La activista señalada por Vox hace su monólogo fuera de la Asamblea: «Baje el volumen de la libertad, que me agobio»

Publicidad

Pamela Palenciano representa ‘No solo duelen los golpes’ en la calle después de que la Asamblea haya revocado el permiso para albergarlo en una sala dentro aduciendo a que las normas de la institución no dejan cabida a los espectáculos teatrales

Más de un centenar de personas han arropado a la activista y diputadas de Unidas Podemos, Más Madrid y PSOE también han salido a escucharla 

«No solo hablo de la violencia machista que sufrí sino de un sistema que genera esa violencia y eso no lo quieren escuchar», ha defendido Palenciano 

Pamela Palenciano esperaba estar esta mañana de miércoles representando su monólogo contra la violencia de género dentro de la Asamblea de Madrid. Pero una decisión de la presidencia, ostentada por Ciudadanos, ha cancelado el acto y ‘No solo duelen los golpes’ se ha trasladado a la calle. «Baja el volumen de la libertad, que me agobio», ha ironizado en medio del monólogo dirigiendo la mirada a la fachada de la institución regional, solo a unos metros.

La activista considera que la anulación de su actividad responde a un «veto ideológico por el contenido». «No solo hablo de la violencia machista que sufrí sino de un sistema que genera esa violencia y eso no lo quieren escuchar», ha defendido Palenciano, que lleva años recorriendo centros escolares con este monólogo. En los últimos meses, sin embargo, se ha visto en el foco mediático al ser utilizada por Vox como punta de lanza en su defensa del veto parental en las aulas. El partido de extrema derecha colgó en sus cuentas oficiales de redes sociales un fragmento descontextualizado de una de sus intervenciones y a partir de ese momento las críticas, que ya se habían iniciado, se multiplicaron. Este miércoles, interpreta Palenciano, «han encontrado la manera de decirme que no me quieren en la Asamblea de Madrid».

El equipo de Juan Trinidad, presidente de la Asamblea de Madrid, niega tajantemente que la cancelación se deba a motivos de contenido sino a «criterios técnicos». El gabinete comunicó este lunes a Unidas Podemos, grupo que invitó a la activista, que la actividad no se podía realizar porque, según sus argumentos, no hay cabida para las «representaciones teatrales» en la sala reservada de la institución y porque, además, no se pidió para hacer concretamente monólogo sino para una «jornadas contra la violencia de género» en genérico. El permiso que ya tenían para usar una sala se revocó.

Un acuerdo de la Mesa de la Asamblea de Madrid recoge que los grupos parlamentarios pueden utilizar espacios de la institución regional para «uso formativo», donde Unidas Podemos enmarca la actividad, que pretendía ser abierta al público. Y este era otro problema la presidencia de la Cámara, aseguran fuentes parlamentarias. 

La anulación, informan las mismas fuentes, tiene un precedente: en febrero de 2019 tampoco se permitió que se proyectara un documental sobre Gaza, de igual manera a petición de Unidas Podemos, porque «en este caso no se ajustaba con un uso institucional ni con la actividad parlamentaria». 

En la calle, Palenciano ha lanzado tres advertencias antes de empezar el monólogo, por recomendación de su abogada. «Contiene un mensaje vulgar y soez porque para hablar de violencia, ¿con qué lo hago, con mariposas de colores?», ha empezado. «La segunda cosa que quiero decir es que el monólogo parte de la rabia, pero no contra los hombres ni contra mi exmaltratador sino contra un sistema inhumano y desigual. Y la tercera es que va a incomodar como me incomoda a mí recordar esta parte de mi vida», ha añadido.

La charla, que parte de una experiencia personal, habla del patriarcado como sistema  pero también de «capitalismo» y de cómo uno y otro «se casaron por la Iglesia». También denuncia todas las desigualdades que intersectan en el mundo por razón de género, orientación o identidad sexual, raza, clase…

El monólogo gira en torno a un gesto corporal que Palenciano repite una y otra vez: el arriba y el abajo. «Aquí abajo nos matan y nos violan a diario», ha espetado y ha pedido a todas las mujeres que la escuchaban, más de un centenar, una alianza. «Que nos aliemos, cuesta, pero tenemos que aliarnos». En el público también había un hombres con pancartas de apoyo.

.

Diputadas de Unidas Podemos, el grupo parlamentario que impulsó la actividad en la Asamblea; de Más Madrid y del PSOE han salido de sus despachos para ver el monólogo en la calle. «Han sido asesinadas 7 mujeres en lo que llevamos de año y  ninguna había puesto una denuncia previa. No se dan herramientas para que las mujeres tengamos apoyos suficientes y eso es lo que hace Pamela. Esto es una forma de ayudar a muchos jóvenes a detectar la violencia machista», ha reivindicado la portavoz de Unidas Podemos, Isabel Serra. Mónica García, de Más Madrid, considera que cancelar la actividad ha sido «un error por parte de la Asamblea». «Aquí dentro oímos discursos más duros y políticamente incorrectos de lo que hemos visto hoy aquí», ha apuntado. 

El acto, organizado con un altavoz, un par de micrófonos y un banco que Palenciano utiliza para la representación, ha empezado y terminado igual: con un aplauso cerrado de las asistentes, ataviadas con ropa y complementos violetas, y la repetición del lema «aquí estamos las feministas». 

Imagen de portada: La activista y actriz Pamela Palenciano, durante el monólogo. / SPM

 

https://www.eldiario.es/madrid/activista-Vox-Asamblea-Madrid-Baje_0_990051241.html#click=https://t.co/tk87wArCZ3

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More