La Comisión para la Resolución del Conflicto constituye y presenta la Mesa para el Acuerdo


La Comisión para la Resolución del Conflicto ha constituido y presentado hoy en el Santuario de Arantzazu la Mesa para el Acuerdo, con el objetivo de «acercarse a la resolución del conflicto político» que enfrenta a Euskal Herria con los estados español y francés.

OÑATI-. En rueda de prensa, a la que han asistido responsables de Batasuna, Eusko Alkartasuna, Aralar, AB, Zutik, LAB y el federatario irlandés Alec Reid, los integrantes de este nuevo intrusmento han manifestado su intención de iniciar un proceso «que sea consensuado entre todos los agentes y refrendado por la ciudadanía».

Durante la rueda de prensa, se ha aludido a la creación tanto de Nazio Garapenerako Biltzarra, «estructura dedicada a la construcción y desarrollo nacional de Euskal Herria» que continúa con su labor, así como a la Comisión para la Resolución del Conflicto.

«A partir de hoy, será la Mesa para el Acuerdo, presentada hoy, quien continúe ampliando acuerdos en torno a la resolución del conflicto político», han explicado.

Según la portavoz del nuevo órgano Itziar Fernández, la Comisión desarrolló una «importante labor» en la resolución del conflicto político, ya que «marcó e introdujo como prioridad política la resolución del conflicto en las agendas de diferentes fuerzas políticas, sindicales y sociales».

«Gracias al trabajo desarrollado por la Comisión, estamos hoy aquí representados seis partidos, siete sindicatos y treinta y un movimientos sociales. Dispuestos a recoger el testigo y a seguir trabajando por una resolución democrática del conflicto», ha señalado.

Fernádez ha explicado que ese órgano ha desaparecido, y será sustituido ahora por la Mesa para el Acuerdo. La Comisión, ha recordado,  «abrió y desarrolló» una interlocución con 55 agentes políticos, sindicales y sociales del conjunto de Euskal Herria.

Sin embargo, ha puntualizado que el trabajo de la Comisión «no se mide sólo cuantitativamente» sino también «cualitativamente» ya que, según sus palabras, logró dotar «a todos los agentes políticos, sociales y sindicales» de un instrumento «consensuado y de futuro: el Acuerdo Democrático de Base».

«Toda la ciudadanía de Euskal Herria ha de ser consultada sobre su futuro mediando entre los agentes», ha destacado.

Por esta causa, se ha mostrado convencida de que el nuevo órgano, que empieza hoy su andadura, no empieza «de cero».

 «Tenemos el capital del trabajo desarrollado en los dos últimos años. Atrás queda el Foro de Debate Nacional, la Comisión para la Resolución del Conflicto. A partir de hoy, la Mesa para el Acuerdo comienza su andadura para acercarnos a la resolución del conflicto», ha manifestado.

La Mesa para el Acuerdo se encuentra integrada por la propia Itziar Fenández, que desempeñará la labor de portavoz, el mahaikide de Batasuna Pernando Barrena, la parlamentaria de EA Begoña Lasagabaster, el representante de Aralar Juan Martin Expuru, la integrante de Abertzaleen Batasuna Mertxe Colina, de Zutik Joxe Iriarte, de ANV Antton Gomez, del sindicato ELA y, en representación de los agentes sociales, Koldo Tellitu y Mixel Etxeberri. Todos ellos tendrán voz y voto.

Mesa para el Acuerdo

Según Fernández, la Mesa para el Acuerdo tiene como objetivo prioritario «la resolución del conflicto», es decir, «el desarrollo de un proceso que, teniendo como base el Acuerdo Democrático, tenga como objetivo la consecución de una Mesa de Resolución».

De esta forma, integrará las propuestas de todos los agentes políticos «a la hora de diseñar el proceso», ya que, según sus palabras, «todos las fuerzas políticas son necesarias en el Acuerdo y en la Mesa de Resolución». «La Mesa para el Acuerdo comienza un proceso que será consensuado entre todos los agentes y refrendado por la ciudadanía», han asegurado.

En la jornada de su nacimiento, la Mesa para el Acuerdo ha solicitado de los diferentes agentes políticos y sociales «la responsabilidad y el compromiso necesario para tomar parte en el proceso» y propuso acometer diferentes iniciativas para los próximos meses».

En el ámbito más cercano y, hasta mediados de octubre, la Mesa para el Acuerdo abrirá «una nueva fase de interlocución política» en la que se presentará a los agentes no firmantes «tanto el Acuerdo Democrático de Base como el proceso» y se recogerán «las diferentes opiniones y las aportaciones escritas recibidas».

Con este fin se desarrollarán encuentros bilaterales con Batzarre, CDN, EAJ-PNV, Elgar Enssemble, Ezker Batua, IU, LCR, Les Verts PCF, PSE-PSN-PSF, UDF, UMP y EHAK y sindicatos como CC.OO, UGT, CGT, USO, CGT, FO, SUD, CFDT, CFTC y FSU.

Además, los movimientos sociales firmantes pondrán en marcha una campaña para recabar nuevas adhesiones al Acuerdo Democrático de Base. Con posterioridad, tratará de entablar relaciones con aquellos partidos que han rehusado hacerlo hasta ahora, con la finalidad de informarles sobre el desarrollo del proceso, «en especial, con el PP y UPN».

Internacional

La Mesa pretende informar, en el Parlamento europeo, del Acuerdo Democrático de Base y la labor de la Mesa a los europarlamentarios europeos. Mediante los observadores internacionales se informará, según han explicado, «del proceso abierto en Euskal Herria» a organismos como el Consejo Nórdico, la OIT, la OSCE y el Foro Social Europeo.

Preguntados por la posibilidad de otras mesas de partidos citadas por otros agentes, el también portavoz de este nuevo órgano Martin Aranburu ha declarado que la Mesa para el Acuerdo «ya está configurada, con un acuerdo en firme que ha creado consensos importantes».

Según ha precisado, la Mesa para el Acuerdo «está abierta a todos los agentes» mientras que, a su juicio, «el resto son mesas de palabra, que habría que materializar».

«Si esto ocurriera, no seremos un obstáculo para la convergencia. Son tiempos de sumar, de acordar, aportamos lo ya realizado. Tenemos un bagaje detrás que todas las fuerzas políticas deben de aprovechar», ha agregado.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS