La Conaie al país y al mundo

La CONAIE actor histórico, político y social, portador de resistencias y luchas contra los efectos de la colonización, el neoliberalismo, las privatizaciones, el racismo y las amenazas de las empresas transnacionales, hoy una vez más, en defensa de los derechos históricos de las Nacionalidades y Pueblos Indígenas, hace pública su profunda preocupación ante las acciones y decisiones unilaterales del actual Gobierno.

Nuestro Ecuador es un país rico en recursos naturales, cada región cuenta con sistemas naturales únicos, que debemos defender y proteger con carácter prioritario e impostergable. En esta perspectiva denunciamos firmemente la irresponsabilidad de los sucesivos gobiernos y del actual al haber permitido el funcionamiento de un oleoducto cuestionado desde el inicio por su peligro y descuidado en el monitoreo del mismo. El derrame dado en la Amazonía ha causado una situación de consecuencias ambientales, económicas, sociales y humanas, graves. La contaminación del agua es de efectos imprevisibles e irreversibles. El funcionamiento y monitoreo del oleoducto OCP es responsabilidad del Estado, por ello las autoridades deben responder. Investigar y sancionar a los responsables de lo sucedido. El argumento de que fue un temblor la causa de la falla amerita una investigación pues según los voceros de la Empresa y del gobierno que autorizó la construcción, la tubería estaba a prueba de este y otro tipo de fenómenos naturales.

Los Pueblos y Nacionalidades defendemos nuestras tierras y territorios, defendemos los derechos humanos y colectivos, defendemos el territorio nacional, la biodiversidad, el agua, la agricultura, la medicina tradicional, la sabiduría de nuestros sabios ancianos y yachaks, la educación bilingüe, nosotros lucharemos para garantizar una vida digna y el buen vivir para nuestros jóvenes, las mujeres, &nbsp niñ@s, y ancianos. &nbsp Luchamos también por los derechos de las generaciones futuras y los jubilados del país. Queremos un país al que regresen nuestros hermanos migrantes y que el hecho de irse no sea una forma de sobrevivir sino una elección propia. Queremos un país donde el quedarse no sea sinónimo de vivir empobrecidos, inmersos en sistemas corruptos, en sociedades marcadas por el autoritarismo y la arbitrariedad.

Ecuador es nuestra Pachamama y en ella vivimos campesinos, afros, &nbsp montubios, mestizos, hombres y mujeres, todos somos responsables de nuestro rumbo. Debemos participar en las decisiones del país que queremos y ha sido obligación de todos los Gobiernos escucharnos y respetar nuestras instituciones y organizaciones. La propuesta de construcción del Estado Plurinacional es un desafío en cuyo proceso se debe respetar los derechos humanos y los derechos de los pueblos indígenas. No puede ni debe seguir dándose en el país más atropellos, violencia y discriminación, No puede perennizarse políticas pocos soberanas marcadas por la entrega de nuestros recursos a las transnacionales como lo permite la ley minera impuesta desde el ejecutivo. Los miembros del congresillo no puede seguir atentando contra el país al actuar&nbsp de manera&nbsp ilegitima e inconstitucional. Este solo hecho debe llevar al reconocimiento de la inconstitucionalita de las Leyes allí aprobadas.

El Gobierno ha demostrado su autoritarismo y posición racista hacia nosotros como Pueblos Indígenas, hacia nuestros dirigentes, hacia nuestras lenguas, hacia nuestras organizaciones e instituciones. Nuestra tarea de defender el Estado de los intereses políticos de grupos de poder ambiciosos, ha sido criminalizada y estigmatizada. No hemos permitido que grupos autodefinidos como socialistas o de izquierda en sus discursos hagan de la&nbsp Revolución Ciudadana la continuidad de políticas neoliberales. Un innegable ejemplo de ello es &nbsp la Ley Minera que promueve la implantación en el país de grandes empresas y &nbsp porque la minería a gran escala es un atentado contra el derecho al agua, a la salud, a vivir en un medio ambiente sano y libre de contaminación.

LA CONAIE jamás será cómplice de actividades que generen contaminación, destrucción,&nbsp regalías y concesiones que significan una gran estafa para el Estado.&nbsp

No se puede hablar de democracia cuando desde el estado se genera violencia y no se responde de forma responsable al incremento de la pobreza. La entrega de bonos de desarrollo, socio bosque, socio siembra, créditos 555 ha generado gran expectativa pero pocos resultados reales a más de la dependencia de importantes sectores del país y del uso político de ello a favor del partido de gobierno. Es imperativa una seria reflexión sobre las políticas de subsidios y de ayuda. Más importante es enseñar a pescar que entregar el pescado para que sea consumido. No es patriota el mantener la venta directa de nuestros recursos minerales y petroleros a empresas extranjeras, tomar los fondos de los jubilados para salva tajes bancarios camuflados; no se hace patria eliminando las autonomías de las instituciones indígenas como la educación bilingüe, eliminando los fondos de la secretaria técnica de los pueblos CODENPE. No se hace patria impidiendo el ejercicio de derechos. Se hace Patria garantizándolos así en ello el gobierno deba escuchar críticas y vigencias de cumplimiento para lo que se lo eligió: para gobernar.

Sorprende el discurso actual contra el Sistema de la Educación Intercultural Bilingüe, luego de 24 meses de silencio frente a las pretendidas falencias de la misma. Se lo hace en plena época electoral y se pretende que el cambio de personas soluciona las falencias imputadas pero jamás probadas en la Educación Intercultural Bilingüe. Si el cambio de personas mejoraría los procesos, debería cambiarse al Ministro de Educación pues el país tiene una de las menos eficaces en América Latina. Lo que afecta a la Educación intercultural Bilingüe es lo mismo que ha afectado a la educación dada desde el Estado: falta de presupuesto, de políticas de orientación, de inversión en la permanente formación de profesores, de ciencia y tecnología a disposición de lo que es un derecho fundamental: la educación. Desde la DINEIB se promovió una educación liberadora y de criterio y crítica. No en vano la UNESCO dedica actualmente una exposición en París de reconocimiento de lo positivo de la educación intercultural bilingüe para el país a través de una exposición en homenaje Dolores Cacuango&nbsp No es posible que siga habiendo niños sin acceso a la educación y un alto porcentaje de analfabetismo. Si esto se resolviera con el cambio de funcionarios, pues que el Ministro Vallejo sea también&nbsp enviado a su casa.

Todos estos atropellos han sido prácticas de la derecha y de gobiernos que a ella se alinearon. Cabe preguntarse el porqué de estas medidas en un gobierno que en su discurso inicial criticó fuertemente a la centro- derecha y que argumentó que “iniciaba el fin de la larga noche neoliberal”. Si la ley minera es una forma de hacerlo, que se explique al país que significa aquello.

Es cierto que el pueblo ecuatoriano debe salir de la larga noche neoliberal, pero ello requiere medidas coherentes. Debe ponerse punto final al discurso manipulador &nbsp y autoritario del régimen. No podemos permitir una sociedad con miedo, violencia o que nos involucren en los problemas de los países hermanos como Colombia y su conflicto interno.

Debemos librarnos del proyecto económico y político que es parte de la agenda de los organismos multilaterales como el Banco Mundial y el FMI.

El Gobierno debe garantizar condiciones para una vida digna, fomentar el diálogo, la participación política de los grupos sociales, se deben respetar las instituciones y formas de organización de los pueblos, se debe garantizar los derechos humanos fundamentales de todos los ecuatorianos.

LA CONAIE solicita a las instituciones e instancias jurídicas pertinentes tomen conciencia en el análisis de las leyes aprobadas hasta el momento. La Ley Minera y Ley de Soberanía Alimentaria no son el resultado del diálogo y el consenso nacional pues afectan y violan la Constitución y los derechos presentes en los instrumentos internacionales.

Mientras las decisiones políticas de los gobiernos de turno continúen siendo erradas y los grupos de poder y las transnacionales gobiernen el país, la CONAIE se mantendrá en pie de lucha y haciendo propuestas para superar las crisis que afectan la democracia. Frente al discurso de la crisis, debemos ser críticos: la crisis internacional nos afecta es cierto, pero la crisis más grave &nbsp que vivimos hoy es interna- nacional es el resultado de la forma de manejo de los recursos económicos del Estado por parte del&nbsp Presidente y sus funcionarios, en función de prioridades electorales y de respuesta a sectores de poder continuistas de los gobiernos precedentes. Es urgente que el gobierno de Correa depure sus equipos y que los funcionarios, asesores y otros cercanos que hayan tenido vínculos con los gobiernos neoliberales, regresen a sus espacios. El país necesita una posición clara y transparente al respecto.

La CONAIE avanza en sus propuestas por un Estado Plurinacional, incluyente, hace un llamado para garantizar los derechos, la propiedad de las tierras y territorios, las reformas legales &nbsp necesarias que permitan igualdad, justicia, equidad y un ambiente sano, además proponemos defender nuestros recursos naturales y nacionalizarlos. Debemos resolver los problemas de las mayorías y los del Estado central, no más corrupción, no más engaños, no más atentados a la democracia.

La CONAIE propone al país, al pueblo ecuatoriano construir nuestro futuro desde el presente, vivamos en un territorio de Paz, construyamos y formulemos propuestas que nos permitan el SUMA KAUSAY o Buen Vivir, aseguremos la salud, la educación, el bienestar de los jubilados y los trabajadores. Dialoguemos sobre nuestras luchas y resistencias cotidianas, empecemos a perfilar el país que queremos, es posible una convivencia respetuosa, con prácticas de vida solidarias y éticas, hoy todos somos responsables de nuestra Pacha Mama, espacio que compartimos, la tierra que habitamos, y en la que vivirán nuestros hijos y las futuras generaciones.

Proyectémonos&nbsp como ecuatorianos en ser protagonistas y hacedores de una minga nacional por un nuevo Estado Plurinacional y por la unidad Latinoamericana.

La CONAIE exige que se administre el país y se lo gobierne con garantías a derechos fundamentales. La campaña política no puede ni debe ser la cortina de ocultamiento de graves situaciones en materia económica y ambiental. No se puede hacer campaña y gobernar y los recursos de los ecuatorianos y ecuatorianas deben ser sagrados y orientados hacia sectores estratégicos y fundamentales. La responsabilidad ya es de todos en la necesidad de construir un país de equidad y garantías a los derechos de todos quienes hacemos el país que queremos.

Comunicación CONAIE

16 de marzo de 2009

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS