La asamblea invisible de Podemos

Publicidad

Hace dos años, y después ya de mucha lucha por preservar la ética y la coherencia en PODEMOS, ante la deriva interna con las decenas de miles de casos sin resolver por la Comisión Estatal de Garantías Democráticas del partido, el patrón de purga de las bases críticas consistente en difamación seguida de presunción de culpabilidad que diera lugar a suspensiones cautelares y expulsiones sumamente injustas, el sectarismo que se iba instalando en nuestra formación, los privilegios de un Podemos de Arriba que se situaba por encima de la normativa interna, que vulneraba sin pudor el Código Ético que a todos/as compromete, mientras se miraba con lupa el cumplimiento del mismo por parte del Podemos de Abajo para el que hasta se inventaba normativa sobre la marcha con tal de librarse de la militancia crítica, consensuamos y difundimos por las redes sociales el Manifiesto NUEVO IMPULSO por la democracia interna de PODEMOS. https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=2031046780316109&id=2028721540548633

Declaramos abiertamente al secretario general Pablo Iglesias, y al Consejo de Coordinación del partido que, para nosotros/as, los tres ejes fundacionales de la participación, la horizontalidad y la transparencia eran irrenunciables.

A este documento se adhirieron más de doscientas personas que habían sufrido o constatado malas prácticas internas en la formación; algunas ya se habían alejado del partido dando por perdido el proyecto original; otras habían sido purgadas con métodos abyectos, y las había con expedientes injustos abiertos para librarse de ellas el aparato, si bien la gran mayoría aún seguía militando y deseando, como es mi caso, la regeneración de PODEMOS extirpando el cáncer del sectarismo.

No nos escucharon.

Les recordamos que los cuadros de PODEMOS tienen que cumplir el Código Ético igual que las bases, que en nuestra formación nadie es más que nadie, que aquí no iba a haber jefaturas sino portavocías, y que se tenía que practicar dentro lo que se predicaba fuera …

No nos contestaron.

Por sorpresa, y a pesar de que Pablo Iglesias había declarado en prensa que agotaría su mandato como secretario general en 2021, y que estaba seguro de que la próxima persona que se responsabilizaría de la Secretaría General sería una mujer (todos pensaron en la más cercana a ÉL), nos enteramos por la prensa, como siempre ocurre, de que había convocado la Tercera Asamblea Ciudadana Estatal de PODEMOS, con un año de antelación, aprovechado la salida de Íñigo Errejón y sus afines del partido, y el paso atrás de los Anticapitalistas.

El anterior proceso interno también había sido convocado por sorpresa y con premura, con exigencia de avales y plazos imposibles para quien no fuera ÉL, y por eso solo ÉL pudo presentarse como único candidato del partido para la presidencia del Gobierno en las primarias al Congreso de Diputados y al Senado. Como las votaciones en PODEMOS son telemáticas y opacas, se disimulan mejor situaciones que en las primarias presenciales de otras formaciones llamarían la atención: una mesa de votación con una urna y un montón de papeletas con un solo nombre: Pablo Iglesias. O se le votaba a  ÉL, o se votaba en blanco, o no se votaba;  pero eso de poder elegir a otra persona que no fuera ÉL, como que no procedía.

Habíamos denunciado entonces lo que, en definitiva, constituyó vulneración del derecho fundamental de participación política de las personas inscritas en la formación, aparte de abuso de situación dominante para favorecerse a SÍ mismo.

https://drive.google.com/folderview?id=10UQo6z-ijOJ1439rIJ-5p_HKyTlnv7nK

Pensamos que aquello no debería volver a pasar, que nuestras bases merecen poder participar en algo más que votarLE en exclusiva, que nuestro joven partido no puede perder “por decreto” su pluralidad.

Ya habíamos dado la alarma interna en 2014 por ademanes antidemocráticos; en 2015 por la peligrosa deriva a través de ruedas de prensa de Bases Podemos, como en años sucesivos llegando a crear el círculo Campamento Base para preservar la esencia del 15M en una formación que dijo recoger su testigo pero que lo estaba tirando al principio de la carrera. Demasiados habíamos soportado todo tipo de acosos en los chats en los que se relaciona nuestra militancia, algunos hasta calumnias de “compañeros” del partido en medios de comunicación nacionales, regionales y locales, por no citar aquí cosas peores, cuando emitimos en las redes en 2018 el Manifiesto NUEVO IMPULSO por la democracia interna en PODEMOS y nos comprometimos con la lucha por un partido en el que ninguna persona viera vulnerados sus derechos fundamentales, como nos había ocurrido ya a demasiados.

Teniendo claro que no queríamos otro congreso “a la búlgara” en 2020, presentamos una candidatura con el mismo nombre que le habíamos puesto al Manifiesto y al proyecto de regeneración democrática interna. Contando con que sería prácticamente imposible una competición en igualdad total, sí apostamos por visualizar nuestra discrepancia hacia las prácticas internas antidemocráticas, así como por ofertar a las bases un modelo muy diferente al del partido actual, en el que aún reconocieran las reivindicaciones consensuadas en el 15M y el planteamiento original de PODEMOS en base a la participación de la gente sin que nadie se profesionalizara en la política, ni mucho menos se enriqueciera con la misma, estando en ella de paso y propiciando la rotación por cargos que nunca se acumularían.

Pronto nos vimos envueltos en prisas y trabas para conseguir introducir una lista en la Tercera Asamblea Ciudadana Estatal de PODEMOS y poder ofrecer a las bases del partido una alternativa profundamente democrática a través de un Código Ético con el que evitar el nepotismo; de un documento Político rotundo en cuestiones acuciantes como la República Laica, tras un proceso constituyente con una reorganización territorial federal que reconociera la singularidad, o la Renta Básica Universal e Incondicional con la que rescatar a tanta gente sin ingresos suficientes, al tiempo que paliar la grave injusticia social, la “esclavitud” de la precariedad laboral y la atroz distribución de la riqueza; también de un documento de Feminismos alerta ante cualquier posibilidad de avance para la igualdad real, no la de gestos sin presupuesto, y de un documento Organizativo que devolviera el fuego del “OlimPodemos” a la militancia cada vez más a oscuras, que salvara a los círculos sectoriales y reforzara a los territoriales.

Al comenzar la Tercera Asamblea, cuyo planteamiento eminentemente telemático no nos convencía, los medios de comunicación informaban de que el secretario general Pablo Iglesias, Irene Montero, Noelia Vera e Ione Belarra, que estaban incumpliendo flagrantemente el Código Ético por acumulación de tres cargos, no iban a renunciar a ninguno de ellos manteniéndose los cuatro como diputados en el Parlamento y como vicepresidente del Gobierno, ministra y secretarias de Estado, respectivamente. Al no renunciar a un cargo, tendrían que haber renunciado a sus candidaturas, pero lo querían todo, derogando la limitación de dos cargos, uno orgánico y otro institucional, para legalizar lo que estaban incumpliendo y, de paso, eliminar la limitación de tres SMI bajo el pretexto de una donación inferior, o muy inferior, sin detallar porcentajes en sus documentos para variarla a voluntad posteriormente al proceso. En definitiva, la renovación más significativa que aportaban en la Asamblea era el estar más tiempo en los cargos y con más cargos en el tiempo, cobrando mucho más y escondiendo lo que donarían de sus ya bien acumulables sueldos. No Hablemos de dietas y otras prebendas.

Denunciamos ante el Comité Electoral los graves incumplimientos y la incompatibilidad para presentar sus candidaturas Iglesias, Montero, Vera y Belarra, pero el Comité Electoral permitió que se iniciara el proceso sin tomar medidas. Lo denunciamos entonces a la Comisión de Garantías Democráticas estatal, órgano al que podía recurrirse reglamentariamente, a través de la Secretaría de Organización Estatal, encargada de dar el traslado de las denuncias,

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=2828584133895699&id=2028721540548633

pero dicha Comisión, que debería haber estado activa durante todo el proceso, estuvo convenientemente congelada, entre otras cosas, porque no se habían molestado en sustituir a un miembro dimitido y carecía del mínimo quorum deliberativo, dejando así a todos los candidatos/as en indefensión durante el proceso: no pudiendo “importunar”.

Tal y como convenía al aparato, nuestra denuncia enviada a la Secretaría de Organización Estatal para que le dieran traslado a la Comisión de Garantías, quedó desatendida y no se nos dio ninguna explicación a pesar de que era crucial que lo hicieran. Ante la desidia de la organización en la que, para colmo, todos los miembros del Equipo Técnico, que habían sido designados a dedo, eran miembros de la candidatura de Pablo Iglesias, nos vimos obligados a presentar una demanda judicial.  https://drive.google.com/folderview?id=10CNeUg9qKpzkdUNxy033i34iUirZeyHt

Mientras la presidenta de otro partido político estatal y un aspirante al cargo mantuvieron un debate en su sede oficial, a nosotros nos negaron, o no nos contestaron, los intentos de celebración de un debate entre las candidaturas al Consejo Ciudadano Estatal, y otro entre Iglesias y yo como únicos candidatos a la Secretaría General. También nos negaron la utilización de la sede de PODEMOS en Madrid para una rueda de prensa con la que queríamos presentar nuestra candidatura a los medios. Nos querían invisibles.

Intentamos que entendieran que en nuestro partido, si no somos todos iguales, no somos nada.

No nos atendieron.

Como no tuvimos más remedio que intentarlo en otro espacio que nos sugirieron, sin decirnos que era privado y que sería difícil conseguirlo, lo intentamos, y después de esperar dos días para poder hablarlo con el encargado porque acababa de enterrar a un familiar, de que él lo consultara con el dueño del local, de que otro día nos dijeran no, si, no, quizá y al final “bueno pero”, llegó la noticia de la pandemia y el cierre de todos los locales. No pudimos presentar la candidatura ni se nos dio opción telemática en las redes oficiales de partido para hacerlo. Más adelante, sí las usarían para pedir el voto para la candidatura oficialista, o hacer campaña al estilo marcado por el vicepresidente, destacando en el empeño el propio secretario de Organización Estatal, Alberto Rodríguez:

https://drive.google.com/folderview?id=10pKqQOZmQsX5CNAsC9WeaDN2pNpv-4VN

La crisis sanitaria provocada por la veloz propagación del Covid-19 vino a ser la excusa perfecta para el aparato del partido, lo que quería era mantenernos ocultos y, con la declaración del Estado de Alarma, ya pudo incluso vernos encerrados, confinados en nuestras casas durante la fase cero de la cuarentena, mientras en mor de sus cargos institucionales los cuatro denunciados pudieron aparecer en todas las televisiones y resto de medios del país, aprovechando para hacer campaña subliminal a veces, otras bien explícita, mientras todos los miembros de NUEVO IMPULSO teníamos que intentar, sin medios, que nos vieran y escucharan todas las personas inscritas del partido, que ni siquiera en su gran mayoría se enteraron de que estaba en marcha algo parecido, remotamente, a una Asamblea Ciudadana Estatal. Pero que nadie se lleve a engaño, el coronavirus fue cómplice del encubrimiento, pero no la causa de nuestra mordaza, pues ya el sábado 7 de marzo, para mayor dolo de invisibilización, habíamos recibido un email oficial del Equipo Técnico formado por miembros de la candidatura visible:

equipotecnico@podemos.info <equipotecnico@podemos.info> 7 de marzo de 2020, 9:59

Para: nuevoimpulso2018@gmail.com

Buenas días:

Nos ponemos en contacto con vuestra candidatura para comunicaros que, de cara a la jornada de encuentro con la militancia del día 21 que cerrará la Asamblea Ciudadana Estatal, donde además expondremos los proyectos presentados a la Asamblea, esta presentación al público se realizará mediante tres vídeos cortos (de 1’30» aprox. cada uno) que permitan explicar en cada caso los contenidos de los Documentos Político, Organizativo y de Feminismos.

Además, para que sean conocidos por las personas inscritas, estos vídeos podrían difundirse los días previos

a través de la web de la Asamblea. Por ello, necesitaríamos tenerlos listos por vuestra parte antes del día 13.

Os agradecemos de antemano la colaboración, recibid un cordial saludo.

https://drive.google.com/folderview?id=10jcbJid9FDOFIdzam9gttdztT0XLcdw6

Nos costaba creer que, además de no preparar una presentación de las candidaturas ante los medios de comunicación, de no dejarnos la sede del partido para hacerla nosotros en solitario, de no facilitarnos el censo ni acceder a enviar a las personas inscritas nuestros mensajes electorales, y de no organizar ni aceptar ningún debate entre los equipos presentados al Consejo Ciudadano Estatal, ni tampoco de los dos candidatos que nos presentábamos a la Secretaría General, ahora limitasen nuestra intervención en la Asamblea Ciudadana Estatal, prevista en La Carpa de Leganés y a la que irían afiliados/as de todos los territorios, a la mera proyección de tres vídeos de un minuto y treinta segundos que teníamos que improvisar a la carrera para que se proyectasen al principio de una “jornada de encuentro con la militancia” que SE IBA A CELEBRAR CUANDO YA SE HABRÍA TERMINADO LA VOTACIÓN de ¡los proyectos que nos decían que podríamos presentar ante los asistentes!

De forma ladina, habían eliminado la “presentación posvotación” del documento Ético, por supuesto para no tener que mostrar públicamente que lo único en lo que venían a variarlo es en quitarse la ejemplar limitación salarial en 3 SMI, y en poder estar más tiempo en los cargos y con más cargos en el tiempo, tal y como ya estaban haciendo ilegalmente Iglesias, Montero, Belarra y Vera, a quienes teníamos denunciados por ello. Tampoco les haría ilusión que se pudiera ver que nosotros, precisamente, lo que habíamos propuesto en nuestro Código Ético eran un solo cargo por persona, dos mandatos como máximo y otras restricciones para evitar el nepotismo en el partido, manteniendo la limitación salarial porque aquí nadie venía en 2014 a profesionalizarse en la política. Eso es lo que declaraban entonces y prometían Pablo Iglesias y su entorno cercano, que abominaban de los sueldos de 8.000 € de los políticos que jamás cobrarían mientras hubiera gente pasándolo mal para llegar a fin de mes con míseros salarios.

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=2999352606818850&id=2028721540548633

 

Estando yo en Madrid, me acerqué a la Puerta del Sol y, en lugar y fecha tan emblemáticos para nuestro partido, grabé un vídeo allí poco antes de escuchar las campanadas del Reloj que anunciaban el arranque del 8M, del Día de la Mujer que recibían con euforia activistas de su causa siempre pendiente.

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=2844467738974005&id=2028721540548633

 

Después, y tras haberlo comentado a través de las redes entre los miembros de nuestra candidatura desperdigados por diferentes territorios, enviamos un email al Equipo Técnico de parte:

 

Movimiento NUEVO IMPULSO <nuevoimpulso2018@gmail.com> 8 de marzo de 2020, 1:02

Para: equipotecnico@podemos.info

Compañeras/os del Equipo Técnico, después de leer vuestro comunicado os hacemos unas preguntas:

  1. ¿El secretario general de PODEMOS, Pablo Iglesias, no va a comparecer entonces presencialmente ante la

Asamblea en ese «encuentro con la militancia»?

  1. ¿No van a estar los dos candidatos a la Secretaría General sobre el escenario presentando sus propuestas?
  2. ¿Los candidatos/as de nuestra lista NUEVO IMPULSO no van a poder presentar presencialmente nuestros

documentos ante las personas asistentes?

Os pedimos respuesta rápida.

 

Candidatura NUEVO IMPULSO por la Democracia Interna en Podemos

                https://drive.google.com/folderview?id=10mH1Y6vrSYM9o-N2oomnY3eCl9mpR45z

 

Como nos temíamos, y así ocurrió con la mayoría de escritos que enviamos, por cosas semejantes, al Equipo Técnico, al Comité Electoral, a la Secretaría de Organización Estatal y  a la Comisión de Garantías Democráticas estatal durante el proceso, nuestro email nunca obtuvo respuesta.

Por si acaso, al ser domingo, les habíamos pillado en misa a todos los miembros de la candidatura encabezada por Pablo Iglesias que componían el Equipo Técnico de la Asamblea, les volvimos a reenviar las mismas preguntas al día siguiente, lunes, y esta vez poniendo en copia al Comité Electoral.

Lo que conseguimos fueron dos silencios en vez de uno.

La Asamblea Invisible transcurrió, por tanto, en silencio sepulcral, como el que guardan quienes van a perpetrar un crimen y no quieren ser vistos, y amordazan a los que van a agredir para que nadie pueda oírles. Algunos medios como eldiario.es llegaron a publicar que sólo había una candidatura, la de Iglesias, mientras la mayoría anunciaba el proceso como la renovación cuasiautomática del secretario general en su cargo orgánico, cuando no se manifestaba como tal, más bien parecía que no iba con Él el proceso, que se debía a su trabajo incompatible de vicepresidente que le propiciaba atención mediática permanente: el crimen perfecto.

Fuimos nosotros/as quienes pedimos desde NUEVO IMPULSO  que se interrumpiera el proceso por motivos sanitarios,

https://drive.google.com/folderview?id=113CgY0yK3doqcdu8vKGQYruOgpLYAQFR

pero la urgencia del aparato del partido, su máxima prioridad, estaba en legitimar la acumulación de cargos y sueldos sin límites molestos, y en asegurar la permanencia en ellos per secula seculorum. Por supuesto, una vez más no nos contestaron, y eso que se esta vez se trataba de un asunto de extrema gravedad y urgencia. La organización no tenía otro empeño que en avanzar a toda costa y concluir, cuanto antes y a costa de lo que fuera, con la farsa llamada Tercera Asamblea Ciudadana Estatal. Solo cuando, al cabo de cuatro días desde que lo solicitamos nosotros, el Gobierno de la nación anunció que iba a decretar el Estado de Alarma, cuando ya no podrían seguir con su plan aunque quisieran, fue cuando recibimos del Equipo Técnico el aviso de que se interrumpía el proceso porque había que “(…) frenar la expansión del coronavirus y contribuir con ello a salvar vidas y cuidar la salud de la población”, por lo que “todo lo demás pasa a segundo plano”, después de tenernos cuatro días esperando una respuesta a nuestro email pidiendo dicha medida, y sin habernos contestado a esto tampoco hasta la fecha.

 Lo que hizo el Equipo Técnico, ése integrado en exclusiva por miembros de la candidatura UN PODEMOS CONTIGO-Equipo de Pablo Iglesias, fue reanudar el proceso por sorpresa, en contra de toda lógica, y ¡en mitad de la cuarentena impuesta durante el Estado de Alarma que aún está en vigor! Lo impusieron sin consulta ni aviso, y sin que se enterasen la mayoría de inscritos/as de que se continuaba con las votaciones interrumpidas, o bien sin que les importase, lógicamente, más que su salud y sus problemas económicos, con lo que la abstención fue abrumadora: 90% de personas afiliadas al partido no votaron. Sí lo hicieron, claro está, todos los cuadros orgánicos e institucionales, los asalariados (cuyo número es el secreto mejor guardado en PODEMOS, más aún que las decenas de miles de casos sin resolver de la Comisión de Garantías Democráticas), sus familiares, amigos y un porcentaje ínfimo de votantes comprometidos y enterados. Por supuesto, nosotros también lo hicimos a pesar de que así eran más que previsibles los resultados.

Lo que no supimos durante el tiempo en el que mantuvieron cerrado el proceso, es que, con nocturnidad de cuarentena, y sabiéndolo sólo los allegados, el censo que el Reglamento había obligado a cerrar el 1 de marzo, lo habían vuelto a abrir en silencio y lo cerraron el 2 de mayo, inventando nuevas reglas como la de que se pudieran sumar como candidatas cuantas personas se hubieran inscrito en ese intervalo y, ¡oh poder, qué tendrán tus ojos! Sin los avales que nosotros habíamos tenido que conseguir en plazo de infarto.

En un “Anexo al Reglamento de la Tercera Asamblea Ciudadana” incorporado en los Documentos de la misma

https://terceraasamblea.podemos.info/wp-content/uploads/protocolo-tercera-asamblea-podemos.pdf

Se podían leer nuevas normas inventadas:

  1. Adaptaciones del proceso a la situación de crisis: Durante los próximos días 10 al 12 de mayo (hasta las 12.00) podrán realizarse compleciones puntuales a los documentos en forma de anexo, para actualizarlos a la situación que vivimos, así como se permitirá que cualquier persona inscrita en Podemos pueda optar al Consejo Ciudadano Estatal (CCE). Las personas que se preinscriban lo deberán hacer a través del formulario que se habilitará en la web del proceso,

 https://terceraasamblea.podemos.info/. La preinscripción conllevará a su vez la solicitud automática de aval para su posterior concesión por defecto del Consejo de Coordinación Estatal, salvo que este órgano estime lo contrario, lo cual comunicaría a la persona interesada, que podrá recurrirlo ante el Comité Electoral. Las personas que formalicen su candidatura podrán incluirse en alguna lista de las ya presentadas, circunstancia que deberá comunicarse desde el correo oficial de dicha lista al correo de subsanaciones subsanacionesterceraasambleaestatal@podemos.info. Las modificaciones de los documentos de las listas también podrán enviarse a ese correo. Las subsanaciones registradas se atenderán hasta las 22.00 del día 12 de mayo.

Cuando el árbitro te cambia las reglas del juego en mitad de un partido, puedes largarte quedándote fuera de la competición (que suele ser lo que quiere ese tipo de árbitros), seguir jugando como si no hubiera nuevas reglas para que se aprovechen de tu inocencia, o jugar con las nuevas reglas independientemente de impugnarlas, que es lo que hicimos.

Nosotros/as pasamos de ser 22 a 26, mientras que el equipo del exceso lo hizo de 84 a 89. En nuestro caso, incluimos a cuatro personas que se habían quedado fuera de lista por los plazos tan acuciantes que nos dieron quienes cuando convocaron ya tenían todo “atado y bien atado”; en el caso de ellos no entendíamos bien por qué querrían crecer más, cuando inicialmente ya habían presentado a 22 personas más de las que el Reglamento de Procesos Internos decían que podían elegirse para integrarse en el Consejo Ciudadano Estatal.

Pensando intencionadamente bien, se me ocurrió que, igual que un miembro de nuestra candidatura estaba afectado por el coronavirus y no estuvimos seguros en abril de que pudiera seguir adelante, quizá en la otra lista había habido algunas bajas que quisieran cubrir. Lo cierto es que una vez publicadas las nuevas listas, advertí que la suya era de 5 personas más, llegando a 89, el número maldito de esta farsa, con lo que confirmaron nuestras sospechas de que habían inflado la lista para acabar con la pluralidad del Consejo.

En su documento Organizativo presentado inicialmente a la Asamblea habían dado un margen de 84 consejeros electos/as cuando no deberían ser más de 62 por la norma, pero además el plan es que solo fueran los suyos, aboliendo la diversidad.

Cuando llegaron los resultados de las votaciones, el Equipo de Pablo Iglesias había metido a las 89 personas en el Consejo Ciudadano Estatal, dejándome a mí con la nariz pegada en la puerta y en cola al resto de mis compañeros y compañeras, cuando si se hubiera aplicado el Reglamento de Procesos Internos habríamos accedido 10 al Consejo, pudiendo seguir en este órgano con nuestra lucha que es ética, y que tiene poco que ver con  cargos, y menos con sueldos: yo ya dije durante dos entrevistas previas que, en el hipotético caso de salir elegido como secretario general, sólo ocuparía ese cargo y sin cobrar un euro.

El documento Organizativo de la candidatura UN PODEMOS CONTIGO-Equipo de Pablo Iglesias, que en marzo tenía 56 páginas, presentó un añadido desde la incorporada página 57 hasta la ahora 60 final, en las que puede verse el “ANEXO Herramientas ante causas de fuerza mayor y situaciones de crisis. Mayo de 2020”. pág. 57, contiene una Explicación al anexo, una “1. Adaptación a la nueva situación y aclaración sobre los plazos propuestos en la disposición transitoria tercera”, y un apartado más “2. Sobre reuniones presenciales y telemáticas”. En ningún párrafo de estos añadidos se menciona que se ha modificado, y de hecho estaba prohibido, ningún artículo del documento oficialmente entregado al principio de la Asamblea en los plazos establecidos.

Del texto en paráfrasis del propio “Anexo al Reglamento de la Tercera Asamblea Ciudadana” reflejado arriba, se entiende sin ninguna otra interpretación posible, que solamente podían “realizarse compleciones puntuales a los documentos en forma de anexo, para actualizarlos a la situación que vivimos”. El Anexo de Herramientas citado ahora, al final del texto, seguía por tanto lo establecido, siendo ya ésto para nosotros una irregularidad manifiesta dado que, cuando se suspendió la Asamblea, se nos comunicó en email de 13 de marzo de 2020, a las 17:40 h, que “cuando las circunstancias lo permitan, reanudaremos en las mismas condiciones la Asamblea Ciudadana”. No solamente cambiaron las condiciones, con la ampliación ilegal del censo a escondidas, o la incorporación de nuevas candidaturas sin requisitos de antigüedad o con los avales que otros tuvimos que lograr en tiempo record, sino que han hecho trampa dentro de su propia trampa, pues para completar su plan, incluyendo a personas conocidas como Diego Cañamero Valle, y dejarnos a todos los de la otra lista alternativa fuera del Consejo, han delinquido: han alterado el texto del documento Organizativo que era inamovible, cambiando la composición del Consejo Ciudadano Estatal en el Artículo 8 referente a este órgano que querían acaparar.

Seguramente han modificado, también sin declararlo, algún artículo más, pero no he tenido tiempo de comparar cada párrafo de los textos anterior y posterior a la interrupción de la Asamblea, dada su extensión.

Lo cierto y comprobado es que han alterado, al margen de su Anexo, una cifra importante: “N”, el número de consejeros electos para el Consejo Ciudadano Estatal, que es clave para la aplicación del sistema de votación y recuento DesBorda impuesto por el aparato, no votado como lo fue éste en su día para la Segunda Asamblea.

El 22 de mayo de 2020, a las 20:19 h, enviamos desde el correo electrónico de NUEVO IMPULSO un email al Comité Técnico de la Asamblea, ése integrado exclusivamente por candidatos de la lista oficialista con los que hemos estado compitiendo en desventaja, y les advertimos que los resultados oficialmente proclamados de la Tercera Asamblea Ciudadana Estatal de PODEMOS violaban las normas electorales con las que fue convocada.

Seis días más tarde (y ya era un logro), el 28 de mayo el Comité Electoral nos envió un escrito contestando al nuestro, que viene a decir que han aplicado el sistema de recuento de votos DesBorda muy bien y que lo que pasa es que nosotros no lo entendemos. Siempre nos han subestimado, esto no era nuevo.

Nada explicaron sobre la alteración del texto del documento Organizativo de UN PODEMOS CONTIGO-Equipo de Pablo Iglesias:

Llegado a este punto, en el que ya no nos quedaba ninguna duda de que estábamos ante personas capaces de amañar un proceso electoral jugando con ventaja, invisibilizando a la competencia, condicionando con los tiempos y los requisitos, cambiando el Reglamento sobre la marcha, apañando o falseando documentos, y lo que hiciera falta para alterar el resultado electoral desde su posición dominante en la que actuaban como jueces y como parte, y con una Comisión de Garantías Democráticas que, por error, nos envió a nosotros un escrito que iba dirigido a sus miembros, en el que se habla de mí, y que nos dejó muy claro que la intención de este órgano era “escurrir el bulto”, empezamos a recoger todas las pruebas de sus acciones y hacer capturas de pantalla, así como a buscar especialistas que pudieran asesorarnos, como dos informáticos que nos han dejado claro que la información del recuento que nos permiten ver no sirve para verificar su limpieza.

Contestamos al Comité Electoral, poniendo en copia al Equipo Técnico, a la Comisión de Garantías Democráticas estatal y la Secretaría de Organización Estatal, haciendo lo mismo con cada órgano de los mencionados:

 

Fernando Ángel Barredo de Valenzuela Álvarez, con DNI 00384861

Candidato a la Secretaría General de PODEMOS en la Tercera Asamblea Ciudadana Estatal,

en nombre propio y en el de la candidatura NUEVO IMPULSO por la democracia interna en Podemos,

siendo el número 1 y el representante de su  lista al Consejo Ciudadano Estatal,

EXPONGO:

  1. Respondiendo a vuestro email oficial de hoy, 28 de mayo de 2020 a las 11:57 h, en el que se nos aducen en un PDF adjunto motivos técnicos contestando a nuestra impugnación de fecha 22 de mayo de 2020 a las 20:19, y en el que dais por hecho que el sistema Desborda se ha aplicado correctamente en el recuento de votos de la Tercera Asamblea Ciudadana Estatal de PODEMOS, os indico que no es así. Las razones técnicas que nos aportáis parten de la base de que la lista ganadora puede introducir a 89 miembros en el Consejo Ciudadano Estatal, lo que contraviene lo establecido en el sistema DesBorda aprobado en consulta a las bases del partido para la celebración de la Segunda Asamblea Ciudadana Estatal de PODEMOS (Vistalegre 2), cuyas variaciones al sistema Borda se hicieron, intencionadamente, tal y como refleja el propio Reglamento de la Asamblea, para “garantizar la representación a terceras listas pequeñas”                 ———–     (documento número 1)

La aplicación irregular e interesada del sistema, por parte del equipo del secretario general Pablo Iglesias, que ha organizado el proceso (presentándose en incumplimiento del Código Ético tal y como tenemos impugnado) designando para el Equipo Técnico del mismo, exclusivamente, a miembros de su candidatura UN PODEMOS CONTIGO-Equipo de Pablo Iglesias, ha supuesto que ni siquiera una segunda lista tenga un solo miembro en el Consejo Ciudadano Estatal. Este contrasentido, tamaña injusticia, que atenta contra los principios de pluralidad que dimanan de la propia normativa internacional para los procesos internos de un partido político para garantizar representación a las minorías, se debe a que se ha incumplido flagrantemente, desde el principio del proceso, la normativa interna.

  1. El sistema Desborda fue aprobado en diciembre de 2016, en la consulta celebrada por Podemos para definir las reglas de juego nuestra Segunda Asamblea Ciudadana Estatal, con una participación del 22,7% del total de inscritos/as al partido. Es el sistema que, efectivamente, más que “propuesto” se ha dispuesto en el Reglamento de esta Tercera Asamblea para su aplicación en el presente proceso de 2020. El documento aprobado, que fue presentado por el propio secretario general entonces, como ahora, Pablo Iglesias, junto con Pablo Echenique, Carolina Bescansa e Irene Montero, y que puede verse actualmente en la página web del partido, establece con claridad un máximo y un mínimo de candidatos/as por lista:

Entrando al detalle, el sistema DesBorda funciona como sigue:

 

*Se presentan listas ordenadas y abiertas de longitud mínima 20 y longitud máxima 62.

*También se podrán presentar candidatos/as individuales que conformarán, entre todos ellos/as, la así llamada “lista blanca”.

*El/la primer/a candidato/ha seleccionado/a por un/a votante obtiene 80 puntos, el/la segundo/a 79; el/la tercero/a 78 … y así sucesivamente.

 

                                                                                                                                          (documento número. 2)

Es evidente que la candidatura UN PODEMOS CONTIGO-Equipo de Pablo Iglesias ha incumplido este documento aprobado en consulta a todas las personas inscritas del partido, al comparecer en el proceso con una lista de 84 personas que, en la segunda fase del mismo tras ser interrumpido y reanudado en pleno Estado de Alarma, ha pasado a tener 89 candidatos/as.

También es evidente que cualquier modificación o sustitución del sistema DesBorda aprobado en 2016 en Vistalegre 2 por votación de las bases, e impuesto ahora en 2020 por la voluntad del equipo de organización de la Tercera Asamblea, se tendría que haber votado igualmente entre todas las personas inscritas al partido. No ha sido así, por lo que el sistema DesBorda, cuya implantación a la fuerza rechazamos en esta asamblea, al menos se tendría que haber aplicado tal y como lo aprobaron las bases de PODEMOS en su día, e insistimos en que no se ha hecho.

 

  1. Ya con la publicación provisional de candidaturas, listas y documentos en la página web oficial de la Tercera Asamblea Ciudadana Estatal, cuyo retraso con respecto a lo establecido en el Reglamento protestamos en email al caso, comprobamos con sorpresa que la candidatura Un PODEMOS CONTIGO–Equipo de Pablo Iglesias presentaba una lista de 84 personas (documentos 3, 4, 5, 6, 7 y 8).

 

En la web oficial de la Tercera Asamblea Ciudadana Estatal de PODEMOS, se podía ver ya a las 84 personas integrantes de la lista de candidatura al Consejo Ciudadano Estatal, en la que figuraban todos los integrantes del Equipo Técnico del proceso, entre cuyas funciones está la de ¡garantizar la neutralidad del proceso!

Esta circunstancia ya era desalentadora para nuestra candidatura, pues difícilmente se puede aceptar que estas personas actuaran en el proceso con la estricta neutralidad que requiere la pertenencia a un Equipo Técnico que según el Reglamento de la Tercera Asamblea Ciudadana Estatal, en su página 13, está encargado de velar por ella:

  1. Equipo Técnico

El Equipo Técnico, nombrado por el Consejo de Coordinación

por delegación del Consejo Ciudadano Estatal, velará para que

se cumplan todos los requisitos materiales, jurídicos y políticos,

con el objetivo de llevar a cabo un proceso democrático, neutral

y participativo que fomente la interlocución con la ciudadanía

y que mantenga las candidaturas en todo momento en pie de

igualdad.

 

Nada de esto, de hecho, se ha cumplido en la Tercera Asamblea Ciudadana Estatal de PODEMOS. Hasta la asignación de dinero se nos cortó, no dejándonos gastar lo que nos dijeron que tendríamos para nuestra campaña. Ni siquiera se nos ha contestado a nuestra reclamación al correo electrónico oficial.

 

El número de personas incluidas en esta lista rebasaba, con mucho, el límite máximo establecido en documento aprobado por las bases para una Asamblea Ciudadana Estatal, y que no han vuelto a votar para cambiarlo o sustituirlo.

En el documento Organizativo de la candidatura Un PODEMOS CONTIGO – Equipo de Pablo Iglesias, el número de consejeros/as que ha propuesto para el Consejo Ciudadano Estatal en su Documento Organizativo es de 108,  siendo  elegidos  84  en  la  Asamblea.  Sin embargo, el Reglamento  para  los  procesos  internos  vigente y que regula los procesos locales, autonómicos y el presente Estatal, deja muy claro en su Capítulo 2.- Sistema de votación lo siguiente:

Más en detalle, el sistema DesBorda funciona como sigue:

  • En el ámbito estatal hay 62 escaños electos.
  • Se podrán presentar listas ordenadas y abiertas con las siguientes longitudes

máximas y mínimas:

○ Comunidades Autónomas de menos de 1.000.000 de habitantes: longitud

máxima 24, longitud mínima 8.

○ Comunidades Autónomas entre 1.000.001 y 3.000.000 de habitantes:

longitud máxima 34, longitud mínima 12.

○ Comunidades Autónomas de más de 3.000.000 de habitantes: longitud

máxima 44, longitud mínima 15.

  • En el ámbito estatal, se podrán presentar listas ordenadas y abiertas de

 longitud máxima 62 y longitud mínima 21.

Estos enunciados, en un reglamento de menor rango que el documento del sistema DesBorda aprobado en Asamblea Ciudadana Estatal, contravienen, grave e intencionadamente, su texto de mayor rango que había establecido, en su página tercera:

Los documentos que se presenten [en Asamblea Ciudadana] podrán contener disposiciones transitorias que puedan afectar a la estructura del Consejo Ciudadano Estatal (completando lo decidido en esta consulta). A la estructura y elección de las Comisiones de Garantías Democráticas o a la descentralización tras la segunda Asamblea Ciudadana Estatal. Asimismo, la Secretaría de Organización deberá contribuir al diseño de un esquema de Asamblea Ciudadana que permita un largo y profundo debate de proyectos e ideas antes de hablar de candidaturas.

 Es obvio que, con los tiempos impuestos, desde convocatorias en la prensa por sorpresa, y en medio del presente Estado de Alarma, que hemos pasado en fase cero la mayoría de los miembros de nuestra candidatura durante casi todo el proceso, que ya había sido planeado de antemano para impedirnos comparecer en el escenario, durante el único acto presencial programado ¡después de la votación!, salvo por un vídeo que nos iban a dejar proyectar en ese “acto de encuentro con las bases” y que, para colmo, se suspendió por la pandemia del Covid-19, no ha habido, en absoluto, lugar a ese preceptivo “largo y profundo debate de proyectos e ideas antes de hablar de candidaturas”.

Por otra parte, el que disposiciones transitorias ulteriores pudieran “afectar a la estructura del Consejo Ciudadano Estatal” no implica que las personas inscritas puedan votar a 89 o más personas, tampoco a 5.000 o a 20.000, cuando el sistema DesBorda implantó un máximo de 62, cifra que en todo caso solamente se hubiera podido cambiar en consulta a las bases equivalente a la que legitimó dicho sistema.

El reglamento específico quizá pueda introducir la primera medida citada, pero está claro que tendrá que quedar sujeta a los límites establecidos en este Reglamento vigente, anterior y de mayor rango, con el que se han regulado los procesos internos desde su publicación. Lo contrario supondría obviar el elemental principio jurídico de jerarquía normativa:

El Reglamento para los procesos internos no puede ser modificado por el Reglamento de funcionamiento de la Asamblea, por parte del aparato del partido para favorecer a la candidatura en la que se presentan el secretario general, el secretario de Organización Estatal y tantos otros cargos orgánicos del partido como han figurado en la lista ganadora, estando a su vez el Equipo Técnico, como ya he indicado, compuesto íntegramente por miembros de la misma lista. No cabe mayor desigualdad ni maquiavelismo.

El Consejo Ciudadano Estatal que ha aprobado el Reglamento, no está por encima del órgano máximo de PODEMOS que es su Asamblea Ciudadana Estatal, sino que está supeditado a ella.

No ignoramos que el Reglamento de la Tercera Asamblea Estatal de PODEMOS dispone que el Consejo Ciudadano Estatal estará compuesto por el número de miembros que prevea el documento  correspondiente de la lista que resulte ganadora. Esto es un atentado al derecho de todos/as a la seguridad jurídica, Artículo 9.3 de la Constitución y al Artículo 6 del mismo texto, según el cual la estructura y funcionamiento de los partidos políticos deberán ser democráticos. Y esto es así por la sencilla razón de que lo que se impuso ha traído como consecuencia que los inscritos e inscritas, en el momento de emitir su votación ignoraron el número de candidatos a los que se debería votar válidamente, que es 62 según la normativa expuesta. Esto, lógicamente,  ha adulterado los resultados, lo que constituye un atentado grave contra uno de los pilares básicos y fundamentales de toda democracia, cual es el basar el poder en la voluntad inequívoca de la ciudadanía, en este caso de los inscritos/as en PODEMOS. No se hubiera dado el mismo resultado si los interesados hubieran votado a los 62 candidatos preceptivos numéricamente, como prevé el Reglamento,  al que consideramos vigente, porque no se ha derogado, que lo que se presenta ahora como resultado legítimo, sin serlo, al haber votado con las normas inventadas por quienes aquí actúan como jueces y como parte. Esta anomalía, de suma importancia, es contraria, pues, a la democracia interna exigible y  exigida por la Constitución, y también a la seguridad jurídica al confundir a los votantes el conocimiento del número de candidatos a los que poder dar su voto, admitendo además la posibilidad de votar “en plancha a una lista”, con lo que se dice en el Reglamento, habiéndoles inducido a votar de este modo a la irregular lista de 89. Difícilmente se puede encontrar precedente alguno de tan antidemocrático sistema de elección de candidatos.

En su Artículo 6, la vigente Constitución española establece que:

La estructura interna y el funcionamiento de los partidos políticos deberán ser democráticos.

Aquí, no lo han sido. La realidad de nuestro partido, en cuanto a la consideración a las minorías, es fácilmente detectable al comparar lo que hubiera ocurrido si, en vez de una aplicación arbitraria del sistema DesBorda, se hubiera utilizado el sistema D’Hondt del que el propio Pablo Iglesias dijera que no era suficientemente proporcional o bien si se hubiera aplicado el propio sistema proporcional manteniendo la proporción de votos para la asignación de puestos en el Consejo Ciudadano Estatal de PODEMOS (documento 9).

Como puede comprobarse, lo que pregona PODEMOS sobre la elección y aplicación del sistema de recuento para favorecer la representación de las listas segunda o tercera es, simplemente, una falsedad.

`              Por lo aquí expuesto, contestando al Informe Técnico que se nos ha enviado obviando toda la normativa citada, y que a pesar de haber pedido a través de Félix Manuel Leis Hidalgo, nuestro representante con voz pero sin voto en el Comité Electoral, que se nos entregase con nombre/s y firma/s de autoría, se nos ha enviado sin que nadie se responsabilice del mismo, y siendo consecuentes con el nombre que con clara intención hemos puesto a nuestra candidatura, NUEVO IMPULSO por la democracia interna de PODEMOS:

-IMPUGNAMOS LA LISTA PRESENTADA POR LA CANDIDATURA

Un PODEMOS CONTIGO – Equipo de Pablo Iglesias

-IMPUGNAMOS LA APLICACIÓN ARBITRARIA DEL SISTEMA DESBORDA

 Y así mismo nos mantenemos en que

-IMPUGNAMOS LA TOTALIDAD DEL PROCESO por las irregularidades impugnadas anteriormente, como el incumplimiento del Código Ético por parte del secretario general y tres candidatas más de su lista, por otras irregularidades ya protestadas, y por las irregularidades en este escrito consignadas, que han llevado a la alteración del resultado electoral, mediante fraude electoral, que si no se remedia internamente nos veremos obligados a denunciar ante la justicia.

 

a 29 de mayo de 2020 

Fernando Á. Barredo de Valenzuela Álvarez

NUEVO IMPULSO por la democracia interna en PODEMOS.

Al cierre de este “cuaderno de bitácora”, de semejante travesía con resultado de naufragio de la democracia interna de PODEMOS, entro en la página web del partido y me encuentro con que hoy, 2 de junio de 2020 (por cierto, mi cumpleaños), aún sigue en la portada el surrealista cartel que anuncia que Pablo Iglesias ha ganado la Tercera Asamblea Ciudadana Estatal de Podemos con el 92% de los votos de las personas inscritas (menudo regalo).

Hace falta tener arrojo para pretender engañar de esta manera tanto a los propios inscritos/as, de los que sólo le ha votado un 10%, y a cualquier persona que visite la web del partido para conocerlo de cerca, y llegue a la conclusión de que con estas estratagemas lo mejor que puede hacer es quedarse lejos. Pero tanto a ella como al resto de mis compañeros/as les digo que para mí, como para el resto del equipo que hemos participado lo poco que nos han dejado en esta Asamblea Invisible desde NUEVO IMPULSO, la democracia interna es irrenunciable, y que no aceptamos que nuestro partido se convierta en la Iglesia de la Hipocresía con un Papablo rodeado de obisPodemos que inciten a su feligresía a perseguirnos y a capturarnos para excomulgarnos y “purificarnos” en hogueras públicas. Si pretenden asignarnos el papel de herejes, sea; frente a la “Verdad Única” instalada es la opción menos mala; pero entonces tendrán que encontrarse con adversus como éste cada vez que perpetren autos de fé como la Asamblea Ciudadana Estatal Invisible de PODEMOS.

La verdad y la transparencia,  antes que reclamarlas hay que ejercerlas; sólo si somos honrados estaremos legitimados para exigir honradez.

En una Asamblea real, conocida por todas las personas inscritas, nunca se hubiera llegado a esta situación. Invisibilizar la alternativa a costa de pasar el propio secretario general casi desapercibido en la Asamblea del partido que lidera, no es ético pero tampoco inteligente. Así podrá vencer, pero no convencer.

Si se hubiese usado correctamente el DesBorda ahora estaríamos dentro del Consejo Ciudadano Estatal 13 personas de las que defendemos un NUEVO IMPULSO por la democracia interna en PODEMOS. Eso, dando por válidos los resultados de un recuento opaco y sospechoso. Con todo, se hubiera conseguido un órgano con una mínima pluralidad, propia de cualquier partido democrático.

Soplan vientos de fundamentalismo en nuestro partido. Sólo recuperando el proyecto original de concentración de energía popular, en el que gente extraordinaria se atreva a hacer algo tan extraordinario como participar de forma activa en la política sin profesionalizarse en ella, podremos demostrar que SÍ SE PUEDE.

 

Lee el texto completo en formato pdf clicando aquí

 

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More