La crítica y la traición

Publicidad

JM. Rodríguez

Más de una vez he mencionado los tres grandes reproches que le hacemos a este gobierno: la ambigüedad, la ineficacia y la corrupción. No pienso que cada uno, en el alto gobierno, se lo merezca, pero sin duda, el equipo sí.

Y por cierto, de esas tres pifias, las dos últimas, venidas de la IV República, continuaron con Chávez. La ambigüedad no. Todos los gobiernos de la IV fueron de derecha sin titubeos. Todos se pusieron al servicio del imperio del capital. A Carlos Andrés el Caracazo lo consiguió con los pantalones abajo y al policía Izaguirre tanto muerto le produjo desmayo.

Chávez también estuvo bien lejos de la ambigüedad, se lanzó por la calle del medio hasta su final. Como llanero resuelto que, ni sufriendo se arrincona, abrazó la lucha social como su tarea central, y se hizo antiimperialista. Leyó a Marx y asumió el socialismo, actuando en concordancia. Tuvo que naricear a su equipo una y otra vez que, igual que la cochina, torcía el rabo.

Pero, vean que cosa, esos nariceados siguen hablando de diálogo y de la confianza que se han ganado con los empresarios y, sin embargo, rotulan como traidores a cualquiera que ose decir que están equivocando el rumbo, que al socialismo no se llega con los empresarios controlando la producción, ni con el Estado produciendo. Habría que ver quienes son traidores de verdad.

Ahora bien, el asunto es más complicado. Una cosa es criticar al equipo sin carantoñas y otra, agarrar la rola por tercera y en vez de lanzar a primera, tirar la bola a las gradas. Eso es, en mi opinión, lo que están haciendo aquellos que desde la izquierda reclaman referéndum sin dilación, dejando de lado que, en todo caso, será el próximo año que veremos sus consecuencias.

No pretendo tomar a Maduro como chivo expiatorio, pero, entendamos que su salida no es naufragio. La canoa, con un nuevo timonel corrigiendo el rumbo, deberá continuar navegando al lugar donde todos somos uno. Esa izquierda que pide referéndum ya, parece creer que la MUD le va dejar más espacio. Es de locos.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More