La Ciencia seria

Escrito de contestación a Jaime Richart por su texto "La Ciencia frívola"

Me gustaría contestar a Jaime Richart por su artículo "La Ciencia frívola" publicado en Kaos en la Red (1), en el que hace referencia a unos estudios sobre el sentido del olfato de las "moscas" y las críticas que realiza sobre los estudios científicos que se financian.

Me es difícil dar la respuesta sin cierto resquemor ante la incomprensión de los movimientos sociales hacia el trabajo científico, pero voy a hacer un ejercicio de comprensión, a su vez, de la banalización que se hace de la Ciencia en los medios burgueses y el mensaje que envian a la sociedad sobre el quehacer científico.

En realidad puede parecer frívolo, tal como lo presentan los medios de comunicación burgueses, los estudios sobre el olfato de los insectos, pero no lo es. Es una pieza más sin resolver sobre la evolución de la fisiología animal. Mayor es el interés cuando en Teoría Evolutiva la mayor parte de los mecanismos de evolución no están claros. Muy lejos estamos ya de conformarnos con el gradualismo de Darwin (2), con la lucha por la supervivencia ("struggle for life") y con la teoría sobre los caracteres heredados (3), aunque, en nuestras aulas, aún se den nociones sobre Teoría Evolutiva ya obsoletas o parciales. El problema radica en que la Ciencia sigue siendo gestionada por el Estado, los intereses militares y los de las grandes Corporaciones, mientras que en la sociedad llamada Occidental se atienden las demandas de información científica de una clase media con pequeñas migajas banales del trabajo científico o con noticias&nbsp que no divulgan el marco de importancia de los descubrimientos científicos, sino sólo las anécdotas manipuladas del mismo, para desprestigiarlo. Baso todo este discurso en mi suposición de que Jaime Richart ha encontrado esta noticia en un medio de comunicación burgués, puesto que un/una zoólogo/a jamás hubiera utilizado las palabras "mosca" o "nariz" para referirse a una especie de insectos del orden Diptera (4) en un artículo científico de una revista sujeta a revisión por pares como Cell y con algo llamado Índice de Impacto tan alto en el JCR (Journal Citation Reports; 5) de 2007 (29.9). Esto de las revistas científicas y su autoridad tiene otra crítica que se sale de la intención de este texto.

Por otro lado, lo que más me ha indignado, primero, y dado miedo, después, es el discurso de Jaime Richart sobre lo, digamos, efímero de los resultados científicos. Efectivamente, nada es inmutable en Ciencia, y pobres de nosotros/as si lo fuera, porque ya no sería Ciencia, sino dogma. De hecho, lo más pernicioso dentro de la Ciencia es lo aferrados/as que están que algunos/as científicos/as a algunas teorías constituyéndose en grupos de presión sobre otros gupos de investigación que están intentando hacer avanzar el conocimiento humano. Un/una científico/a se lo debe cuestionar todo, sin excepción, incluso sus propias conclusiones. Lo demás es dogma, religión. Algunos/as considerarían que el avance más preeminente en Filosofía de la Ciencia es el falsacionismo de Karl R. Popper (6), que la Ciencia no puede probar nunca que algo es verdadero, sino que es falso y que, por ello, su principal función es la de poner a prueba continuamente las teorías consensuadas para reforzarlas o echarlas abajo. Por tanto, no es muy buen argumento para desprestigiar la "Ciencia Occidental" el que no llegue nunca a verdades absolutas. Hay muchos otros para desprestigiarla y, todos, son referentes a su gestión, no a su funcionamiento interno. De hecho, la financiación de este tipo de estudios de ciencia básica, la del "olfato de las moscas", es la que contínuamente critican las corporaciones empresariales porque no conllevan ningún beneficio económico. De hecho, el freno de financiación a la investigación básica es lo que está implícito en el Plan Bolonia para que las empresas se hagan cargo de la financiación de la investigación en las Universidades europeas. De hecho, esto es una locura, porque sin investigación básica no hay investigación aplicada.

Entiendo la desconfianza de la población hacia la Ciencia, dado que los poderes fácticos se han encargado muy bien de desprestigiarla frente a ella. Es por ello que es necesaria una defensa de la Ciencia por parte de los/las que trabajamos en ella para devolvérsela a sus legítimos/as dueños/as: la Humanidad. Porque la Ciencia es un Patrimonio de la Humanidad y no una banalidad burguesa. La sociedad, al igual que con los medios de producción, debe apropiarse de la gestión del conocimiento científico, porque es el mismo el que la libera de las cadenas de la superstición y la dominación.

También decirle a Jaime Richart que hay muchos otros motivos por los que criticar e, incluso, destruir el funcionamiento de la Comunidad Científica en el mundo occidental, pero no el método y estructura de la Ciencia, los cuales, tomados de una forma purista, me atrevería a decir, son universales e igualitarios. La forma en que se gestiona, como los medios de producción o los recursos naturales, es el problema.

Por último, decir que mi visión del mundo es libertaria y que, por tanto, todos estos argumentos, salidos de mi profesión, están "contaminados" por esta visión, de la cual no me abstraigo. Quedaría mucho por discutir al respecto sobre el "tema" Ciencia, pero sirva esta respuesta como un pequeño avance.

Referencias

1. http://www.kaosenlared.net/noticia/la-ciencia-frivola
2. http://es.wikipedia.org/wiki/Gradualismo
3. http://es.wikipedia.org/wiki/Charles_Darwin
4. http://es.wikipedia.org/wiki/Diptera
5. http://www.thomsonreuters.com/products_services/scientific/Journal_Citation_Reports
6. http://es.wikipedia.org/wiki/Karl_Popper

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS