La dispersión provoca otro accidente

Este vez, fue una allegada de la presa vasca Olga Comes la que sufrió el accidente, camino de la cárcel de Mansilla (León). El accidente se dio entre Nafarroa y La Rioja, después de que el coche se saliese de la carretera. La allegada que sufrió el accidente fue trasladada al hospital, y por lo tanto, tanto ella como la presa Olga Comes se quedaron sin visita. Por fortuna, el accidente no fue grave y no tuvimos que lamentar consecuencias aun peores. No por ello podemos dejar de denunciar lo su- cedido y subrayar la urgencia de terminar con esta situación que hace de las visitas una ruleta rusa para los familiares y allegados de las personas presas vascas. Si no ponemos fin a esta situación, tarde o temprano, un fin de semana o el siguiente, tendremos que lamentar consecuencias más graves.

No podemos aceptar, esta política penitenciaria basada en la dispersión debe acabar. La dispersión ya ha generado 16 víctimas mortales, la última el día de Navidad del año 2007. Además, los accidentes que han sufrido las y los familiares y allegadas de los y las presas vascas han sido muchos. Algunos graves otros no tanto, pero todos, todos, se podían haber evitado.

Por ello, desde la red ciudadana Sare, para acabar en la mayor brevedad posible con la dispersión, queremos transmitir a los diferentes ámbitos de la ciudadanía y a esta en general:

Que todos y todas las responsables que mantienen viva la dispersión acaben con ella de modo inmediato. Además de vulnerar los derechos de las personas presas, ha quedado patente una vez más, que los derechos de sus familiares y allegados también son vulnerados.

Que todos los próximos responsables que tengan en su mano la posibilidad de poner fin a la política de dispersión, también den pasos en esa dirección. Esperamos, que la nueva situación política creada en España y Francia ayuden para ir en esa dirección. Debemos aprovechar este momento histórico para profundizar en la defensa de los derechos humanos.

La declaración del Parlamento de Navarra, el lunes 25, ayuda en este camino; aun así, es necesario seguir avanzando. Es la hora de que diferentes sectores y personas de la sociedad vasca se activen; debemos conseguir dar el paso de estar a favor de los derechos humanos a trabajar por los derechos humanos. Para ello, llamamos a sumarse a la dinámica “Súbete al tren” que pusimos en marcha el día 10 de enero, un día después de una de las movilizaciones más diversas y masivas de los últimos años. Cada uno y cada una en su ámbito, con diferentes niveles de compromiso; pero todos y todas con un mismo objetivo. Trabajar en favor de los derechos humanos, la resolución y la paz.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS