, que se esfuerzan en cada momento y dan lo mejor de sí mismos para mantener el excelente nivel de servicio educativo que siempre, a pesar de publicidades engañosas, ha caracterizado y distinguido a los Colegios Públicos de la Comunidad de Madrid.

10. Nos avala el apoyo de las familias que siempre han encontrado en nosotros respuestas concretas para las necesidades de sus hijos, y que después de conocernos, no se han dejado embaucar por promesas interesadas de “planes de estudio de diseño” que pueden desaparecer con el tiempo, sino que han apostado por realidades y garantías constatables.

La “educación pública”, como la Sanidad Pública, son bienes universales alcanzados por nuestra sociedad que no pueden dar marcha atrás, procesos que no se deben detener en el tiempo, y no se deben intentar mermar, desvirtuar, zancadillear o poner en riesgo por intereses efímeros. Nuestros hijos y alumnos, los ciudadanos de mañana nos lo recriminarán y, mientras crecen, nosotros llamamos su atención para contribuir a evitarlo.

La solución educativa pasa inevitablemente por revertir la situación aunando el esfuerzo y compromiso de todos, social, económico, político, incrementando los recursos, la calidad y la fortaleza del sistema educativo público: “nuestra garantía colectiva de futuro”.

El próximo sábado 17 habrá en Madrid otra manifestación en apoyo a la educación pública.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS