La economía mundial entra en barrena

Lo ocurrido ayer en las bolsas refleja perfectamente el momento de descontrol y zozobra que atraviesa la economía mundial. Mercados como el italiano o el español sufrieron variaciones de hasta el 7% en sus índices después de comenzar la jornada con una sensación de euforia por la decisión del Banco Central Europeo de comprar su deuda y desplomarse por la tarde de la mano de Wall Street. Algunos analistas hablaban ayer de que la economía se ha subido a una especie de montaña rusa, pero el símil sólo sería acertado si entre tanta caída asomara algún síntoma de repunte, algo que por el momento ni siquiera se intuye. Al contrario, podría decirse que el sistema económico internacional ha entrado en barrena y que el planeta se asoma a una nueva recesión.

Del mismo modo, otra de las lecciones que la primera semana de agosto de 2011 nos ha dejado es que basta sumar un mes con poca actividad bursátil y un par de movimientos especulativos para encender todas las alarmas y desbaratar lo que a mandatarios de todo el mundo les cuesta un gran esfuerzo construir. Así, jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea llevan meses tratando de llevar una mínima estabilidad a la economía de la eurozona y, cuando parecía que el acuerdo sobre el segundo plan de rescate de Grecia podría lograr ese objetivo, unos pocos días más tarde ya nadie se acuerda de lo que acordaron en Bruselas. En este sentido, la última decisión del BCE no deja de ser un nuevo parche, adoptado en un contexto de pánico, cuyos efectos en la prima de riesgo de Italia y del Estado español no tardarán en diluirse.

La economía especulativa ha vencido a la política. La decisión de Barack Obama de dirigirse a la sociedad estadounidense tras la rebaja de Standard & Poor’s es el más claro ejemplo de ello. Y es que frente a quienes históricamente han sostenido que el presidente de Estados Unidos es la persona más poderosa del mundo siempre ha habido quien replicaba que realmente no es sino un simple administrador de un sistema que dirigen otras fuerzas mucho más poderosas. Lo que está ocurriendo este verano no deja lugar a dudas.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS