La deriva autonomista de ERC tumbó la ILP; ahora está cosechando mucho rechazo entre los independentistas

Cierto que han tenido buen resultado en las urnas en las últimas orgías electorales, pero eso no significa que todos y todas las que les han votado estén realmente de acuerdo con lo que hacen. En cualquier caso, ERC no representa a todo el independentismo catalán, ni mucho menos.

Que ERC ha visto las orejas al lobo y ha dado marcha atrás a sus pretensiones independentistas lo ve un ciego; ahora, sin duda, apuesta a liderar una autonomía, es decir, la sucursal del Estado en Catalunya. Priorizan la buena marcha de su partido-empresa sin necesidad de complicarse la vida.

Está claro también que ERC (e igualmente JxCat) no esperaban la represiva y contundente respuesta del Estado. No es lo mismo que un militante de base de con sus huesos en la cárcel o que quienes ingresen en el “hotel de ventanas con rejas” sean los máximos dirigentes.

El 1-O estos fueron muy valientes, y es que todas las hostias se las llevaron la gente de a pie, los líderes del procés no sintieron ni un solo porrazo en sus espaldas y sus cabezas; estuvieron muy protegidos todo el día. Cuando fueron a por ellos fue que comenzaron a dar marcha atrás.

No es que no tengan legitimidad para elegir el retroceso buscando tranquilidad en sus vidas. Lo que ya no es de recibo es que lo hagan mintiendo a toda su gente. Y es que aseguran seguir haciendo república cuando hasta un recién nacido se da cuenta de que lo que hacen es autonomía de más que dudosa calidad.

Es por eso que mucha gente ya no traga con sus mentiras, sobre todo después del último episodio en el que rechazaron la ILP. De ese breve tiempo a esta parte, ERC ha cosechado innumerables y contundentes críticas.

Expresiones tan claras como “trileros embusteros”, “traidores y vendidos”, “cobardes” o «Pondré este tuit todos los días hasta que estos traidores colaboracionistas de ERC dejen de vivir del cuento engañando al pueblo que confió en ellos» han salido de la indignación de no pocos independentistas catalanes.

No corren buenos tiempos para el independentismo catalán; la sonrisa en el rostro del Estado es sin duda manifiesta.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS