La Coalición Argentina por un Estado Laico repudia la represión en el 30° Encuentro Nacional de Mujeres

Por Coalición Argentina por un estado laico (CAEL)

¿Será casualidad que ahora que Bergoglio es Francisco es la primera vez en 30 años que se reprime a las mujeres frente a una catedral?

El ENM 2015 celebrado en Mar del Plata fue el más convocante de la historia; se calcula la participación de unas 100 mil personas. Las actividades se desarrollaron en 65 talleres de manera pacífica y conciliadora, y por segunda vez, uno de ellos dedicado a “Mujer y Estado laico”, que atento a la cantidad de mujeres que concurrió fue necesaria la creación de un segundo taller sobre la misma temática; lo cual evidenció que la lucha por los derechos de las mujeres está íntimamente ligada a la separación de iglesia y Estado, especialmente en el contexto de un papa de origen argentino. Varias de quienes integran la CAEL fueran activas partícipes de los debates, habiéndose generado consenso en cuanto a la eliminación del financiamiento millonario a la iglesia católica, así como se efectuaron propuestas para  lograr una educación pública laica, políticas de salud sexual y reproductiva sin injerencia de la Iglesia, el retiro de símbolos religiosos de espacios públicos, así como la derogación de normas dictadas durante la dictadura que otorgan privilegios a dicha institución, en clara violación a la garantía constitucional de la igualdad.

La represión que repudiamos fue anunciada: en los días previos al ENM, los murales que habían pintado las compañeras de la Comisión Organizadora de Mar del Plata, para recibir a las participantes de todo el país, fueron violentados con consignas contrarias a los derechos de las mujeres y firmados con simbología fascista de grupos neonazis de Mar del Plata.

El día anterior al encuentro la CAEL realizó un acto de repudio por la entrega de $10 millones del tesoro nacional para arreglos a la catedral, fue un evento muy concurrido y pacífico con la presencia de mujeres que iban a participar del ENM; el templo permaneció abierto sin ningún inconveniente.

El mismo día antes de la marcha individuos portando escudos de madera con simbología fascista y palos golpearon a varias compañeras que pasaron cerca de la catedral que solo estaban cantando canciones feministas.

Como en cada ENM, al término de los talleres se realiza la multitudinaria marcha; el recorrido establecido por la comisión organizadora no contemplaba pasar por la catedral. El evento es autónomo, horizontal y autoconvocado, por eso, como ya es habitual en cada ciudad donde se realiza el encuentro, un sector numeroso se desvía para pasar frente al templo católico. Esto se fundamenta en que la iglesia católica apostólica romana  históricamente es la mayor opositora a los avances de los derechos de las mujeres y su autonomía. Al llegar al lugar se encontraron con las rejas de la catedral cerradas, personal policial antimotín preparados para actuar y un grupo de “fieles” formando una cadena como barrera entre el enrejado y los muros del templo. Esto último claramente innecesario para resguardar la integridad del edificio religioso. No era un grupo inocente preocupado por la iglesia, eran varones reconocidos autodenominados fascistas, que usan para identificarse la misma simbología con la que se atentó a los murales del encuentro. Estos sujetos son conocidos por la comunidad marplatense por ser responsables de atacar el centro de residentes bolivianos,  atentar contra un monumento de la memoria, verdad y justicia, de violentar los pañuelos de las abuelas de plaza de mayo pintados en el piso frente a la catedral, de participar en el amotinamiento de la policía en la ciudad, de amenazar personas públicamente en la calle, de participar de actos violentos en el Concejo Deliberante y que finalmente desencadenaran en la declaración de persona no grata a su líder, quien ayer encabezaba la supuesta defensa de la catedral acompañado del grupo de choque que habitualmente utiliza para amenazar y perpetrar su actos vandálicos.

Existe un claro vínculo entre estos violentos y la iglesia católica de Mar del Plata; en abril de 2014, a pesar de que sus acciones fascistas eran de público conocimiento el canciller del obispado bendijo una virgen que ellos portaban y su bandera distintiva, sostenida por el mismo grupo que estaba ayer en las puertas de la catedral, tuvo la bendición del capellán de la Base Naval.

Las mujeres  manifestantes cantaban sus tradicionales consignas en repudio por el encubrimiento de la iglesia a curas pedófilos, por su intromisión en la salud sexual y reproductiva en las instituciones públicas, por la apología al sometimiento del género femenino, es decir, protestaban contra las acciones que violentan a la mujer y a la sociedad en general desde el culto católico apostólico romano. Ante la posibilidad de que las mujeres accedieran a las escalinatas externas de la catedral las fuerzas policiales con equipamiento antimotín (escudos, bastones e itacas) lanzan gases lacrimógenos sobre la multitud y disparos de balas de goma hacia dónde además había niños, mientras “protegían” a los fascistas dentro del templo.

Varias manifestantes, algunas pertenecientes a la CAEL, sufrieron la violencia en carne propia, además tres mujeres fueren detenidas dentro de la catedral, una vez más quedando evidente la relación iglesia y represión. Las activistas horas después fueron liberadas y una de ellas requirió atención médica y fue trasladada al hospital zonal.

Algunas preguntas para reflexionar, ¿Por qué miles de mujeres se movilizan desde todo el país para luchar por sus derechos y sus vidas? ¿Por qué miles de mujeres sienten la necesidad de repudiar tan enérgicamente a la iglesia católica?¿Por qué las tratan de locas y violentas sin preguntarse cómo puede ser que mujeres de todo el país van a repudiar masivamente a la iglesia?  ¿Por qué los medios no relacionan los eventos en la catedral con los dos femicidios, la violación o los golpes que recibieron mujeres por neonazis católicos, todo durante el ENM? ¿Por qué quienes “defendían” la catedral son sujetos autodenominados fascistas, conocidos por revindicar el nazismo, el golpe del 76, además denunciados penalmente en varias oportunidades por ejercer violencia? ¿Por qué unas pintadas con aerosol reclamando contra el sometimiento de la mujer que termina en femicidios casi diarios en nuestro país es algo tan tremendo? ¿Acaso el grafiti no se tapa fácilmente, mientras las mujeres asesinadas, golpeadas o violadas no tienen reparación? ¿Será casualidad que ahora que Bergoglio es Francisco es la primera vez en 30 años que se reprime a las mujeres frente a una catedral?

No pasarán! La CAEL estará en el ENM 2016 promoviendo el debate por el Estado laico.

https://www.facebook.com/estadolaico?fref=ts

-->
COLABORA CON KAOS