Kurdistan: ¿Qué pasó con la ciudad de Tal Abyad durante los 3 meses de ocupación?

Han pasado 3 meses desde que Turquía ocupó la ciudad de Girê Spî / Tel-Abyed, y desde entonces los asuntos y las condiciones de la ciudad y los civiles se han puesto patas arriba, los civiles que permanecen a merced de la ocupación se quejan de violaciones y los clanes se alzan contra él, mientras que los desplazados demandan la salida de la ocupación y su regreso a su ciudad.

Publicidad

Las violaciones de la ocupación turca no se limitaron a sus ataques militares en áreas del NE, Siria y la comisión de masacres contra civiles, sino que destruyeron hogares debido al bombardeo con misiles y aviones de guerra, y al menos 300,000 civiles fueron abandonados y terminaron en los campos. .

Donde la nube negra del ISIS regresó nuevamente para cubrir el cielo de la ciudad de Girê Spî / Tel-Abyed y la ciudad de Suluk de su negrura e injusticia, con la ocupación de la ciudad, las características de la ciudad han cambiado, los colmillos coloniales de se expuso la ocupación, se disolvieron los argumentos falsos y el objetivo de Turquía se aclaró desde el fondo de la «zona segura» que reclamaba a través de sus prácticas inhumanas contra la región popular.

Desplazamiento de los pueblos indígenas y la práctica del cambio demográfico.

Miles de civiles fueron desplazados por la ocupación turca para ejercer un cambio demográfico y reasentar familias mercenarias como lo hizo en la ciudad de Afrin, ya que Turquía trajo a cientos de familias de mercenarios presentes en sus tierras a Girê Spî / Tel-Abyed, y afirmó que había devuelto el indígenas, además de traer familias de las provincias de Azaz, Jarablus, al-Bab, Idmah y Hama y establecerlas en las casas de los civiles desplazados.

La agencia de noticias Hawar (ANHA) se enteró por sus fuentes de que la ocupación trabajó para establecer 180 familias mercenarias en el vecindario de al -Lail y al-Gawish, quienes vinieron de la ciudad de Azaz, y entraron a la ciudad por la puerta fronteriza con Turquía , además de establecer familias en otros barrios y en el campo, en particular en hogares pertenecientes a los kurdos que fueron desplazados por la fuerza.

Mientras más de 500 mercenarios que estaban en contacto directo con los mercenarios de ISIS huyeron a Turquía durante la campaña de las Fuerzas Democráticas Sirias para eliminar a ISIS en NE, Siria, a Tel Abyad y se unieron a las filas de los mercenarios de ocupación.

Sin mencionar la estabilidad de las mujeres de ISIS que escapaban del campamento de Ain Issa cuando fue bombardeada por las fuerzas aéreas de ocupación turcas, en la ciudad de Ain al-Arus y en el vecindario de al-Lail y el vecindario armenio y al-Jaser. En el centro de la ciudad de Tel Abyad.

Las políticas de Turkificación continúan

La ocupación turca comenzó a cambiar los hitos de la ciudad y la civilización histórica cambiando los nombres de las instalaciones públicas y las escuelas, codificando las normas de identificación en el idioma turco y marginando los idiomas oficiales de los componentes.

A medida que cambió el nombre de la rotonda de al-Alam ubicada en el sur de la ciudad y su nombre después del nombre de uno de sus mercenarios, «Alaa al-Sawas», además de cambiar el nombre de la rotonda del municipio en la ciudad centro al nombre «rotonda Tayybah».

Sin mencionar la apertura de una escuela en el pueblo de Mishrifah al-Hawi, en medio de una acumulación militar alrededor de la escuela y su nombre en nombre del ataque turco en el norte y este de Siria, «Naba al-Salam» , y la entrega de libros en idioma turco a niños.

Además, se alzaron banderas turcas en las instalaciones públicas, y los nombres de los hospitales y departamentos oficiales se escribieron en idioma turco.

Y el asunto no terminó allí, por lo que la ocupación turca emitió identificaciones turcas para civiles, y luego todos los que tienen una identidad oficial para Siria están siendo arrestados.

Practicar la política de inanición y saqueo de las necesidades básicas.

La ocupación turca practicó la política de inanición contra los residentes que se quedan en la ciudad ocupada, y las protestas populares estallaron en la ciudad de Suluk, al sur de la ciudad de Tal Abyad en particular, debido a la falta de servicios y la pérdida de servicios básicos. necesidades en la región.

Estas áreas ocupadas están presenciando una realidad trágica de la pérdida de electricidad, la escasez de combustible, pan y agua potable, a la luz del saqueo y saqueo de las necesidades básicas de los civiles para robar la cosecha de trigo y la cebada de los almacenes y silos.

La ocupación ha saqueado unas 50 mil toneladas de trigo y cebada de los silos al-Dahliez «al sur de la ciudad de Suluk, Skhirat y Sharkrak al sur de Tel Abyad, además de eliminar del servicio los silos Khafat al-Salam conocidos como» silos Qazali » como resultado de apuntarlo con artillería y cohetes.

Los civiles hacen cola frente a las panaderías para obtener menos de lo que necesitan, y esto viene a la luz de la política de represión y hambre que ejerce la ocupación turca y sus mercenarios contra los residentes de la región con el h el objetivo de vaciar la ciudad de sus habitantes.

Secuestros y asesinatos

En cada región ocupada por Turquía, sus mercenarios recurren a los secuestros y asesinatos para imponer un asedio severo a los civiles, con el objetivo de recaudar dinero mediante el pago de un «rescate» a cambio de la liberación de los secuestrados, una política que obliga a los residentes del región a ser desplazada de ellos.

Después de que Turquía ocupó la ciudad de Tal Abyad, comenzaron a secuestrar a civiles para exigir un rescate. La ocupación también secuestró a cientos de personas de Serêkaniyê y Afrin, y su destino sigue siendo desconocido.

Mercenarios turcos secuestrados en la primera semana de su ocupación del área, los dos hijos de Jalal al Ayyaf, el ex director del campamento de Ain Issa, que son Hassan al Ayyaf de 16 años y Abdul Rahman al-Ayyaf de 18 años y pidieron a sus familias que paguen 22 millones de libras sirias para liberarlos, y su destino sigue siendo desconocido.

Además, los mercenarios secuestraron a 10 civiles de la familia árabe de al-Bou Assaf y exigieron un rescate de 12 millones de libras sirias y dos vagones de carga, además de secuestrar a docenas de jóvenes de la aldea de Eldadat, que tiene una mayoría turcomana. .

El 4 de diciembre de 2019, un farmacéutico fue secuestrado por las pandillas de Turquía del pueblo de al-Sukkariya, al oeste de la ciudad de Tel-Abyed, debido a su negativa a vender tramadol, un suplemento de medicamentos recetados.

Mercenarios irrumpieron en la aldea de al-Zaidi, al norte del distrito de Suluk, con 30 km 5 hogares para civiles, secuestraron a 20 personas, la mayoría niños y desplazaron a otras familias del componente árabe, además de asaltar las casas de civiles en el ciudad de Ain al-Arus y secuestro de los jóvenes.

Además, los mercenarios practicaron disturbios frente a la vista del mundo, los mercenarios atacaron a uno de los comerciantes Hussein al-Zamel de los residentes del vecindario de al-Jasir después de que debían 60 mil libras sirias, y cuando el dueño de la tienda exigió pagar la deuda, los mercenarios lo encontraron con insulto y palizas frente a los ciudadanos, y luego trajeron sus autos y los cargaron con la mercancía, robaron el casillero de dinero en la tienda y expulsaron al trabajador allí.

Cuando los elementos de los mercenarios del Levante allanaron las comunicaciones de al-Tumahi y Khalil al-Shuwakh, secuestraron a los dueños de las tiendas de remolque por razones desconocidas después de que saquearon el contenido de las dos tiendas.

Como parte de los asesinatos y las ejecuciones de campo, los mercenarios ejecutaron a Mahmoud al-Zahir de 60 años y a Barho al-Alou de 65 años en la aldea de Arida, al norte del distrito de Ain Issa, por razones desconocidas.

Los mercenarios de la ocupación turca también mataron al joven Ammar Hajji, que es dueño de un taxi tipo taxi que los mercenarios tomaron con el pretexto de llevarlos a un lugar específico, y luego el joven fue llevado por mercenarios a desierto y allí lo mataron de manera brutal.

Una prisión para la tortura de niños.

Las familias kurdas expuestas a la presión y oprimidas por mercenarios, e impusieron un asedio a sus aldeas, lo que había sucedido con la familia de Muhammad Buzan Sayyid, quien fue secuestrado por mercenarios en la aldea de Jalka, al norte del distrito de Ain Issa, y sometido a tortura.

La familia de Muhammad permaneció bajo el dominio de los mercenarios de ocupación turca, y fueron sometidos a tortura, injusticia, residencia forzada y asedio, y los mercenarios secuestraron a 4 niños de la misma aldea entre las edades de 13 y 15 años.

La familia logró escapar de la aldea y llegar al punto más cercano de las Fuerzas de Seguridad Interna en el distrito de Ain Issa, pero aún se desconoce el destino de los niños de la aldea.

Las fuentes indican que hay cárceles y centros de detención en varias aldeas en el campo de Tel Abyad, donde docenas de niños y jóvenes son sometidos a tortura y palizas.

Acoso a las mujeres.

Con la ocupación turca de la ciudad y el regreso de los ex mercenarios de ISIS, la presión sobre las mujeres aumentó, ya que volvieron a obligar a las mujeres a usar uniformes y velos negros, y muchas mujeres recurrieron a hacerlo por temor a las prácticas mercenarias.

Los mercenarios han ido más allá de esto para hostigar a las mujeres en el vecindario de al-Jasir, y esto es lo que la gente de Tel-Abyed, que se manifestó contra los mercenarios frente a su cuartel general, no callaron y quemaron su cuartel general, sino sus prácticas inmorales hacia las mujeres aumentó mientras que los mercenarios secuestraron y llevaron a tres mujeres del pueblo de al-Hawija Destino desconocido.

Por otro lado, Yara Ahmed fue secuestrada por mercenarios de Ain al-Arus y severamente torturada por estar detrás de los bombardeos en el área.

En este contexto, la administración en el campo de Tal Muhajir, Fadia Sharif Khalil, confirma que la situación de las mujeres en los territorios ocupados es trágica, ya que las mujeres experimentan una presión tremenda y una gran constricción.

Indicó que se está comunicando con mujeres en los territorios ocupados, mientras les dijeron que las mujeres viven en un estado de miedo y pánico en las áreas ocupadas en ausencia de agencias que protejan sus derechos y las protejan de las violaciones.

Varias casas han sido destruidas

La ocupación turca no solo desplazó a los indígenas de sus hogares, sino que demolió las casas de los civiles en el pueblo de Kormazat, al sur de Tal Abyad, por excavadoras.

Además, los mercenarios de la ocupación turca destruyeron la casa de Fadel Al-Shibli con excavadoras en la aldea de al-Hawija, con el pretexto de que poseen armas del estado sirio.

 «Sal, ocupante». La consigna de la sublevación y los clanes del pueblo.

La gente de Tel Abyad, especialmente las tribus árabes, se levantó contra las prácticas y violaciones de la ocupación turca en la región, ya que miembros de los conocidos clanes Bakara fueron asesinados, atacados y acosados ​​por mujeres.

Personas no identificadas escribieron en las paredes de las áreas ocupadas, consignas exigiendo la salida de la ocupación turca «.

La gente salió varias veces a la ciudad de Suluk, al-Arus y Ali Baglia y al centro de la ciudad de Tal Abyad en manifestaciones contra la presencia de la ocupación turca y sus mercenarios, pidiéndoles que abandonaran el área.

El ciudadano Fawaz al-Ali, del componente árabe y expulsado de la ciudad de Tal Abyad, dice que las tribus árabes de la región rechazan la existencia de la ocupación turca y las violaciones de mercenarios.

Dirigió un mensaje a los miembros de las tribus árabes en las áreas ocupadas y dijo: «Nadie debe guardar silencio ante las violaciones de la ocupación turca, con el levantamiento y la voluntad del pueblo, los planes de ocupación fracasarán, y los miembros de la tribu en Tel Abyad continuarán organizando manifestaciones exigiendo la salida del ocupante «.

Enviar mercenarios a Libia

En el contexto de la intervención turca en Libia, y el envío de mercenarios sirios allí para luchar por la protección de los intereses turcos, las fuentes dijeron que la ocupación turca envió a casi mil mercenarios desde Tel Abyad a Libia después de ser atraídos por dinero.

Las fuerzas de ocupación enviaron a miembros de los mercenarios de Janha al-Shamiyya y Sharkiyah, Sultan Murad y Faylaq al-Majad, con un salario de $ 2000 por mes, según la información recibida.

Fuente: https://www.hawarnews.com/es/haber/qu-pas-con-la-ciudad-de-tal-abyad-durante-los-3-meses-de-ocupacin-h8575.html

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More