La CCC exige nuevamente la libertad para los presos políticos

Publicidad

Tegucigalpa.- La Convergencia Contra el Continuismo (CCC) y el Comité Nacional por la Liberación de Presos Políticos, en conferencia de prensa, demandó el cese de la persecución, el retorno a su patria de los exiliados políticos, libertad para los presos políticos y justicia para los mártires.

La conferencia de prensa se desarrolló en la sede del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH) en horas de la mañana del jueves 27 de diciembre de 2018.

En un comunicado la CCC señala que: “Llegamos al siglo XXI con el dolor amortiguado por los años, pero nuevamente un golpe de Estado y un pueblo enardecido en las calles reclamando el regreso del presidente derrocado. Otra vez la persecución, la cárcel, la tortura, el exilio y la muerte de cientos de hondureños y hondureñas víctimas de su deseo de respeto a la constitución y a las leyes”.

“A partir de entonces, fraudes electorales, reelección inconstitucional y gobierno caracterizado por la represión y por la militarización de la sociedad han provocado más víctimas a través de las reiteradas prácticas que como únicas armas saben emplear los gobiernos dictatoriales para imponerse, acallar las voces de un pueblo insumiso e indefenso y llenar de luto y dolor a más familias hondureñas”, subraya el comunicado.

La Coordinadora General del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), Bertha Oliva, recalcó que existen presos políticos en el país y que están en cárceles de máxima de máxima seguridad, “y esa tortura es permanente, por eso nuestro grito es ante ustedes y ante el mundo; para que se conozca que en Honduras continúa la barbarie, la intolerancia y que no hay ninguna determinación política para liberar a los presos políticos”.

Oliva también expresó que tienen serias preocupaciones y exigencias al interior de la CCC, para solicitar el retorno de los exiliados políticos que existen en el país. “Esos hombres y esas mujeres que están angustiadas por regresar a Honduras, pero con garantías mínimas de no ir a caer a una cárcel de máxima tortura y de no ser víctimas de ejecuciones arbitrarias o sumarias”.

“Pero también tenemos el compromiso con los familiares de las víctimas, con los familiares de los mártires post golpe militar-electoral de 2017 y con los familiares de los mártires del golpe de estado de 2009, pero también hay una exigencia del pueblo hondureño con el tema de las desapariciones forzadas”.

“Pero también tenemos el compromiso con los familiares de las víctimas, con los familiares de los mártires post golpe militar-electoral de 2017 y con los familiares de los mártires del golpe de estado de 2009, pero también hay una exigencia del pueblo hondureño con el tema de las desapariciones forzadas”: Bertha Oliva

Aquí hay deudas históricas pendientes de cumplir. No se puede hablar de democracia, no se puede hablar de paz, no se puede hablar de tolerancia; cuando hay un pasado que reclama verdad y justicia”, sostuvo la Coordinadora General del COFADEH.

En nombre de esos mártires que desaparecieron en los años 80’, no podemos callar, no podemos negar, por temor o por miedo, dejar de ser solidarias con los que hoy están privados de libertad, expresó Oliva.

“38 son las y los hondureños muertos durante la represión contra los manifestantes que rechazaban el fraude electoral y la reelección ilegal; más de 300 personas han tenido que salir al exilio, 165 criminalizados por razones políticos, de los cuales se defienden en libertad 160 y 5 aún permanecen presos sobreviviendo en cárceles de máxima tortura y en condiciones de irrespeto a su condición de seres humanos”, resalta el comunicado de la CCC distribuido a la prensa nacional e internacional.

El comunicado añade que el régimen usurpador niega su condición de presos políticos y los acusa de delincuentes comunes, porque para ellos, el pueblo no tiene derecho a manifestar su rabia, su descontento e impotencia ante tanto abuso, e irrespeto a la voluntad de miles de ciudadanos.

Los que han logrado salir de la cárcel y aún se defienden en libertad, sufren igual que otros, de persecución y amenazas. Las muertes de jóvenes, con claros mensajes de intimidación y advertencia, nos hacen concluir que continúa activado un Estado represor. Por eso, creemos necesario ampliar el actual Comité de Presos Políticos para continuar exigiendo justicia a los mártires de ayer y de hoy, resalta el comunicado.

A la conferencia de prensa asistió el ex presidente Manuel Zelaya, coordinador del partido Libertad y Refundación (LIBRE), como una muestra de respaldo a las exigencias planteadas por la Convergencia contra el Continuismo.

El ex presidente Zelaya dijo que el país vive bajo un sistema de opresión que tiene causas y razones que están en las raíces de un sistema de explotación económico, capitalista, oligárquico y transnacional que hoy ha tenido que recurrir a la absurda violencia para imponernos sus formas de explotación y de negocios que todos los días exprimen y asfixian a nuestro país.

“Por tanto el hecho de que en Honduras después de casi 30 años vuelva otra vez el estado a ser enemigo del pueblo, nos da a nosotros el derecho a la insurrección y además la evidente acción de tener nuevamente, igual que en el época de los ochentas; desaparecidos, masacres, crímenes políticos como se dieron en el golpe de estado y todavía ahora en el golpe del fraude electoral, que no están siendo investigados”.

Hay también homicidios y torturas y hoy un estado que tiene presos políticos, calificados por toda la sociedad hondureña y por los organismos internacionales, aseguró el ex presidente constitucional de Honduras.

Zelaya indicó que estas acciones simplemente llenan de  vergüenza a todo el país, a todo el pueblo que quiere una Honduras democrática y una Honduras pacífica. Hay rotativos que dan cuenta que solamente este 2018 que estamos terminando, hay un 61 por ciento más de hondureños y hondureñas que tuvieron que salir exiliados, huyendo del infierno que significa la Honduras de la dictadura que se ha montado en el país, hacia los Estados Unidos.

“Este gobernante que lleva por nombre Juan Orlando Hernández, no tiene ninguna legitimidad para seguir en la presidencia de la República, está totalmente desautorizado por el pueblo y nos hemos cansado de invitar al partido Nacional a que hagamos un referéndum revocatorio, y si ellos creen que tienen razón, ¿por qué no hacemos un referéndum revocatorio y una consulta popular al pueblo?: Manuel Zelaya

El ex presidente Zelaya expresó que hoy el mundo entero se percata que hay una sociedad con presos políticos, con asesinatos, con escuadrones de la muerte, con opresión hacia el pueblo de un modelo que lo estrangula, simplemente es evidente que hay un deterioro total de la institucionalidad en el país, y por tanto la protesta legítima y la insurrección legítima del pueblo está garantizada y es una obligación moral de todos los hondureños.

“Hoy queremos decirle al gobernante que asumió el control del país ilegalmente, que primero se unió a un golpe de estado, después violentó totalmente las prohibiciones que tenía la Constitución para reelegirse, manipuló la justicia, saqueó como se ha demostrado en varias demandas legales, saqueó el estado hondureño a través de ong’s, a través de partidos políticos, saquearon el país en beneficio de sus propios proyectos dictatoriales y montaron dos fraudes electorales (2013 y 2017); y que han usurpado el poder con el apoyo de los Estados Unidos”.

“Este gobernante que lleva por nombre Juan Orlando Hernández, no tiene ninguna legitimidad para seguir en la presidencia de la República, está totalmente desautorizado por el pueblo y nos hemos cansado de invitar al partido Nacional a que hagamos un referéndum revocatorio, y si ellos creen que tienen razón, ¿por qué no hacemos un referéndum revocatorio y una consulta popular al pueblo?, preguntó el ex presidente Zelaya.

Por eso nuestra voz de protesta se levanta todos los días, en todos los rincones de la patria, en cada hondureño donde exista conciencia u hondureña en que exista algún hilo de amor por este país, de levantar su grito de protesta hasta sacar a esta dictadura, para que vengan nuevas elecciones con reformas electorales; hasta que exista la posibilidad de que Honduras rescate el estado, hoy secuestrado por una oligarquía y un bipartidismo que solo afecta a nuestra nación.

“Quisiera abogar por la liberación de los presos políticos, especialmente por Edwin y Raúl, que han sufrido torturas en las cárceles de máxima seguridad, simplemente por protestar contra el fraude, o sea que ellos recogieron la demanda del pueblo, asumieron la representación del pueblo y protestaron, por eso están presos. Esto lo que quiere decir es que las primeras acciones que deben tomar absolutamente todos los que estén de este lado luchando al par del pueblo, debe ser para pedir la libertad de los presos políticos”, apuntó Zelaya.

La mesa principal estuvo integrada por el ex presidente Manuel Zelaya, Bertha Oliva (Coordinadora General del COFADEH), Carlos H. Reyes y Mario Membreño, miembros de la Coordinación Nacional de la Convergencia contra el Continuismo (CCC), Mery Agurcia (COFADEH) y Alba López y Ruy Díaz, miembros del Comité Nacional pro Liberación de los Presos Políticos de Honduras.

Por Marvin Palacios

.

La CCC exige nuevamente la libertad para los presos políticos

 


 

LIBERTAD PARA LOS PRESOS POLÍTICOS Y JUSTICIA PARA LOS MÁRTIRES DE AYER Y DE HOY

La Convergencia Contra el Continuismo (CCC) y el Comité Nacional por la Liberación de Presos políticos, ante la inveterada impunidad ahora fortalecida por la destrucción del Estado de Derecho, expresa ante la opinión pública en general y a la comunidad internacional en particular, nuestra exigencia del cese de la persecución, el retorno a su patria de los exiliados políticos, libertad para los presos políticos y justicia para los mártires.

Con los años ochenta del siglo pasado, llego la democracia constitucional, acabó la dictadura militar, pero no la militarización del país, los militares retornaron a sus cuarteles hasta los años noventa. Pero también llegó la persecución, cárcel, tortura, exilio, desaparición y muerte que llenó de dolor y luto permanente a cientos de familias hondureñas que aún claman por justicia, mientras los culpables viven tranquilos y disfrutan del reconocimiento y respeto de un pueblo a quien se empeñan en borrarle sus recuerdos y su memoria. Por eso, no es extraño que, algunos de esos culpables, ante su féretro se exalte su persona y se le llene de reconocimientos por el bien aportado a la patria, mientras sus crímenes y los familiares de las víctimas siguen a la espera de que algún día se termine la impunidad.

Llegamos a siglo XXI con el dolor amortiguado por los años, pero nuevamente un golpe de Estado y un pueblo enardecido en las calles reclamando el regreso del presidente derrocado. Otra vez la persecución, la cárcel, la tortura, el exilio y la muerte de cientos de hondureños y hondureñas víctimas de su deseo de respeto a la constitución y a las leyes.

A partir de entonces, fraudes electorales, reelección inconstitucional y gobierno caracterizado por la represión y por la militarización de la sociedad han provocado más víctimas a través de las reiteradas prácticas que como únicas armas saben emplear los gobiernos dictatoriales para imponerse, acallar las voces de un pueblo insumiso e indefenso y llenar de luto y dolor a más familias hondureñas.

38 son las y los hondureños muertos durante la represión contra los manifestantes que rechazaban el fraude electoral y la reelección ilegal; más de 300 personas han tenido que salir al exilio, 165 criminalizados por razones políticos, de los cuales se defienden en libertad 160 y 5 aún permanecen presos sobreviviendo en cárceles de máxima tortura y en condiciones de irrespeto a su condición de seres humanos.

El régimen usurpador niega su condición de presos políticos y los acusa de delincuentes comunes, porque para ellos, el pueblo no tiene derecho a manifestar su rabia, su descontento e impotencia ante tanto abuso, e irrespeto a la voluntad de miles de ciudadanos.

Los que han logrado salir de la cárcel y aún se defienden en libertad, sufren igual que otros, de persecución y amenazas. Las muertes de jóvenes, con claros mensajes de intimidación y advertencia, nos hacen concluir que continúa activado un Estado represor. Por eso, creemos necesario ampliar el actual Comité de Presos Políticos para continuar exigiendo justicia a los mártires de ayer y de hoy.

CONVERGENCIA CONTRA EL CONTINUISMO (CCC)
COMITÉ NACIONAL DE PRESOS POLÍTICOS

Tegucigalpa, 27 de diciembre del 2018

.

LIBERTAD PARA LOS PRESOS POLÍTICOS Y JUSTICIA PARA LOS MÁRTIRES DE AYER Y DE HOY

 

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More