En Cataluña 132 días es lo que hay que esperar de media para someterse a una operación quirúrgica, una de las cifras más altas de España. Los sindicatos lo achacan a la falta de personal y de inversiones, según explica José María Yagüe, responsable de Sanidad de Comisiones Obreras en la comunidad.

En el otro lado de la balanza, el País Vasco tiene la espera media más baja: solo 46 días. «Es un servicio del que podemos sentirnos orgullosos», opina una usuaria. «La lista de espera no es tan grande aquí», indica otra paciente.

De hecho, Euskadi está, junto a Navarra, Aragón y Asturias, entre las comunidades con los mejores servicios sanitarios. Por el contrario, Cataluña se une a Andalucía, Murcia y Canarias como aquellas con la sanidad peor valorada.

Para las asociaciones en defensa de la sanidad pública, la razón tras estas diferencias está en la financiación. «Lo mas importante son los recursos», explica Marciano Sánchez, portavoz de la Plataforma para la Defensa de la Sanidad Pública.

«En el presupuesto sanitario per cápita las dos comunidades autónomas que están siempre con mejores recursos, Navarra y el País Vasco, están siempre a la cabeza, y las comunidades que dedican menos recursos suelen estar casi siempre a la cola«, agrega.

Las comunidades autónomas peor situadas apenas superan los 1.300 euros por habitante. En cambio, aquellas que están en lo alto de tabla destinan hasta 1.700 euros per cápita.

Además, los colectivos en defensa de la sanidad denuncian los recortes de trabajadores sanitarios y que los aumentos presupuestarios se destinen casi exclusivamente a las privatizaciones y al gasto farmaceútico.

enlace