Karel Capek en sus obras ( y II)

Publicidad

Por Iñaki Urdanibia

« La lengua es la única manifestación auténtica del alma nacional. Religión, costumbres, misión nacional, todo esto puede, un día, ser alterado por una revolución; en cuanto a la lengua, la revolución nada tiene que hacer; en la lengua, hay una eterna continuidad, eterna comunión, hay una evolución profunda y silenciosa como en la naturaleza creadora…» ( La Revue Nouvelle, oct-nov, 1929)

« Mientras escribía, fui presa de un terrible miedo; quería poner en guardia contra la producción en masa y las propagandas deshumanizadas y, de repente, sentí la angustia de que un día será así, y tal vez pronto: de que de nada habrá servido mi advertencia, y que de igual modo que yo – el autor- he dirigido las fuerzas de estos obtusos artefactos hacia donde he querido, alguien conducirá un día al tonto hombre-masa contra el mundo y contra Dios»

Además de la temática que he tratado de dejar clara, y que se completará con los breves resúmenes que realizo a continuación, las cuestiones relacionadas con la lengua, y su relación con el pueblo, eran un frente importante en su quehacer, como señala Ivan Klíma al definir al escritor como encarnación máxima « del espíritu democrático de la Primera República. Defensor del pragmatismo angloamericano, amigo personal de Masaryk, presidente durante mucho tiempo del PEN Club checo y humanista en su obra literaria. En todas las actividades se oponía a las ideologías y sistemas totalitarios, lo que significa que era uno de los principales adversarios del nazismo y el fascismo» , añade el autor de Amor y basura que tal tendencia es lo que sorprendió a los rígidos doctrinarios comunistas después de 1948, prohibiendo sus obras, para a continuación mostrarse clementes a su antifascismo [ ya que…, señalaré que la tesis doctoral de Klíma versó sobre La lucha contra el fascismo de Karel Capek]. Baste con traer a colación unas significativas palabras de quien era el ideólogo mayor de la nomenklatura soviética en el terreno dicho cultural, A.A. Zhdanov, para hacerse una idea de cómo le podía ir a Capek : « Los principales héroes de nuestra literatura son los que construyen una nueva vida, los trabajadores, los campesinos colectivos, hombres y mujeres, miembros del partido, expertos económicos, ingenieros, miembros del Komsomol, Los Jóvenes Pioneros. Nuestra literatura vibra de entusiasmo y heroísmo.[…] Es esencialmente optimista, porque es literatura de la clase que está en alza: el proletariado, la clase progresiva y pionera . […] La literatura soviética ha de ser capaz de presentar a nuestros héroes y mirar hacia nuestro mañana. Esto no será una utopía, porque nuestro futuro está dispuesto de manera planeada, mediante el trabajo político correcto…»[ palabras pertenecientes al discurso en el Primer Congreso de escritores soviéticos, celebrado el 17 de octubre de 1934, discurso que sentó ls bases del realismo socialista: cita extraída de Sur la littérature, la philosophie et la musique. Éditions Norman Bethune, 1973] ; literatura proletaria, ciencia proletaria de Lyssenko, y…el panfleto subido, como criterio esencial, a los altares del arte y de la ciencia, y la vigilante censura escrutando de cerca palabra tras palabra.

Si en lo ya dicho queda claro que los temas tratados por el escritor checo son de una seria seriedad, eso no quita para , como ya queda señalado, que Capek hace gala de un humor que no huye del sarcasmo, y que linda los bordes de la reducción al absurdo como método; aspecto que parece que es marca de la casa de los escritores, al menos de algunos de ellos, de la misma pertenencia geográfica y cultural, como es el caso de Jaroslav Hasek, el creador del soldado Schwejk de quien por cierto dijese Capek que « era un hombre que sabía ver el mundo. Numerosos son los que no saben más que hablar de él»; o la sorna cervezera de Brohumil Hrabal, por no referirme al particular sentido del humor de Franz Kafka. Hay ocasiones en las que el humor es muy serio y la risa que provoca también.

A lo dicho, se ha de sumar la presencia del lenguaje popular que utilizaba y que le llevaba a utilizar las noticias de la prensa de la época para abastecerse de ejemplos que confirmasen las tendencias que él señalaba.

Resulta, por último, necesario tener en cuenta el papel que Capek otorgaba a la literatura como modo de servir al pueblo, con el fin de acceder a éste recurría a un estilo llano, que no impedía sus momentos de grandiosidad, elaborando así unas obras que podríamos decir que contienen una vena pedagógica o al menos incitan a pensar sobre los temas que son expuestos.

+ R.U.R. ( 1920)

El título de la obra responde a Robots Universales Rossum, empresa instalada en la isla de Rossum, situada en el Pacífico cerca de la costa de Estados Unidos. Allí un sabio, el Viejo Rossum, fue con el fin de estudiar la fauna del océano. Primero trató de crear protoplasma mediante síntesis química, y en 1932 hallo una sustancia que funcionaba como tal. A partir de ahí, Rossum puso en marcha una fábrica para crear seres humanos artificiales, a los que llamó robots. Varios sabios más trabajan en la tarea. Llega una mujer , Elena, a la isla con el propósito de lograr cotas de libertad para los robots. Los diálogos iniciales que mantiene con los científicos ( Domin, Busman, Alquist, Gall…) apuntan a temas relacionados con el uso adecuado o inadecuado de la ciencia, y la necesidad de que la conciencia juegue un papel en su utilización ; el caso es que acaba casándose con uno de los jefes de la empresa. El perfeccionamiento de estos seres hace que los pedidos de empresas de todo el mundo y de diferentes gobiernos crezca de una manera exponencial, ya que tales seres podían muy bien servir para realizar trabajos pesados, al igual que podían ser empleados para labores de seguridad, policía , y militar, además que podía ser sustituidos o destruidos sin problemas y sin quejas. El mayor perfeccionamiento en su fabricación va a hacer que dichos seres alcancen dotes de las que anteriormente carecían, en lo referente a sentimientos, capacidad de opinar, etc. El caso es que llega un momento en el que tales seres , por alguna equivocación, o perfeccionamiento, en su construcción, toman conciencia de la dependencia de los humanos con respecto a su superioridad, superioridad que les ha ido siendo concedida y aumentada, lo que les lleva a organizarse en un sindicato que decide poner condiciones a los humanos si no quieren ser eliminados de la faz de la tierra , las comunicaciones con la isla que se daban por medio de varios barcos que llevaban el correo y otros materiales se ven interrumpidas, etc.

+ El juego de los insectos ( 1921)

Obra teatral escrita con su hermano, narra la vida y formas de organización de diferentes insectos que representan a diferentes estamentos y clases sociales: escarabajos, mariposas, hormigas…destacando en lo que hace a las últimas nombradas la guerra que se establece entre ellas con lo que la fábula se convierte en una invitación a reflexionar sobre la locura y maldades de la guerra. Destaca igualmente la la indiferencia y despreocupación de los ciudadanos, en especial por parte de los integrantes de la intelligentsia, con respecto al abismo que se avecina, lo que no hace precisamente más que facilitarlo.

+ La fabrica de lo absoluto ( 1922)

El objetivo de esta novela es la lucha contra el integrismo religioso; con tal fin presenta un científico que por medio de la desintegración de los átomos de carbón, provoca energía , en forma de carburadores, haciendo que se alcance a separar el espíritu de la materia. Esta producción hace que se destile, por expresarlo de algún modo, el divino absoluto, que es repartido entre los humanos. El buen precio con que se fabrica hace que se extienda con amplitud, mas lo hace como si de un gas venenoso se tratara haciendo que la humanidad en vez de liberada se halle cada vez más contaminada, afectando en primer lugar a las poblaciones intelectuales y urbanas que dan rienda suelta a su imaginación. Los campesinos, pegados a la tierra y a los productos que de ella se obtienen se mantienen alejados de tal plaga de desparrame espiritual y religioso; y como es hábito en el terreno de las religiones surgen las divisiones, las sectas, lo que conduce a guerras santas y a la proliferación de gurús místicos que guían a diferentes facciones a la rebelión, bajo el estandarte de una inamovible ortodoxia…La solución a este desmadre vendrá solamente cuando los nombrados carburadores sean destruidos, si bien para entonces el mundo está en una situación realmente caótica.

La sombra del panteísmo de Giordano Bruno ( que hablaba del Alma del mundo y de la imposibilidad de la existencia de dos infinitos: el universo y Dios, de donde se deducía que eran uno y lo mismo) , y de Spinoza con su Deus sive Natura ( Dios, es decir la Naturaleza) planean sobre la narración. Me viene al recuerdo , asociando esta especie de hurto a la divinidad, la curiosa disquisición teológica que se originó ante el hecho de la creación por parte de una escuela rabínica, encabezada por un tal Isaac Luria, que venía a mantener que ante la dificultad que tendría Dios a la hora de pasar al acto de crear el mundo y demás, debido a su omnipresencia, hubo de recurrir a la creación de un hueco en sí mismo para dejar lugar a lo creado, exiliándose dentro de sí mismo para dejar lugar ( puede verse la exposición de tales ideas en la obra de Karen Armstrong: Los orígenes del fundamentalismo en el judaísmo, el cristianismo y el Islam. La intolerancia religiosa frente al progreso ( Tusquets, 2004).

+ El caso Macropulos ( 1922)

El texto fue utilizado por Leos Janacek para una ópera ( Leoš Janáček – Věc Makropulos – The Makropulos Affair – Elisabeth Söderström – YouTube ). La obra comienza revisando algunas cuestiones relacionadas con unos asuntos de herencia que han preocupado a varias generaciones de la familia del barón Ferdinand Josef Prus, pasando a su familia la herencia de la familia Prus, en contra de la decisión escrita de que debía pasar a manos de una orden religiosa. En el momento en que los tribunales parece que van a dictar sentencia a favor de los Prus aparece una cantante de ópera, Emilia Marty, que pone patas arriba la versión extendida, indicando que ella puede señalar en donde se halla un documento que probaría el verdadero carácter del testamento. Tras algunas vueltas y revueltas se aclara que tal señora había vivido trescientos años debido a un elixir contra el envejecimiento que se le había suministrado; al final la señora abandona el deseo de alargar eternamente la vida, haciendo desaparecer la fórmula maravillosa.

+ La guerra de las salamandras ( 1936)

« El pueblo necesita una fantasía excepcional en una palabra: un hechizo de una poética inmensa que logre encender la cautivante chispa de lo inesperado en la vida cotidiana»

La acción se sitúa en una pequeña isla del Pacífico a la que llega el capitán Jan Van Toch y donde descubre una nueva especie que es similar a las salamandras sin bien a poco que se observe se ven ciertos comportamientos particulares : sus manos parecidas a las humanas, la postura que adoptan y ciertos rituales de danza; el sorprendido capitán las denomina tapa-boys o simplemente salamandras ( otorgándoles un nombre técnico: Andrias Scheuchzeri). Lo que va más lejos todavía y causa más sorpresa es la capacidad que poseen para aprender a hablar; escuchan y entienden lo que se les dice y llegan a comprender las noticias que aparecen en la prensa. El peligro que acecha a tales seres son los tiburones y con el fin de defenderse de ellos, el capitán les suministra arpones y cuchillos con el fin de que hagan frente a la amenaza de los depredadores y a cambio el capitán recibe las perlas que ellos recogen.

La ampliación de las salamandras por distintas zonas de las costas del planeta, en especial a Francia y a Estados Unidos, no deja de sorprender a los habitantes de tales lugares que las utilizan como objeto de sus espectáculos, mas lo que resulta más atractivo en estos seres es que supone una mano de obra barata y con la que se obtienen grandes beneficios; la prensa haciendo la ola al unísono con los intelectuales que solamente se fijan en el exotismo del fenómeno, sin percatarse de la amenaza que la proliferación de tales seres y el crecimiento de su poder pudieran acarrear.

Si al principio la novela se desarrolla por los ambientes propios de las novelas de aventura, y por el terreno de lo descriptivo, pronto adquiere unas tonalidades que ensalza el trabajo y los beneficios que de él, o con él, se pueden extraer. En este orden de cosas las salamandras son explotadas cada vez más al tiempo que se les van otorgando mayores concesiones: en especial, en lo relacionado con el alimento y las armas que ellas llevan al fondo del mar, iniciando al tiempo en tal lugar inaccesible a los humanos la construcción de fábricas, lo que a la larga da paso a las reivindicaciones de las dichosas salamandras.

La visión que se va dando de tales animales, de su comportamiento y de las relaciones que se van estableciendo entre estos y los humanos se va ofreciendo por medio de diferentes personajes que van dando su visión del asunto; testigos, viajeros, noticias de prensa, reuniones internacionales, todo ello sirve para ir trazando un plano general de la situación y su desarrollo. Ciertos personajes, además del capitán, cobran relevancia: G.H.Bondy que es un hombre de negocios judío praguense, y su mayordomo Povondra, que sería la voz del propio autor.

Karel Capek escribe la obra en los momentos en que se da un ascenso fulgurante del nacionalsocialismo, y en la novela asistimos a la desestabilización que supone el crecimiento de las zonas que van siendo copadas por las salamandras, que van desarrollando un nuevo orden que además de más espacio vital llega a reclamar la re-elaboración de los continentes para hacer ganar espacio al mar frente a la costa que es el terreno de los humanos; la invasión de tales seres alcanza hasta a zonas del interior, así en el río checo Vltava se ve asomar la negra cabeza de alguno de ellos. No hace falta dar muchas vueltas a la trama para observar que la crítica al capitalismo, y sus ansias ilimitadas del logro de beneficios, atraviesa la novela ; tales ansias por lograr riqueza se convierte en el objetivo que prima haciendo olvidar otros aspectos fundamentales en la vida de los humanos. Tampoco es abusivo señalar que los toques de orden ecologista, avant la lettre, se dejan ver en la obra.

Se ha de tener en cuenta , reitero, el contexto en la que se escribe la obra: la cuestión de las colonias, con la opresión y explotación que conlleva su implantación, y los llamamientos a la rebelión ( ¡ salamandras del mundo entero , uníos!), el ya nombrado ascenso del nazismo con la consiguiente exaltación de la raza pura y superior, los apaleamientos de las salamandras por parte de la población que recuerda los ataques a los judíos, a los negros, a los diferentes, etc. Tampoco quedan fuera del foco la política de concesiones que hace que el monstruo vaya creciendo ( dardo directo lanzado a los permisivos pactos de las organizaciones internacionales, la Sociedad de Naciones en concreto, a la permisiva prensa y a la candidez acomodaticia de los intelectuales).

El tono de la obra, en especial de las páginas finales, expresa la posibilidad del fin de la raza humana, si bien los negociadores de las salamandras, y su jefe, chef Salamander, resultan ser humanos…se palpa, de todos modos, una atmósfera de descenso a la perdición ( significativas resultan las ideas del teórico Wolf Meynert que reflejan posturas cercanas a las de Spengler en La decadencia de Occidente, publicada en 1922).

Las pistas que abre la fábula, de la que no cabe ignorar ciertas visiones proféticas, son numerosas , además de las ya señaladas y ampliándolas se puede señalar, me conformo con indicar algunas con referencia a algunas páginas significativas, las alusiones a la técnica ( 198), el papel de las metáforas ( 139), cuestiones relacionadas con la educación/ domesticación ( 142) , las doctrinas de la expansión vital tan aireada por los nazis ( 186), la creación de muros ( 148), la guerra ( 182), los pogromos ( 178), el nombrado productivismo ( 163), el parasitismo de ciertas razas que decían ( 191 / sin obviar la pura salamandra del Norte, trasunto de la aria), el sentido de culpa ( 229)…y los espectáculos de exaltación del macho y sus valores, el papel de la prensa ligado a los negocios, ciertos transportes que recuerdan a los que fueron sometidos los judíos y otros, la adoración y fe ciega en la idea de progreso, ciñéndola a lo material…

En fin, dejando la palabra al autor: « No es una utopía, antes bien es el día de hoy. No es una especulación acerca de tal o cual futuro, sino un reflejo de algo que existe y en medio de lo cual estamos viviendo».

Sí quisiera concluir señalando que una interpretación que pusiese el signo de igual entre salamandras y nazis, única y exclusivamente, crujiría por todas las esquinas, ya que si bien ello es cierto en algunos, bastantes, casos, éstas también representan en otros el papel de víctimas ( explotadas, perseguidas, etc.). De este modo, las críticas que dirige el escritor toman protagonistas variables que funcionan con versatilidad caleidoscópica…lo que hace que lo esencial sean los fenómenos a los que se dirige la crítica.

+ Apócrifos ( 1945)

En esta recopilación se reúnen treinta narraciones en las que se revisa la historia y los mitos y leyendas que han abundado a la hora de narrarla. La re-escritura de la versión opuesta a la oficial, heredada y consagrada, de algunos episodios está realizada con humor afilado y con una desarrollada tendencia a conducir al terreno de las aporías. La condena de Prometeo y su robo del fuego y el posterior juicio al que fue sometido y la condena que le fue impuesta; somos también conducidos al Paleolítico en donde asistimos a una lucha de generaciones, oponiéndose los ancianos a las nuevas costumbres que comienzan a usar sus hijos y, nada digamos, sus nietos: desde el uso de los huesos en vez de las piedras para la elaboración de armas, a las pinturas que los jóvenes realizan en las paredes de las cuevas con el consentimiento y elogio de los padres que las consideran actos de creación que han de ser aplaudidas…lo viejo lucha por mantenerse ante lo nuevo que se va imponiendo a pesar de las protestas de los defensores de la tradición; se nos ofrece la versión de la batalla de Troya, y las fantasmadas que en torno a ella y a sus fanfarrones personajes se han difundido vía Homero: héroes que no lo son tal, Aquiles, Héctor, Helena, etc. De igual manera se deconstruyen las batallas de los romanos , que no tuvieron lugar y que hace que distintos protagonistas cuenten sus contradictorias versiones. Conoceremos una carta de Carlo Magno dirigida a su maestro Aristóteles en la que le explica los motivos de su política expansiva hacia el Este. También la Biblia es visitada y el episodio de Sodoma y Gomorra y la búsqueda de los posibles justos que allí pudieran habitar que supondría el cambio de la decisión divina, muestra igualmente a un rebelde Lot que se resiste a someterse a la condena de Yavé que le es transmitida por los ángeles, aferrándose a su amor a la patria, pues él quiere mantenerse fiel a su pueblo. Marta y María y sus cuitas domésticas son exploradas con gracia, no quedando ausente de la visita el resucitado Lázaro. No sale bien parado Cristo que con su multiplicación de panes y peces mosquea sobremanera a los panaderos y pescateros, que ven con disgusto que los precios de tales alimentos caen en picado…y también son visitados y retocados Pilatos que se descarga de culpa, Atila, Francisco de Asís, Hamlet. Don Juan , Romeo y Julieta o Napoleón al que conocemos en sus tiempos escolares con mote incluido.

——————————————————————————————————————————–

Bibliografía:

+ Capek, hermanos. «R.U.R. y el juego de los insectos». Alianza Editorial, 1966.

+ Capek, Karel. «El caso Macropulos». Editorial Arte y Literatura, 1967.

+ Capek, Karel. « La fábrica de absoluto». Círculo de Lectores, 2003.

+ Capek, Karel. « Apócrifos». Valdemar, 2009.

+ Capek, Karel. «La guerra de las salamandras ». Gigamesh, 2017.

+ Diccionario de Literatura. 2. Literaturas europeas. Penguin / Alianza, 1982.

+ Klíma, Ivan. « El espíritu de Praga ». Acantilado, 2010.

+ Magazine littéraire n.º 255 / juin 1988: «Prague et ses écrivains. De Jan Hus à Kundera».

+ Magazine littéraire n.º 387 / mai 2000: «La renaissance de l´utopie».

+ Manguel, Alberto y Guadalupi, Gianni. «Breve guía de lugares imaginarios». Alianza, 1992.

+ Pàmies, Teresa. «Praga». Ediciones Destino, 1987.

+ Ripellino, Angelo Maria. « Praga mágica». Julio Ollero Editor, 1991.

+ Riquer, Martín de y Valverde , José María. «Historia de la Literatura universal. Volumen 10». Planeta, 1986.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More