‘La calle es mía’: El PP se apropia de una carretera en Toledo ante la ‘vista gorda’ de la Guardia Civil

Por Carlos Iserte

Decenas de vehículos aparcaron fuera del recinto, donde Rajoy escenificó la unidad del partido, poniendo en serio peligro la seguridad de miles de conductores.

La carretera de Piedrabuena es, además de una de las salidas más importantes de la ciudad de Toledo, que este sábado ha registrado un lleno total por la gran cantidad de eventos que se han celebrado (Farcama, Feria de Bodas, XII Festival Internacional de Cine Social de Castilla La Mancha, cumbre del PP…), la vía más transitada durante los fines de semana ya que desde aquí se accede a los Montes de Toledo y a las numerosos urbanizaciones que circundan la capital, donde residen miles de familias en las localidades satélite de la Ciudad de las Tres Culturas. Carretera que alberga uno de los cigarrales con las vistas más bellas del Casco Histórico toledano, que ha sido elegido por el Partido Popular para escenificar la unidad del partido y reunir a barones y ministros en torno a la figura de Mariano Rajoy, después de la “semana horribilis” por la que han atravesado los “populares”. Sin embargo, los encargados de organizar este evento, el PP toledano que todavía dirige el polémico diputado nacional y expresidente de la Diputación de Toledo, Arturo García-Tizón, cuya gestión está siendo analizada en una comisión de investigación en el organismo provincial, no ha tenido algo tan básico como es el aparcamiento capaz de absorber los cientos de vehículos que no han podido acceder al estacionamiento privado del cigarral, con un aforo de algo más de 250 coches. ¿Dónde han aparcado los otros 300 restantes?

#CumPPlimos: “Privatizaron” 300 metros de arcén
Fácil. Los asistentes que no pudieron aparcar sus vehículos en el cigarral de Las Mercedes, nombre del centro de eventos donde el PP ha celebrado su acto de reconciliación, aparcaron en el arcén izquierdo de la carretera, invadiendo parte de la misma durante el tiempo que duró el encuentro “popular”, poniendo en serio peligro la seguridad vial y la de miles de conductores que a esa hora circulaban por esta vía. El slogan de la campaña electoral del partido de Mariano Rajoy #CumPPlimos se hizo más patente que nunca, y a la vieja usanza decidieron “privatizar” trescientos metros de arcén en honor del ya fallecido presidente fundador de la formación de la gaviota, Manuel Fraga, que acuñó una frase que ha pasado a la historia: “La calle es mía”. Rajoy ha decidido actualizar la posesión y añadir: “La carretera es mía”.

¿Dónde estaba la Guardia Civil?
Numerosos conductores llamaron a la Guardia Civil de Toledo para informarles de la ilegalidad que se estaba cometiendo en esos momentos, pero la verdad es que por allí no aparecieron los responsables encargados del tráfico de nuestras carreteras. “Para qué, pero si en este lugar hay más policías y guardaespaldas por metro cuadro en España”, declaraba irónicamente un líder del PP a ELPLURAL.COM en alusión a la presencia del Consejo de Ministros, presidentes autonómicos y destacados líderes nacionales del PP, reconociendo, eso sí, “falta de previsión por parte de los organizadores”. Pero el caso es que la Guardia Civil no hizo acto de presencia, cuando en numerosas ocasiones utiliza esta carretera para establecer controles de velocidad, de alcoholemia y drogas, sabiendo como saben, que el citado cigarral de Las Mercedes, donde, por cierto, se casó María Dolores Cospedal con Ignacio López del Hierro, acoge todos los fines de semana importantes eventos, sobre todo bodas, donde el consumo de alcohol es práctica habitual entre los invitados.

¿Ordenó alguien que hiciera la vista gorda?
Lo que sí está claro es que la Guardia Civil permitió el estacionamiento prohibido en el arcén y la peligrosa invasión de la carretera, como muestra el video al que ha tenido acceso ELPLURAL.COM (ver video). Es posible que estuviera, pero no hizo nada para impedir el masivo aparcamiento de coches en este lugar. ¿Recibió órdenes para que los palmeros de Mariano Rajoy pudieran aparcar en el arcén, frente a las puertas del lugar donde se escenificaba la unidad del partido? ¿Y si estuvo en el ligar por qué no multó a ningún vehículo? Este periódico se puso en contacto con la Guardia Civil de Toledo para conocer las razones que llevaron a los responsables del Instituto Armado a permitir este insólito hecho. No pudimos hablar con ningún responsable, “porque, caballero, es fin de semana y hasta el lunes no habrá nadie de prensa”, nos comentaron.

El Delegado del Gobierno, presente en el cigarral
Lo que sí sabemos, según las mismas fuentes del PP, es que el máximo responsable de la Guardia Civil en Castilla-La Mancha estaba en el acto #CumPPlimos: “De la crisis a la recuperación”, clausurado por Mariano Rajoy, quien ha hecho balance de la legislatura, acompañado por sus ministros, por la secretaria general y por los presidentes autonómicos, con las ya anunciadas ausencias de Esperanza Aguirre, Juan Vicente Herrera y Luisa Fernanda Rudí. Allí estaba José Julián Gregorio, delegado del Gobierno en la región, hombre de confianza de María Dolores Cospedal, presidente del PP en Talavera de la Reina, donde también fue concejal, y como decimos cabeza visible de las Fuerzas de Seguridad del Estado (Policía Nacional y Guardia Civil), y que no movió un solo dedo para impedir la denuncia que realizaron ante este periódico numerosos conductores. Esto ya cambia el cuento.

http://www.elplural.com/2015/10/17/la-calle-es-mia-el-pp-se-apropia-de-una-carretera-en-toledo-ante-la-vista-gorda-de-la-guardia-civil/

-->
COLABORA CON KAOS