La CEPAL debería llamarse SEPAN

Muy atinados sus comentarios, Sr. Beluche.&nbsp Yo también me preguntaba lo mismo cuando leí el informe de la CEPAL: «Qué metodología habrán utilizado para basar su informe en esas cifras? Inicialmente pensé que tal vez estaban basándose en salarios y costos de la región centroamericana, los cuales, por cierto, están muy por debajo de los nuestros.&nbsp Pero luego de su explicación, pienso que la CEPAL debería cambiar su nombre a SEPAN.&nbsp Y es que, si esta Comisión Económica para America Latina no sabe aún acerca de la realidad de la economía panameña, lo mejor es que investiguen para que SEPAN.


SEPAN señores, que tienen que considerar otros factores adicionales a la canasta general, como usted muy bien lo ha señalado en su comentario (el alto grado de inflación, el cual se traduce en una disminución considerable del poder adquisitivo; el gran porcentaje de población subempleada, desempleada o empleada informalmente; y el alto nivel de endeudamiento de la población panameña, entre otros).&nbsp &nbsp Es más, si profundizamos un poco más en gastos de salud&nbsp (medicamentos, hospitalizaciones&nbsp y&nbsp operaciones quirúrgicas para las personas que no tienen seguro social)&nbsp y de educación (aunque la Constitución señala que la educación es gratuita&nbsp en sus primeros niveles, los padres tienen que pagar, a sabiendas del Ministerio de Educación,&nbsp hasta 28.00 balboas en conceptos de matrículas, laboratorios obsoletos o inoperantes, cuota de Padres de Familia, seguro estudiantil, carnet, «Bienestar Estudiantil» y otros «beneficios» que ya mi bolsillo se niega a recordar)&nbsp encontraremos que tales, son mucho más altos que los supuestamente considerados.&nbsp


Y qué hablar de los jubilados?…&nbsp Bajo este punto de vista, SEPAN entonces, que la mayoría de nuestros queridos viejitos son todos indigentes, si tomamos en cuenta que una persona que se retiró en el 2007&nbsp con un sueldo mensual de B/.300.00 o menos, recibe solamente un 62.5 % de sus cinco mejores salarios, o sea, B/.187.50. lo cual está por debajo de los B/.190.00, según la SEPAN.


Además, el informe es incompleto porque no define&nbsp los&nbsp techos para que una persona deje de ser pobre y se convierta en solvente, pudiente, rico o millonario respectivamente.&nbsp De pronto pudiera ser que yo sea un millonario y no me he dado cuenta.&nbsp También me interesaría saber si los allegados y familiares del Presidente Torrijos, algunos de los cuales están nombrados en diversos Consulados (y por sus «valiosos servicios» ingresan desde 40,000 hasta 140,000 dólares anuales sólo en concepto de comisiones, a parte de&nbsp viáticos, gastos de representación y&nbsp salarios bases), ya han pasado al «Top Ten» de los ricos y famosos del Shollywood panameño.


Señores de la llamada&nbsp «Omisión«, perdón, «Comisión«, les ruego que sean más amplios en la consideración de factores, a la hora de elaborar informes de tanta relevancia como la «…disminución de la pobreza…» a fin de no pecar por omisión, para que las grandes mayorías de este país, las cuales (contrario a lo que señalan&nbsp ustedes) son&nbsp pobres,&nbsp SEPAN las verdaderas cifras como debe ser.



…Otro día les cuento porque me seudonomiso «El Pobresor«.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS