La decadencia del capitalismo

Por muchos promesas que nos haga la propaganda, por muchos cuentos de hadas que nos pongan sobre «futuros de libertad», el capitalismo nos muestra todos los días cual es el futuro que ofrece a la humanidad:

Una proliferación de catástrofes «naturales» que como el reciente Maremoto en el Sudeste asiático ha provocado más de 160.000 muertos directos, decenas de miles de desaparecidos, centenas de miles de heridos y cinco millones de desplazados.

La condena a una muerte lenta y terrible por hambre, sed, enfermedades y miseria a millones de seres humanos en cada vez más partes del planeta.

La proliferación de guerras devastadoras –como la de Irak ¡y otras 40 más en el mundo de las que no se habla!- que se ha convertido en un azote permanente para la humanidad y cuya víctima principal es el proletariado y la población, totalmente indefensos.

La proliferación de atentados terroristas, verdadera arma de guerra fomentada por Estados de todo pelaje, que no tiene el menor escrúpulo en llevarse por delante la vida de niños, mujeres, ancianos y hombres…

La degradación de las condiciones de vida a la que somete a los obreros de todos los países, incluidos los de los países más desarrollados a través del crecimiento del paro que ha alcanzado recientemente su record histórico en un país como Alemania (más de 5 millones de parados, un triste record que no se alcanzaba desde los años 30), de la precariedad, los recortes salariales, la degradación de las condiciones sanitarias, de la educación…

Todo esto no es el producto de una mala gestión de tal o cual gobierno, de tal o cual orientación política que carecería de voluntad para reformar el capitalismo para hacerlo más «humano» ,como predican los santones del movimiento antiglobalización. Es, pura y simplemente, resultado de que desde principios del siglo XX, el capitalismo dejó se ser un sistema que permitía el desarrollo de las fuerzas productivas, y con ello el desarrollo de la humanidad, para al entrar en su fase de decadencia convertirse en una traba que hay que destruir para que la humanidad pueda sobrevivir.

¡Lo único que puede ofrecer el capitalismo decadente a la humanidad es guerra y barbarie!. ¡Lo único que puede ofrecer una alternativa a la barbarie capitalista es la revolución proletaria!

Para discutir estas cuestiones acude a la Reunión Pública que tendrá lugar:

Sábado 19 de marzo en el Centre Civic Garcilaso (Sala nº 51, 6º piso) C/ Garcilaso esquina Juan de Garay, frente a Mercado Felipe II. Metro Sagrera (Líneas 1 y 3).
Accion Proletaria (Corriente Comunista Internacional)

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS