La acción sindical de CNT se hace fuerte en el sector industrial

En la imagen, comité de apoyo a la huelga por un convenio digno en Imesapi. La huelga que duró 36 días fue el inicio de la actual Coordinadora de la Industria y Construcción. / CNT Granollers.

El pasado mes de septiembre se constituyó formalmente la Coordinadora de la Industria y Construcción de CNT en la provincia de Barcelona. El nuevo ente, evolución de la anterior Coordinadora del Metal, pasa a aglutinar todos los sectores industriales en la provincia: Metal, Minería y Química, Construcción y Madera y sector Agroalimentario.

La CNT ha dado este importante paso con el objetivo de coordinar de forma más eficaz nuestra actividad en un sector que alcanza prácticamente el 25% de ocupación en la provincia, buscando adaptar la acción sindical a la realidad de las nuevas relaciones laborales donde la subcontratación, las empresas multiservicios y las ETT han alterado la aplicación efectiva de los distintos convenios colectivos industriales.

Después de las dos últimas reformas laborales del 2010 (PSOE) y del 2012 (PP) la negociación colectiva se ha visto alterada drásticamente, acompañada de un recorte brutal en derechos laborales. Hay dos grandes aspectos de dichas reformas que han acrecentado el nivel de precariedad laboral que trajo la propia crisis económica de 2007.

De una parte la centralización a nivel estatal del contenido de la negociación colectiva (reforma laboral del PSOE) ha posibilitado la existencia de convenios, algunos tan precarios como los de las distintas industrias cárnicas, que no puedan ser mejorados substancialmente en convenios de ámbito inferior. De otra parte el fin de la ultraactividad y la posibilidad de alterar a la baja los convenios sectoriales en los convenios de empresa, que ahora tienen prevalencia, ha dado una posición negociadora muy superior a la patronal.

La negociación colectiva, una prioridad para CNT

La situación descrita anteriormente ha sido aprovechada por las empresas para rentabilizar aún más la precariedad laboral. El abuso de situaciones de fraude ley en la contratación y falsos autónomos se ha combinado con la fragmentación de las plantillas en unidades cada vez más pequeñas y aisladas, ya sea a través de subcontrataciones de otras empresas del sector o de otros sectores, así como la aparición de las empresas multiservicios cuyas condiciones laborales distan mucho del sector industrial. Uno de los ejemplos más dramáticos viene siendo el de la industria cárnica, pero que no es ajeno en sectores de la construcción o el metal a día de hoy.

En cualquier caso esto no habría sido posible sin la participación y firma de dichos convenios por parte de ciertos sindicatos cómplices, siendo en este caso doblemente grave. En primer lugar porque el modelo sindical que representan CCOO y UGT ha conllevado un proceso de desmovilización en los centros de trabajo, priorizando el diálogo social desde los comités de empresa y las mesas de negociación sectoriales, lo que implica fomentar un modelo no de confrontación si no de conciliación con la parte fuerte en el conflicto entre Trabajo y Capital. Por otro lado su propia dinámica ha traído su propia crisis de modelo sindical, tras las últimas reformas laborales, dado que la progresiva desmovilización en la empresa ha conllevado a un bloqueo al no poder hacer frente a la negociación colectiva mediante el conflicto y, por lo tanto, cediendo cada vez más cotas de poder a la parte empresarial.

Es por todo ello que, para CNT, es necesario priorizar esfuerzos en mejorar nuestra organización y hacer más efectiva una acción sindical que fortalezca la negociación colectiva en cada centro de trabajo, en cada empresa y en cada sector: luchando contra la discriminación y la precariedad en todos los ámbitos, con una política transversal de género, impulsando nuestro modelo de representación sindical para empoderar las plantillas y con acuerdos que se blinden ante la aplicación de las reformas laborales.

En definitiva el reto de la Coordinadora este año será lograr una mayor implantación en los centros de trabajo del sector para, a continuación, desarrollar nuestra propuesta anarcosindicalista como alternativa a la precariedad y discriminación laborales.

Fuente: CNT

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS