La clave de un fracaso: Porqué Unidos Podemos perdió más de un millón de votos

Publicidad

Por Aday Quesada

Tras cuatro décadas de aprendizaje electoral, algunos votantes han aprendido que hay que votar al original, no a la copia.

LA CLAVE DE UN FRACASO: POR QUÉ UNIDOS PODEMOS PERDIÓ MÁS DE UN MILLÓN DE VOTOS

      Santiago Alba Rico es un escritor, ensayista y filósofo que durante la última[Img #45055]década ha sido considerado en los ámbitos de nuestra ideológicamente difusa «izquierda», como un «pensador marxista».

     A propósito de esta adjudicación conviene precisar, no obstante, que la «izquierda» que se ha desarrollado a lo largo de los cuatro decenios de monarquía ha sido espléndidamente generosa a la hora de otorgar títulos,  filiaciones y, también, virtudes.

Durante estos años, decenas de actores, actrices, cantautores, pintores, poetas y escritores han vivido gratuitamente colgados del rótulo de su hipotética pertenencia «a la izquierda» o de estar adscritos a una suerte de “progresismo” rutilante que pocos sabíamos realmente en qué consistía. Los medios de comunicación públicos y privados contribuyeron a la difusión de ese «look mediático», que no pocos utilizaban para vender millones de discos, otros para promocionarse como actores, y unos pocos para conseguir que sus libros encontraran una fácil promoción en un mercado cada día más difícil.

Con “ser de izquierdas” no se corría ningún riesgo. Todo lo contrario.  Las páginas de los magazines de papel cuché ofertaban generosos sus espacios a los portadores de esa “categoría”, para que, como ocurría con la beautiful people, ellos encontraran igualmente un espacio para hacer públicas las cuitas de sus vidas privadas.

La vitola del “progresismo” caía hecha trizas, sin embargo, en cuanto teníamos la oportunidad de constatar, en directo, cuáles eran los pilares sobre los que se sostenían sus ideas. Pura fachada, puro humo.

Y aunque Santiago Alba Rico no formaba parte de ese espectáculo, tuvo siempre una cierta afinidad ideológica con todo este totum revolutum que caracterizaba a la “izquierda libérrima”.  

No queremos detenernos ahora a analizar cuáles han sido  los vaivenes político-biográficos de Alba Rico. Aunque no lo parezca, no era nuestro propósito referirnos aquí a sus frecuentes veleidades. Pero sí resulta conveniente, en cambio, puntualizar que a estas alturas del 2016, nuestro «pensador marxista»es más conocido en determinados ámbitos, por haber apoyado los bombardeos de Libia y la guerra de Siria que por «pensador» y, desde luego, mucho menos por «marxista».  Por ello, no es forzado poner sobre la mesa estos datos. Se encuentran dentro del contexto al que ahora vamos a referirnos.

El pasado domingo, el dia de la «fiesta de la democracia»Santiago Alba Rico, candidato al Senado por la formacion de Pablo Iglesias, escribió un artículo en el digital «Rebelión» que, a nuestro juicio, sirve  para  explicar algunas de las razones del fracaso electoral de «Unidos Podemos».

En el artículo de Alba,  titulado “Por qué  votaré a «Unidos Podemos”,hay un párrafo  que en nuestra opinión proporciona  las claves no de un fracaso, sino de una cadena de fracasos históricos del PCE, primero, de IU, después y, finalmente, de «Unidos Podemos«, el pasado domingo.

«No me engaño – empieza escribiendo Alba Rico -. Sé muy bien qué cosas no va a hacer Unidos Podemos si gana las elecciones: no va a acabar con el capitalismo ni va a abrir las fronteras ni a nacionalizar los bancos ni a sacarnos de la OTAN ni a establecer la República; tampoco va a poder reformar la Constitución, convocar inmediatamente el referéndum para Catalunya, aprobar una renta básica, doblegar a la troika europea; ni siquiera podrá prohibir los toros o limitar demasiado la contaminación atmosférica…».

Finalmente Alba Rico, con el deliberado propósito de acorazar su escepticismo tratando de transmitirlo  de paso a sus lectores, escribe: » y desde luego no va a acabar con la maldad humana ni con los accidentes de tráfico».  

UP ha  perdido más de 1 millón de votos. Se trata de una cifra importante, ya que la traumática inclusión de Izquierda Unida en la coalición tenía como objetivo precisamente multiplicar sus expectativas de voto.

Sería, sin duda, desproporcionado atribuir íntegramente esas pérdidas a las razones esgrimidas por Santiago Alba Rico para depositar su voto a favor de la coalición que encabeza su amigo Pablo Iglesias.

Es cierto que una buena parte del electorado ha sufrido un enorme vacío político durante los cuarenta años de Monarquía. Los partidos y sindicatos que se reclamaban pertenecientes a las “izquierdas” han tenido en ello una enorme responsabilidad.

Sin embargo, tras cuatro décadas de aprendizaje electoral, una parte de los votantes ha podido llegar a entender con mucha claridad  que en unas elecciones vale más el original que la copia.

Y como el «pensador» Alba Rico ha explicado con mucha honestidad cínica en su artículo citado, lo que «Unidos Podemos» estaba ofertando a los electores era un duplicado de lo que ya había habido siempre. Y, en coherencia con ello, procedieron a votar al original o abstenerse.

   PARA ENLAZAR CON EL ARTÍCULO DE ALBA RICO PINCHAR AQUI

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More