Kenneth Rexroth Desconexión y otros ensayos

Publicidad

Como Kenneth Rexroth es conocido entre los lectores en español principalmente por su obra poética, sus versiones de poetas orientales y su relación con la generación Beat, esta antología, preparada por Ken Knabb y Quim Sirera, pretende poner a la luz de nuestro idioma la inmensa potencia del Rexroth ensayista. En palabras de Knabb: «Él es, por supuesto, uno de mis poetas favoritos, pero como ensayista, considero que su talento es inigualable. No conozco a otros tan vivos, tonificantes y contundentes, y a la vez con un espíritu tan abierto y sano». Estos textos nos recuerdan «el sentido original de la palabra ensayo de Montaigne, como significado de: prueba, examen, experimento, esfuerzo por adherirse a la realidad». La variedad de cuestiones abordadas y entrecruzadas en ellos es asombrosa, así como la vasta y heterodoxa sabiduría de su autor.

En este libro se incluyen los siguientes ensayos:

Erotismo, Misticismo y Revolución (Ken Knabb) · La función de la poesía y el lugar del poeta en la sociedad · La realidad de Henry Miller · Mark Twain · Regreso a los orígenes de la literatura · Desconexión: El arte de la generación Beat · Algunas reflexiones sobre el jazz como música, revuelta y mística · Los estudiantes toman las riendas · Carta desde San Francisco · Simone Weil · El hasidismo de Martin Buber · Gnosticismo.

* * *

[…] La civilización occidental dejó de existir después de la Segunda Guerra Mundial. Vivimos en un cadáver que se agita como una rana muerta en un cable con corriente. Los síntomas de un colapso total han entrado en su interior y han determinado el contenido y el rumbo de la poesía y la canción. Es un error hablar de canción protesta o de poesía protesta. La protesta implica una posibilidad de rectificación, se produce dentro de una cultura. Con la larga lista de terrores que hemos ido acumulando, la protesta se ha convertido en alienación y la alienación en una separación total. La guerra es permanente. Sólo cambian los campos de batalla y las bajas. […]

[…] La generación más joven se encuentra en un estado de rebeldía tan absoluto que sus mayores ni siquiera se dan cuenta. Para ellos, la desafiliación, la alienación y el rechazo de los jóvenes han desaparecido por completo del espectro visible. Así como los rayos x y la radioactividad, la rebelión moderna es invisible. Sólo se perciben sus efectos en los niveles más materialistas de la sociedad, donde se la tilda de delincuencia. […]

[…] Si el jazz es una música de rebelión, se trata de una rebelión por unas relaciones humanas más naturales, sanas y normales. […] Al fin y al cabo, una revolución en las relaciones humanas básicas es, de hecho, una revolución importante. Por cierto, nada demuestra mejor la forma en que las artes desempeñan un papel social, de forma furtiva, entre bastidores, pocas veces entendido por los críticos oficiales del arte y la literatura y, al final, totalmente subversivo. […]

[…] Un Pollock es un objeto de arte —bisutería— disfrazado simplemente por el tamaño. De hecho, cuando es lo suficientemente grande como para cubrir una pared entera, se convierte en un papel pintado muy caro. […]

* * *

Nacido en 1905 en la ciudad de South Bend (Indiana, EE. UU.) en el seno de una familia de librepensadores, la vida de este escritor autodidacta, con la lejanía, ha tomado forma de puente: un lúcido y sólido enlace entre dos momentos sobresalientes del siglo xx: las convulsiones sociales de principios de siglo y la rebelión juvenil de los sesenta. Durante los años treinta y cuarenta Rexroth desempeñó un papel muy activo dentro de muchos grupos libertarios en defensa de los derechos civiles y en contra de la guerra (se declaró objetor de conciencia durante la Segunda Guerra Mundial), y fue a la vez el principal mentor del fermento cultural y literario que conducirá al llamado «Renacimiento de San Francisco» después de la guerra. Desde los años cincuenta escribió poemas, obras de teatro, ensayos y artículos de crítica social, tradujo poesía de siete idiomas, presentó críticas de libros y programas en la radio independiente KPFA y organizó por primera vez lecturas de poemas acompañadas de jazz. Murió en Montecito (California) en 1982.

La edición que aquí presentamos va precedida por un formidable ensayo introductorio a la obra de Rexroth a cargo de Ken Knabb. Nacido en 1945, Knabb ha vivido la mayor parte de su vida en Berkeley (California) y es uno de los principales impulsores y difusores de la crítica situacionista en los Estados Unidos. Ha escrito multitud de textos de crítica radical —en español pueden leerse Secretos a voces y El placer de la revolución—, todos ellos disponibles en el Bureau of Public Secrets (www.bopsecrets.org), archivo digital que él mismo dirige.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More