Juntos y juntas podemos. Es la hora de la unidad contra la troika, contra el capitalismo

1. Mientras celebramos hoy este mitin en Madrid, en Gaza están lamiéndose las heridas provocadas por las bombas enriquecidas con algún horrible producto químico que matan a población civil indefensa, a niños, dejan secuelas para toda la vida y destruyen las pocas infraestructuras que el “ Plomo Fundido” de hace 4 años dejó en pie. El ambiente en Gaza es de euforia, pero sabemos que los criminales sionistas no se detendrán aquí. Tienen el apoyo , por acción u omisión, de toda la comunidad internacional, EE.UU y la UE en primer lugar, aunque empieza a haber grietas en los países árabes, en buena parte por el empuje que tuvieron las revueltas de hace un año. Hoy, aquí, en un mitin internacionalista, nuestro primer saludo debe ir para ese pueblo palestino que resiste las bombas, a los aviones inteligentes y al uranio. La izquierda anticapitalista debe denunciar a esta UE canalla, que apoya o se calla cuando Israel masacra a los palestinos/as. El domingo a las 12h. en Cibeles el pueblo solidario de Madrid va a rechazar esta nueva masacre. ¡PALESTINA VENCERÁ! ¡ PALESTINA LIBRE!

2. Esta misma UE, que junto al Banco Central Europeo y al FMI conforma la Troika de criminales, quiere enviar a la miseria a los pueblos del Sur de Europa , ahora también a Francia y, más pronto que tarde, a la clase trabajadora alemana. Es la UE de Maastricht, la que consagra el neoliberalismo como ideología de Estado y cuyo proyecto constitucional fue rechazado por la mayoría de los franceses y holandeses. Los “hombres de negro” no son marcianos sino agentes de los gobiernos y del gran capital europeo. En todos los países hay troikas visibles e invisibles que ordenan y mandan. Derrotarlas exige un frente común que hemos empezado a construir el 14N. Es urgente reforzar especialmente la solidaridad entre los pueblos de los países del Sur, especialmente con el pueblo griego, sometido a decisiones bárbaras, empujado a la desesperación y al suicidio. Hay una complicidad de gobiernos desde Berlín a Madrid y desde Londres a Lisboa, y de los poderes económicos, desde el Deutsche Bank al Banco de Santander, en la destrucción de derechos sociales y de los instrumentos democráticos que ayudan a defenderlos. Hay que enfrentarle una solidaridad que incluya a movimientos sociales, sindicatos y organizaciones políticas comprometidas con la resistencia. Necesitamos una Europa radicalmente distinta, una Europa de los y las de abajo, una Europa al servicio de la gente y no de las multinacionales y el capital financiero. Esa es la Europa que defendemos y que ponemos en valor con mítines como este. Para empezar el camino hacia ella, necesitamos construir una resistencia común: el 14-N ha sido un primer paso que hay que profundizar. El objetivo debe ser convocar una HG en todos los países de Europa el mismo día, así como jornadas de acción comunes como preparación de la misma. Un fantasma recorre Europa… es el de la clase trabajadora que vuelve a tomar conciencia de serlo.

3. En el Estado español, la HG del 14-N ha movilizado a centenares de miles de personas. Los miles de piquetes informativos que durante la noche y la mañana ocuparon las calles de las principales ciudades son la mejor noticia de la Huelga: allí confluyó todo el mundo, allí estaban sindicalistas de CGT, CCOO, UGT, Intersindical, Co.Bas, SAT, de las Mareas, estaban l@s estudiantes, JSF, estaban asambleas del 15-M, el 25-S, estaban militantes de IU, del PCE, de IA, de CR, estaba la izquierda social y política que quiere plantarle cara a los recortes. Los piquetes del 14-N, incluso por encima de las manifestaciones, deberían ser el embrión de un nuevo y potente bloque social alternativo que enfrentase los recortes mediante un plan de movilización sostenido. Ellos tienen sus propios piquetes, policiales, mediáticos, empresariales. El nuestro no puede ser una Cumbre Social sin fuerza real organizada detrás y creada a mayor gloria de CC.OO y UGT: es necesario un nuevo instrumento donde confluyan todas las corrientes sociales y políticas. Este es el piquete que puede acabar desalojando al PP del poder e inaugurar una nueva etapa. Y es necesario que se dote de un programa de urgencia social contra la crisis y los recortes, entre cuyas demandas inmediatas debe situarse la exigencia de moratoria del pago de la deuda, una auditoría ciudadana de la misma y el rechazo a pagar la que sea ilegítima ( contraída con bancos, grandes constructoras, infraestructuras inservibles y antiecológicas), la expropiación sin indemnización del sistema bancario, la paralización inmediata de los desahucios y la aprobación de una dación en pago retroactiva con alquiler social universal y la derogación de todas las reformas laborales, de pensiones y del sector público, reestableciendo los derechos conculcados durante todos estos años. Desde el 29-M las resistencias van progresando y la conciencia del atraco es cada vez mayor (desahucios, sanidad): BOTÍN, RATO, FLORENTINO: No vamos a pagar vuestras miserables deudas.

4. El Gobierno de Rajoy acaba de cumplir un año. Ha sido un año de mierda. Más paro, menos derechos sociales, más privatizaciones, más racismo y exclusión de inmigrantes, más ataques contra los derechos reproductivos de las mujeres y su confinamiento en las tareas domésticas con la eliminación de las ayudas para dependencia. Rajoy ha hecho muchas cosas que dijo que no iba a hacer, pero la brutalidad del PP era algo de sobra conocido, al menos en los círculos de izquierda. El instrumento para imponer recortes es cada vez más diversas formas de represión de la resistencia. Necesitamos organizar una respuesta democrática amplia frente a ellas y también formas de autodefensa. Si no los frenamos y no nos preparamos para defendernos estaremos cada día más cerca de que los antidisturbios maten a algún compañero.

El PP es un partido heredero directo del franquismo, sus dirigentes son los nietos de las élites fascistas que cometieron un genocidio contra las izquierdas durante y después de la Guerra Civil. La Transición solo fue un cambio de élites dentro del mismo tronco franquista, con la colaboración posterior del PSOE de Felipe González, que es el origen de la actual e irreversible crisis de identidad del PSOE. La Diada del 11S fue recibida con odio o con temor por los valedores del régimen. Nosotros/as con alegría. Por más que se puedan manipular sus consecuencias, expresa un potente rechazo del régimen establecido en nombre del derecho a la autodeterminación que es un derecho democrático fundamental.

Apoyamos la consulta, que tendrá enemigos muy potentes, especialmente fuera de Catalunya. La decisión democrática del pueblo catalán, como mañana la de los pueblos de Euskal Herria o Galiza, sea cual sea, incluyendo por supuesto la independencia, deberá ser defendida sin condiciones por toda la izquierda en el Estado español y en la UE. Si los pueblos quieren estar unidos, tiene que ser después de haber ejercido su libertad para decidirlo y nunca porque lo diga una Constitución redactada bajo supervisión de los militares franquistas.

IA lo tiene claro y es y ha sido siempre firme defensora de este derecho. Hoy lo decimos alto y claro: autodeterminación en Catalunya y Euskadi YA.

5. Pero hoy también nos enfrentamos a la necesidad de articular una alternativa política de izquierdas en ruptura con la Troika y con la dictadura de la deuda. Una alternativa capaz de disputarle el poder a los de arriba, a banqueros, políticos a su servicio, y a empresarios sin escrúpulos. Una alternativa tan leal a los de abajo como lo son el PP y el PSOE a los de arriba. Una alternativa que sea creíble social y electoralmente. Una alternativa que funcione de forma democrática y transparente y que no cobije a burócratas y profesionales, sino a activistas y militantes. Hoy, lamentablemente, no disponemos de esta herramienta, que sería imprescindible, pero hacia la que hay que dar pasos. Algunas iniciativas intentan responder a este vacío, como el denominado Frente Cívico de Anguita, y son saludables sus intentos de ir agrupando gente, pero pensamos que la gran pregunta sigue sin responderse ¿ qué otra izquierda necesitamos? ¿ qué programa de urgencia debe defender? Y sobre todo ¿ qué políticas concretas y qué alianzas y para qué objetivos debe perseguir? Nosotros estamos convencidos de que hay posibilidades de avanzar pero los debates vitales no se pueden meter debajo de la alfombra. IU es la principal organización de la izquierda hoy y debería ser la principal fuerza motora en un proceso de recomposición de la izquierda. Pero comprobamos como , en Andalucía, 8 millones de habitantes, casi como Grecia, gobiernan con el PSOE social-liberal y aplican los recortes impuestos por la Troika para que “cuadren” las cuentas. ¿ Cómo se puede romper con la dictadura de la deuda y de los mercados si se acepta gobernar y aplicar recortes bajo su yugo? Ese no es el camino. Aquí, en Madrid, hay movimientos interesantes en IU-CM para quitarle la mayoría a la burocracia que dirige la organización, encabezada por el eterno Angel Pérez. Esta gente joven y activista puede forzar un cambio que sería saludable pero rápidamente se encontrarán con el dilema que su dirección federal plantea: si Andalucía funciona como experimento, ¿ por qué no extender el modelo a todo el Estado si los números cuadran en 2015 o cuando sea? Cualquier alternativa política como la que he descrito pensamos que debería partir de un planteamiento diferente: hay que pelear por disputarle el poder a los de arriba, no por ser sus gestores, a disgusto y por imperativo legal, pero sus gestores al fin y al cabo.

Es necesario crear expectativas de cambios politicos y sociales profundos para que se refuercen los procesos de lucha en curso. No pueden lograrse con “austeridad de izquierdas”, “por imperativo legal”, como pasa en Andalucía. Hay que construir una mayoría social y política que esté a la altura de la voluntad de cambios radicales expresada el 14N, que no se deje atemorizar por los chantajes que lleguen de los poderes establecidos aquí o en Bruselas, que no admita barreras constitucionales que impiden el acceso a vivir dignamente.

6. Me gustaría hacer una reivindicación del Madrid rebelde. Esta ciudad lleva muchos años gobernada por la derecha y tiene inercias conservadoras evidentes. Es la ciudad que alimenta con su corrupción pública y privada tragedias como la del Madrid Arena. Y tiene símbolos mundiales como un club de fútbol, el Real Madrid, dirigido por dos tiburones infectos como Florentino y Mourinho . Pero hay también una parte, creciente, del pueblo madrileño que lleva años resistiendo en la calle y que merece un homenaje. Es la gente de La Princesa que ha resistido de forma ejemplar el intento de desmantelar su Hospital. Es también es la ciudad de la Marea Verde de la Educación, de los activistas de la PAH que han parado más de 200 desahucios, del 15-M y de la Acampada de Sol, del 25-S y sus rodeas al Congreso, de los Centros Sociales, de la Marea Blanca , que ya ha conseguido pequeñas victorias que esperemos se conviertan en grandes dentro de poco. El de la interbarrios del 15-M que mañana va a tratar sobre cómo organizar la resistencia barrial a la dictadura de la deuda. Es el Madrid de la gente de abajo, de los currantes, de los que no se resignan, de los que llevan un mundo nuevo en sus corazones. Ese es nuestro Madrid, el de las pequeñas cosas que aspiran a ser muy grandes dentro de poco.

7. Para terminar, me gustaría hacer un elogio y una llamada: me gustaría hacer un elogio de la militancia política . Esa que muchos de los/as que estamos en esta sala conocemos tan bien. Esa que nos mantiene reunidos hasta altas horas, pegando carteles, mandado correos, metidos en mil listas de correo, currando en el sindicato, en la asamblea del barrio, en la plataforma”x”, en el movimiento “y”. Esa que nos hace no poder ver tanto como quisiéramos a la familia, que nos hace no tener fines de semana libres porque hay manis de esto y aquello y”como-no-vamos-a-ir-con-la-que-está-cayendo”. Pero la militancia también es encontrarnos y debatir con aquellos con los que compartes una idea de cómo debería funcionar el mundo y la vida. Una escuela de formación permanente donde ponemos en práctica esa sociedad que nos gustaría construir. Y sobre todo, el paso imprescindible para cambiar el mundo. Sin ideas no hay organización, pero sin organización no hay transformación social posible. Por eso, hoy más que nunca, hay que militar compañeros y compañeras, en la Universidad, en el sindicato, en la asamblea del barrio, en el movimiento ecologista, en el feminista. Y, si me permitís, también en IA.

Los tiempos son duros. Pero dejemos el pesimismo para tiempos mejores .Muchas veces, también el 14N ,hemos gritado Sí se puede cuando han tratado de impedirnos luchar por lo que es justo y necesario.

Sí podemos, juntos y juntas podemos. Sin renunciar a las ideas propias, pero valorando todo lo que podemos hacer en común, y sólo lograremos si lo hacemos en común.

Es la hora de la unidad contra la troika, contra el capitalismo.

Sí, podemos.

SALUD, FUERZA Y ÁNIMO COMPAÑEROS/AS

HASTA LA VICTORIA

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS