La carta de Valtonyc a su hermana Malen

Por Josep Valtonyc

No dejes de moverte, organizarte y contactar con gente, que como tú tengan o vayan a tener familiares en prisión por el mismo motivo. De gente que aún no sabe donde están enterrados sus familiares, porque este estado se niega a investigar esos crímenes. Sé tan bonita como has sido estos días. Tú sólo disfruta de mi obra.

Carta para mi hermana Malen:

Lo siento. Siento cada una de las lágrimas que han salado tus mejillas estos últimos años, pero sobretodo estos últimos días por lo que está pasando y sabemos que va a pasar. Hemos asistido y acudido a muchos sitios, a los que por solidaridad, han venido a vernos muchísima gente de todos los ríncones de la isla y el estado español. Son amigos, conocidos, desconocidos que ya han dejado de serlo y familiares que te han mirado a los ojos para darte el calor que necesitamos tanto tú como yo. Hemos coincidido con miles de ojos, y por desgracia no he podido dejar de buscar tu mirada, siempre húmeda, entre todas esos rostros, que se han concentrado con nosotros. Hablabas tú, porque yo me había quedado sin palabras.

Para mí, eres como una madre, de hecho lo eres y quien no lo sepa, no ha compartido conmigo más de 20 minutos como para llegar a intercambiar unas palabras sobre el amor, de la represión y de resistir. Puesto que te lo debo todo.

La estabilidad que me rodea a día de hoy, lo que soy, lo que pude ser y no fui, como también en lo que me estoy conviertiendo. Nunca me pediste que cambiase y aunque haya cometido algunos errores, sabes que estoy y que lucho en el bando correcto. Gracias, miles de gracias por ello.

Tu también estás cambiando, estos días estás más preciosa que nunca, porque te he visto luchar a cuerpo y alma por los derechos de todas las personas que no tienen voz y las que no la tendrán. Sé que no es sólo por mí, que sabes perfectamente que no soy víctima de una injusticia aislada, que no es un hecho aislado y que me ha tocado a mí como puede haberle tocado a cualquier otro. Que hemos nacido en un sitio donde la mayoría no oyen el ruido de las cadenas porque no se mueven lo suficiente. Que si tienen el derecho de la libertad de expresión, es porque dicen lo que algunos quieren oír. Y que sí, tienen tanto odio hacia el oprimido y no tanto hacia el opresor, es porque su indignación es manejada por los medios de comunicación.

No te preocupes por lo que vas a oír de mí estos días. Tú sabes que es mentira que yo apoyaría la muerte de alguien inocente, que desde hace 7 años he estado desprendiéndome de algunos privilegios para defender a los más débiles. Movilizándome y haciendo casi siempre lo posible.

Cuando durante un tiempo ya no esté para defenderme, tú sólo disfruta de mi obra. De cuanta gente se ha movilizado y organizado para luchar por el derecho de la libertad de expresión, de como hemos destapado actitudes y demostrado a nivel internacional que en este país no hay justicia. Tú como nadie más sabes que he conseguido lo que quería. Ojalá me entierren y sea la semilla para por fin dar más voz y justicia a todas las víctimas de la represión franquista.

No dejes de moverte, organizarte y contactar con gente, que como tú tengan o vayan a tener familiares en prisión por el mismo motivo. De gente que aún no sabe donde están enterrados sus familiares, porque este estado se niega a investigar esos crímenes. Sé tan bonita como has sido estos días. Tú sólo disfruta de mi obra.

 

Carta para mi hermana Malen:Lo siento. Siento cada una de las lágrimas que han salado tus mejillas estos últimos años,…

Publicado por Josep Valtonyc Beltran en Jueves, 22 de febrero de 2018

-->
COLABORA CON KAOS