La clase obrera y el problema de la vivienda

Un análisis marxista y un programa revolucionario

Publicidad

Para la clase obrera mundial el problema de la vivienda es de naturaleza prioritaria. 
En sus manos está resolver la contradicción entre ser la
 productora de todos los inmuebles  y no tener acceso de uso
 más que de los peores y cada vez con mayor dificultad.
Un programa de clase debe partir no de lo que la clase 
dirigente está dispuesta a ceder, sino de las necesidades 
reales de las masas trabajadoras en cada población y país.
 El nivel de desarrollo actual de las fuerzas productivas
 permitiría la desaparición de los problemas de vivienda
 si los recursos fueran planificados en función de su
 optimización social y no del beneficio del capital.
Eso significa que el problema de la vivienda de los
 trabajadores puede resolverse de manera efectiva y 
definitiva, pero  a condición de partir de la visión simétrica 
a la que tienen la burguesía y sus acólitos reformistas:
 declarando la vivienda  (incluidos los suministros básicos) 
un derecho básico real de responsabilidad y ejecución social,
 al igual que la sanidad, la educación y las pensiones.
 Y tomando las propias organizaciones de clase el control 
de la ejecución de ese derecho.

Leer todo el folleto

 

Publicidad

También podría gustarte

Publicidad

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More