Publicado en: 12 febrero, 2019

Julio Cortázar: El eterno cronopio

Por Colombia Informa

Julio Cortázar es considerado uno de los grandes escritores latinoamericanos de todos los tiempos. Su obra literaria marcó a toda una generación, siendo fundamental hasta nuestros días. Rayuela es su obra más notable, además destacan sus cuentos. Julio Cortázar nació en Bruselas el 26 de agosto de 1914, hijo de Julio Cortázar y María Herminia […]

Julio Cortázar es considerado uno de los grandes escritores latinoamericanos de todos los tiempos. Su obra literaria marcó a toda una generación, siendo fundamental hasta nuestros días. Rayuela es su obra más notable, además destacan sus cuentos.

Julio Cortázar nació en Bruselas el 26 de agosto de 1914, hijo de Julio Cortázar y María Herminia Descotte. Con la ciudad ocupada por las tropas alemanas, la familia se desplazó a Ginebra y posteriormente a Zurich hasta el fin de la Primera Guerra Mundial. En 1918, la familia se instaló en el suburbio bonaerense de Banfield en Argentina. Tras el abandono de su padre, Julio Cortázar vivió con su madre, su hermana, su tía y su abuela.

Cortázar escribió su primera novela en 1923 con tan solo 9 años. En 1932 obtuvo el título de Maestro Normal, y en 1935, el de Maestro Normal en Letras. Ingresó a la Facultad de Filosofía y Letras. Fue profesor en Bolívar y Chivilcoy. En 1938, publicó bajo el pseudónimo de Julio Denis su primer poemario, “Presencia”.

En 1951 publicó su primera gran obra narrativa, Bestiario. Poco después, descontento con el régimen político de su país, dejó Argentina para radicarse en París, donde se desempeñó como traductor en la ONU.

En 1960 publicó su primera novela, Los Premios. En 1962 aparece Rayuela, destinada a convertirse en el primer gran éxito internacional del boom de la literatura latinoamericana de esa década. Cortázar activo en la vida política desde el tiempo en que Juan Domingo Perón era Presidente de Argentina; aunque antiperonista, Cortázar no participó en grupos o asociaciones políticas.

En 1961 comenzó sus viajes a Cuba y descubrió “La revolución cubana me mostró entonces el gran vacío político que había en mí, mi inutilidad política”. Así, años más tarde, en el prólogo del “Libro de Manuel”, Cortázar afirmó que “Más que nunca creo que la lucha en pro del socialismo latinoamericano debe enfrentar el horror cotidiano con la única actitud que le dará la victoria: cuidando precisamente, celosamente, la capacidad de vivir tal como la queremos para ese futuro, con todo lo que supone de amor, de juego y de alegría”.

Cortázar es considerado uno de los autores más innovadores y originales de su tiempo. Maestro del relato corto, la prosa poética y la narración breve en general, se le puede comparar con Jorge Luis Borges, Anton Chéjov o Edgar Allan Poe. Fue creador de importantes novelas que inauguraron una nueva forma de hacer literatura en Latinoamérica, rompiendo los moldes clásicos mediante narraciones que escapan de la linealidad temporal y donde los personajes adquieren una autonomía y una profundidad psicológica pocas veces vista hasta entonces.

El 12 de febrero de 1984, murió  de leucemia y fue enterrado junto a Carol Dunlop en el cementerio parisino de Montparnasse.

CI /SZ/FC/12/2/2019/09:00

COLABORA CON KAOS