La CUP cree alarmante que Homs condicione las ‘plebiscitarias’ al caso Pujol

El diputado de la CUP Quim Arrufat ha considerado «alarmante» que el conseller de Presidencia, Francesc Homs, haya condicionado las «elecciones plebiscitarias» del 27S al caso Jordi Pujol y a la comparecencia del presidente Artur Mas ante la comisión de investigación correspondiente.

«Nos preocupa -ha afirmado Arrufat en rueda de prensa en el Parlament- que el Govern rebaje semana a semana las expectativas y compromisos que se le suponen en torno al proceso» y «nos parece de una falta de respeto alarmante que condicione las elecciones plebiscitarias a la comparecencia de Mas ante la comisión de investigación del caso Jordi Pujol».

Según este mismo diputado de la CUP, «cada rueda de prensa» del ejecutivo que preside Artur Mas «nos da más miedo el rumbo que coge el Govern y la poca consistencia de sus compromisos», porque «la semana pasada «Homs nos dijo que la hacienda propia iba para largo y como mínimo hasta 2016, y hoy ha puesto en duda el carácter plebiscitario de las elecciones».

«Nos preocupa enormemente esta vinculación tan peligrosa que ha hecho» con la comparecencia pedida por todos los grupos de Mas ante la comisión de investigación del caso Jordi Pujol.

Arrufat ha reclamado a CiU «rigor y compromiso público» y a ERC le ha reprochado que «haya firmado un cheque en blanco» al aprobar los Presupuestos de la Generalitat de 2015 porque en las enmiendas pactadas entre ambos partidos «no se especifican medidas claras de urgencia social y tampoco se crean estructuras estratégicas como, por ejemplo, un banco público».

Según este mismo diputado de la CUP, «estos Presupuestos no son de transición nacional, son más de lo mismo, puesto que no revierten casi nada los recortes, y no hay ningún compromiso político con el proceso, no se ve voluntad de abrir un proceso constituyente».

«ERC -ha añadido Quim Arrufat- no ha obtenido un compromiso claro de que las elecciones serán el 27S, porque Homs ha lanzado una sombra de duda sobre la convocatoria de elecciones y de su carácter plebiscitario».

Respecto a la negociación de la hoja de ruta del proceso soberanista, Arrufat ha indicado que la CUP se pronunciará al respecto tan pronto finalicen sus propias asambleas abiertas, pero de entrada considera que «no debe ser algo que negociar sólo entre dos o tres partidos, sino que debería movilizar a más sectores de esta sociedad».

La CUP considera que el marco de negociación debería ser más amplio y abarcar «por ejemplo, el pacto nacional por el derecho a decidir, o algo parecido».

Agencias
NOTICIAS ANTICAPITALISTAS