La dirección de Podemos Cataluña rompe con el partido de Colau a tres días del inicio de las primarias

Publicidad

Fachín sostiene que el nuevo partido «es un espacio que se impone a golpe de hechos consumados, impidiendo que Podemos pueda seguir sus tiempos y que los acuerdos se materialicen».

Cisma en Podemos Cataluña. El secretario general autonómico de la formación, Albano-Dante Fachín, anunció este miércoles por la noche que retira su candidatura a la dirección del partido en el que Podemos iba a unir sus fuerzas con ICV, EUiA y Barcelona en Comú –la formación de la alcaldesa Ada Colau–, pero el sector crítico de Podemos Cataluña respondió minutos después anunciando que mantendrá su candidatura, liderada por dos dirigentes errejonistas pero que, en los últimos días, también ha recibido el apoyo de varios líderes catalanes próximos a Pablo Iglesias.
En torno a las 20.30 horas del miércoles, Fachín hizo público un comunicado en el que anunciaba su decisión y la justificaba en que las condiciones que exigía para alcanzar un acuerdo «no se cumplen». Estas condiciones planteadas por el líder de Podemos en Cataluña fueron las que estuvieron a punto de dar al traste hace unas semanas con el acuerdo con ICV, EUiA y Barcelona en Comú: Fachín pretendía que los militantes del partido morado pudieran votar los órganos de la formación unitaria desde su página web sin registrarse en un censo común y sin presentar su DNI para emitir el voto, y además exigía un sistema de votación con listas abiertas y un código ético similar al de Podemos. Los cuatro partidos, no obstante, llegaron hace días a un acuerdo que suponía un punto intermedio entre sus aspiraciones.

Pero, según Fachín, este pacto no se está cumpliendo. «Para poder votar, la gente de Podemos se tiene que registrar en Un País en Comú [el nombre provisional del partido unitario]. Legalmente, cuando una persona se registra en Un País en Comú, se está inscribiendo en el partido político En Comú», sostiene el comunicado, que afirma que Podemos «ha recibido de las personas militantes diversas quejas, ya que el acuerdo no contemplaba este hecho». El pacto señalaba literalmente que «quienes se inscriban en la votación conformarán un censo común», y afirmaba que «la gestión del censo de personas de Podemos que participen del proceso de votación de la dirección provinientes del portal de Podemos la decidirá la dirección de Podemos».

Fachín, además, denuncia que «los otros actores actúan como juez y parte y marcan condiciones unilateralmente para los inscritos» del partido morado. Y plantea otras tres quejas: que el congreso fundacional del nuevo partido «no será abierto», que los militantes de Podemos que quieran votar «dispondrán de dos días menos a causa de estos procesos de verificación extra» –el acuerdo alcanzado entre Podemos y los otros tres partidos establece que los militantes tendrán que validar su voto mostrando su DNI, aunque podrán hacerlo a través de internet– y que «Podemos no dispone a día de hoy del contrato con la empresa encargada del sistema de votación», lo que «hace imposible» que «pueda asegurar que sus inscritos puedan votar de la manera habitual». El partido que abandera Colau, zanja Fachín, «es un espacio que se impone a golpe de hechos consumados, impidiendo que Podemos pueda seguir sus tiempos y que los acuerdos se materialicen».

Los críticos sí se presentarán

El secretario general de Podemos Cataluña mandó su comunicado desde la instancia oficial del partido y bajo el título «Podemos Cataluña retira su candidatura». Pero el sector crítico tiene decidido seguir adelante. El lunes, este sector presentó una lista alternativa a la de Fachín, y minutos después del comunicado del líder catalán, la corriente ha respondido que mantendrá su candidatura a las primarias. «Continuamos asumiendo el reto y la responsabilidad de defender lo mejor de Podemos en el nuevo espacio», sostiene en su propio comunicado la lista. Esta plancha está liderada por la parlamentaria autonómica Jéssica Albiach y el secretario general de Podemos Barcelona, Marc Bertomeu, ambos errejonistas, pero en las últimas horas ha recibido el apoyo de dirigentes pablistas como el senador Óscar Guardingo.

«Es el momento de volver a ver a Podemos en las portadas de los periódicos por sus éxitos y no por sus batallas internas«, sostiene el sector crítico en su comunicado, en el que afirma compartir «el sentimiento de perplejidad manifestado por Pablo Iglesias y Ada Colau ante el nuevo pulso de Albano-Dante Fachín». «Podemos estará el día 8 de abril, y desde aquí hacemos una llamada a la responsabilidad y a estar a la altura», zanja la candidatura de Albiach. Guardingo –que compitió con Albiach y Fachín en el congreso en el que las bases hicieron secretario general a este último– también apoyó este posicionamiento en Twitter: «No se descuelga Podemos Cataluña, se retira una de las muchas candidaturas», afirmó.

No se descuelga @podem_cat. Se retira una de las muchas candidaturas. Seguimos. @Juntes_Podem_

Asimismo, fuentes de los otros partidos que componen Un País en Comú muestran su apoyo a esta interpretación. «Como la candidatura de Albiach sigue estando presente, Podemos está representado» en el congreso fundacional del partido unitario, señala un dirigente conocedor de las negociaciones, que apunta que la retirada de Fachín viene provocada por la «completa ruptura» entre los posicionamientos del sector crítico y la dirección del partido morado.

«Los pablistas y los errejonistas catalanes han llegado a un acuerdo para posicionarse ante Fachín», interpreta este dirigente. Con la presentación de una segunda lista de Podemos, al líder del partido morado en Cataluña le había salido un duro competidor a la hora de hacerse con ocho de los 32 puestos de los que se compone la Comisión Ejecutiva del nuevo partido unitario, habida cuenta de que la lista liderada por el portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech –que cuenta con dirigentes de ICV, EUiA y Barcelona en Comú–, es la principal favorita para conseguir los otros 24 asientos del órgano.

Con Fachín fuera de la votación, el sector crítico de Podemos tiene el campo expedito para ser la representación del partido morado en el principal órgano de decisión de Un País en Comú. No obstante, el hecho de que el líder de Podemos en Cataluña no vaya a tener presencia en el partido unitario abre un mar de incógnitas sobre el grado de implicación del aparato del partido morado a nivel autonómico en la formación que compartirán ICV, EUiA y Barcelona en Comú.

http://www.infolibre.es/noticias/politica/2017/03/29/la_direccion_podemos_cataluna_rompe_con_partido_colau_tres_dias_del_inicio_las_primarias_63173_1012.html

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More